Archivo de la etiqueta: Dibujados

Más novedades dibujadas!

En esta segunda parte del año, se observa una seguidilla de eventos de historieta que concentran gran actividad, en especial porque a partir de mañana, con la catorceava edición de Dibujados y -en menos de 2 semanas- con la cuarta edición de Comicópolis, los editores ponen oficialmente todas sus novedades al alcance directo del público. En general, hay una tendencia que se mantiene en estos últimos años y es que el volumen de lanzamientos siempre va en constante aumento. De hecho, este recorrido por las nuevas ofertas editoriales, se suma al que ya hizo Sergio Schiavinato, con la certeza que se necesitarían 2 o 3 notas más como para hacer una cobertura exhaustiva de la escena actual. Pero ya queda en manos del lector animarse, ir, charlar con los autores, atreverse con cosas nuevas, hay un mundo de historietas por descubrir. Por último, es importante mencionar que en el próximo Comicópolis, el sector fanzines va a tener un total de 200 expositores, una cifra que probablemente sea un pico histórico de participación y actividad. Hay historieta para rato, señores. Ahora sí, a los papeles.

Los amigos de Panxa Editorial, que también forman parte de la organización de Dibujados, siempre tienen cosas nuevas que mostrar. La primera cosa que hay que mencionar, es la edición del demorado Cíclico, el libro de Luis Gory, que por complicaciones de último momento no llegó al Dibujados pasado, pero que esta vez está listo en tiempo y forma. Cíclico explora lo circular de los ritmos vitales y está escrito y dibujado por Gory, con textos de Godofredo Fink al principio de cada capítulo. Son 48 páginas, a todo color, en un formato algo atípico -12 x 17 cm.-, cosidas a la manera japonesa. Un libro objeto. Además, Federico Ferro -(a) Epileptic Fred– edita Los Caminos del señor Nada. El personaje fue una sección fija en la revista Panxarama y también apareció en la revista-libro de ciencia ficción Cuásar, además de inaugurar la colección Libros de Juguete con PLOC. La historia es muda y en completo blanco y negro. El libro tiene un formato 14 x 20 cm., en cartoné lomo recto.

La colección Libros de juguete agrega un titulo más ya que El pozo, el amo es el volumen 7 de la colección. La obra es un trabajo de Juani Navarro, sobre textos de Rafael Barret -escritor anarquista español-. Navarro es un autor particular, con un estilo de dibujo que conecta con el underground norteamericano –Robert Crumb y Peter Bagge-, pero con una inconfundible impronta argentina. Su obra Pueblo Chico, también editada por Panxa hace unos años, lo mostró como un autor maduro y listo para que más lectores lo conozcan. El pozo, el amo es un minilibro -5 x 7 cm, o sea, un A8 refilado- y la encuadernación es cartoné lomo recto -o sea el tapa dura tradicional-. Todas las encuadernaciones de Panxa son un trabajo artesanal, algo a lo que Federico es muy afecto y maneja con excelencia. Para un bibliófilo y coleccionista de libros objeto, estas ediciones son la perdición absoluta.

Desde la costa del sudeste bonaerense -osea, Mar del Plata y aledaños-, llega una nueva editorial de nombre Faro Negro, dirigida por 3 artistas de la  zona –Kundo Krunch, Lou y Manu Amagi-, que se propone como una cooperativa de autores, además de una familia y una trinchera para la historieta independiente y autogestiva. Entre sus lanzamientos está Pagano, de Raúl Andrés Gómez y Lou. Un magazine apaisado en formato A6 -14,8 X 10,5 cm.- a todo color, que cuenta una historia de horror, escrita por Gómez e ilustrada por Lou, que muestra los ancestrales secretos de una tribu y su misteriosa forma de procrear, y cuya frase de apertura es ‘Escucha a través del viajero de los mil mundos su primer encuentro con los arboles místicos’.

El segundo título es Teatro Macabro, de Lou, una caja de madera tallada que contiene cuatro fanzines con historias unitarias que cuentan diferentes períodos y etapas en su vida.  Algunas son historias macabras, otras catárticas, en donde la caja es un símbolo de contención y final. Todo en formato A6 -10,5 x 14,8 cm.-.

El amigo Nick Gregory, ya en camino a convertirse en un histórico de la edición autogestiva, acaba de fundar su propio sello, hablamos de Zingo comics, que sale a la cancha con dos publicaciones. La primera es Punkpurrí, una recopilación de historias que Nick ya publicó en los fanzines Espinazo y Padawan, por lo que la revista en un recorrido por su carrera y su evolución en el dibujo. Hay también trabajos inéditos, entre cada historia hay un separador con ‘chistes tontos’ -algo con lo que Nick juega mucho en las redes sociales-, además de una historia  basada en una canción de Flema, la mítica banda de Ricky Espinoza. Hay que aclarar que la postal de Justin Bieber viene dentro del fanzine como regalo. Solo cabe decir una palabra: Tremendo.

La otra novedad de Zingo es el cuarto número de Padawan. Un fanzine que comienza a construir una cierta trayectoria en el medio, y que tiene posibilidades crecer. La antología mantiene a los mismos autores –Rex Lupus, Alico, Leox, Noelia Mol y Nick Gregory-, por lo que algunas historias con continuará siguen su marcha. Como es costumbre, las tapas siempre están a cargo de un talento, y esta vez le tocó a Jok.

El ahora antropólogo Ricardo De Luca, editó -años ha- un fanzine que alcanzó los diez números en un periplo de algo más de 4 años entre 2002 y 2006, y que contaba las historias del Urbanomutante, el misterioso guardián de Urbanópolis, una ciudad donde todo podía ocurrir. Duma Ediciones vuelve a reincidir con este clásico underground, lanzando una selección de los últimos 3 números de Urbanópolis, agregando dos episodios más, uno del primer número de la revista -pero redibujado para la ocasión- y otro inédito por completo. Son 96 páginas en blanco y negro, en formato 14 x 20 cm.  El libro cierra con un epílogo escrito por cierto servidor. A darle una chance que De Luca sabe lo que hace.

Luego de hacer Crónicas de Tinta,  el bueno de Marce Martí reaparece con Cyra y la Vida, una tira cómica que sigue las vivencias de Cyra, una chica cínica -y hasta anarquista- que tiende a romper las reglas de manera continua. La protagonista está acompañada por su -única-  amiga, Pilar, casi su contracara -hippie y siempre alegre sin importar qué-, y su mascota, un cuervo bocón y de pasado dudoso. Las historias de Cyra lo abarcan todo, desde escaparse de clases en la escuela, a la apertura de un portal interdimensional en el inodoro de su casa, o llevar a la esclavitud a una comunidad de duendes que viven debajo de su cama luego de comerse a su reina. Si hay una situación complicada, ella seguro está ahí para sacar provecho. Después de cierto tiempo sin publicar, en este regreso, Marce Martí muestra un trazo más suelto pero a la vez seguro, con buen manejo de los grises.

Antes de seguir adelante, hay que mencionar un nuevo talento de reciente aparición, se trata de Tatiana Cuccaro, mejor conocida en el medio como Blinka, y que lleva 5 números de su revista Queseyó. El terreno del fanzine por lo general depara este tipo de sorpresas, alguien que hace algo casi en secreto y que uno tiene que estar ahí para poder encontrarlo, el asunto es que Queseyó es una buena historia, liviana, sonriente, actual, bien contada y con buenos diálogos. Por supuesto que desde el aspecto formal hay cosas puntuales para mejorar, algunas perspectivas, proporciones y el trabajo de fondos, pero lo principal está, el trazo del dibujo correcto, tiene posibilidades -y por momentos recuerda a Maitena-, y los personajes funcionan. Con respecto a la historia, Robin, una chica de 21 años, se muda fuera de la casa de sus padres y se va a un alquiler compartido, donde conoce a Félix, un muchacho solitario y algo osco. Los nuevos compañeros no podrán evitar ese choque de trenes en colisión que es el amor, pero, en el medio, amigos y enredos hacen las cosas muy divertidas de leer. Si vas a comprar un fanzine, que sea este. Y ojo con Blinka, que se viene.

Para este Dibujados, Frideld lanza a través de Kanazuchi Productions  un nuevo tomo de Onigamen, la segunda parte de En Viaje a Onigahara, donde continúan las aventuras de la sacerdotisa japonesa Sanae, sus demonios protectores Kensei y Haku, el hechicero -y ejecutivo de ventas- Yasuhiro, y la espadachina Tomoko que por fin se reúnen para hacer frente a un mundo diabólico donde deberán luchar contra la bruja Kegare y sus seguidores. Para para volver a casa, nuestros héroes tendrán que enfrentar a los fantasmas de su pasado se  que les pondrán las cosas aún más difíciles, porque como dijo Spinetta, ‘después de todo tu eres la única muralla, si no te saltas nunca darás un solo paso‘. Lo que hace Frideld está muy bien, en especial porque pone el énfasis en el desarrollo de la historia, cuidando los diálogos y la construcción del relato. El dibujo es correcto y cumple su función, juega con la masa de negros plenos, aunque modula muy poco la línea.

Dejamos a los pesos pesados para el final. El amigo César Libardi,  factótum de Rabdomantes Ediciones pega fuerte con tres ediciones. La primera es Paint it black, de Rodrigo Canessa y Nicolás Barbera. La sinopsis dice así: ‘Icarus deambula las calles de Diamond City buscando venganza y justicia, pero cuando un mal mayor aparece, este vigilante se verá cara a cara con su crudo pasado y deberá tomar las decisiones correctas para que todo no termine en una tragedia. Nos sumergimos en la vida de Icarus Black y su lucha contra la corporación Stardust y un enigmático enemigo conocido como Raybakov‘.  En tanto que la segunda es Flash Card Mistery Man, de Damián Connelly y Fernando Calvi. La historia se pregunta ‘¿Qué pasa cuando te despertás en un sótano frío y húmedo y te das cuenta de que ya no sos humano? Nathan es un androide que tiene una misión: Encontrar a una mujer conocida como Baby Blue. Guiado por unas extrañas tarjetas, él deberá sortear una gran cantidad de obstáculos y por sobre todas las cosas, resolver varios misterios.’ Ambas publicaciones son parte del subsello Ojo Eléctrico, al cual hay que estar atentos, pues promete una catarata de títulos para los meses que siguen, todo en formato 17 x 24 cm.

Dejamos el tercer lanzamiento aparte puesto que requiere cierta dedicación. Si algo nos dejó la edición de la efímera y errática Bastión por parte de Gárgola Ediciones en la primera década del nuevo milenio eso fue Angela de la Morte, del enorme Salvador Sanz, y el clásico instantáneo que fue -y es- El Hombre Primordial, de Mauro Mantella y German Erramouspe. Dice Andrés Accorsi en el prologo, ‘El Hombre Primordial es atípica en todo. Habla de sexo, religión y política, despliega un nivel de violencia escabroso, prolijamente ornamentado con una sutil pátina de poesía, y hasta se da el lujo de indagar en un personaje que tiene síndrome de Down…Realmente impredecible, impactante, conmovedora. El resultado es una gema extraña de la Historieta Argentina”. Para esta edición las páginas fueron corregidas y reletreadas, el producto final hace brillar aún más los logros de la obra. Hay que decirlo, esto es compra obligada. Son 108 páginas, en formato 17 x 24 cm.

En el final del recorrido, queda recomendar los dos tomos de una obra que va creciendo con cada página, JellyKid, de Franco Viglino. Editada por Purple Books, a la edición del segundo tomo, se la acompañó con la reedición del primero, ahora con una nueva tapa -alucinante-. No hay mucho para decir excepto que la historia crece en desarrollo y se complejiza sin perder la frescura, esto es aventura pura, lo que nos gusta, bah. La sinopsis del segundo tomo dice así, ‘Oliver lleva bastante tiempo siendo Jellykid, el chico con poderes de aguaviva que defiende a la Tierra y sus habitantes. Una nueva amenaza se esconde en el fondo del océano y, en esta ocasión, nuestro héroe se une a una vieja enemiga, Pangea, para enfrentar a la raza de antiguos seres conocidos como Jellynoids‘. Para el que siga a Franco Viglino, esta nueva aventura del Jellykid es un derroche de talento. La calidad de impresión del libro es apabullante.

Bueno, eso es todo por hoy. Nos vemos en el Dibujados, el único evento del mundo donde la historieta, la amistad y la cerveza se mezclan en partes iguales. ¡Qué más querés, papá!

 

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Novedades dibujadas!

Bueno, ¡que no solo de entrevistas vive el hombre! Y como el próximo finde se viene la decimotercera edición de Dibujados, nos toca enfocarnos en las novedades que van a estar disponibles en el evento de mayor trascendencia en la Historieta Independiente Argentina. ¡Vamos a los bifes!, dijo el carnicero.

Epileptic Fred, no solo es parte de la organización de Dibujados, sino también unos de los comandantes de Panxa Comics, en donde últimamente se ha revelado como un encuadernador obsesivo, sacando una colección de ediciones diminutas en formato inferior al A8 -7,4 x 5,2 cm-, bajo el nombre de Libros de Juguete. Parte de esa colección son los títulos Ploc, de FSF; Andar, de Darío Oliva; a los que ahora se agregan Sin título, de Eme NoregnaExplosión, de Martín Lietti; y Don Bosco Mon Amour, de Ayelén Ripster -con ilustraciones de Noelia Gómez-.  Digamos que esta es una colección por demás de interesante no solo por el tamaño y lo artesanal -cada libro está cosido y encuadernado a mano-, sino por los contenidos seleccionados.

Panxa Comics, además, lanza Cíclico, un nuevo libro del Gory, que explora lo circular de los ritmos vitales. Lo que me llama la atención es que el trabajo esta editado a todo color. Lo poco que vi, me intrigó, así que le pongo una ficha. No sé si, Mundo Gory, estará también disponible en el evento, pero es otro libro recomendable. Por si fuera poco -y como casi siempre- Daniela Ruggeri va a tener disponibles miríada de fanzines chiquititos de temática variada. Dani acostumbra a explorar lo cotidiano -eso que está ahí y por lo general no vemos- desde un ángulo diferente, volviendo novedosa la rutina de todos los días.

Desde la República Socialista de Florencio Varela, llega Fátima Fuentes, una mangaka de producción cuantiosa. Para esta ocasión, las novedades que trae son varias. Primero, está el quinto número de Paka Paka, la epopeya fantástica de los niños guardianes de la realidad. Digamos que de todas las obras de Fátima es la que a mí me resulta más original, porque  tiene un universo bien planteado, con muchos personajes que interactúan entre sí logrando una obra coral, donde la aventura está siempre presente. Por supuesto, Paka Paka es una obra en desarrollo, de la misma manera que Fátima es una historietista en crecimiento, pero la verdad es que causa impresión como la historia y su autora mejoran número a número.

Pero eso no es todo, también están las recopilaciones de En Verano y Pueblo Maldito, dos historias que Fátima serializó hace poco y que ahora están disponibles de manera integral. En Verano es una de Zombies, que recorre las convenciones del género, pero que tiene algunas variantes que la hacen interesante, por ejemplo, cómo los personajes interaccionan entre sí y cómo las víctimas están conscientes de su trasformación en muertos vivientes. Pueblo maldito, por su parte, es un compilado de historias autoconclusivas que exploran el terror y lo fantástico en un paraje que recuerda de alguna manera al conurbano bonaerense. El contenido es un poco desparejo, pero las historias que destacan, lo hacen muy bien.

Ubicado en la costera nación de Mar del Plata, pero de visita en Buenos Aires para el evento, el amigo Kundo Krunch se trae una nueva producción bajo el brazo. Descenso, es un thriller psicológico -una de suspenso, bah-, editado por el sello Faro Negro,  en donde dos personas que viajan en auto entre Buenos Aires y Villa Gessel ven encadenarse una serie de sucesos extraños hasta su inesperado desenlace. Por lo general, Kundo, cual hombre orquesta, suele hacer guión, arte y tapas en sus historias, pero esta vez formó equipo creativo con Amagi en el guión y con Lou en la tapa, para contar esta historia de 26 páginas. Además, Kundo va a tener disponibles sus otras producciones, los dos números de Prototipo 05, y el primer número de Ciudad Mugre Border’s, en donde nuestro amigo muestra su predilección por la ciencia ficción posapocalíptica.

Representando al feudo tandilense, llega la longeva Líder Negativo, el fanzine coordinado por el ascendente Alfredo Retamar. El último número es el 9 y, con 72 páginas, es el más voluminoso de los que se editaron hasta ahora. Como siempre, la antología reúne un numeroso y singular grupo de autores donde el nivel de dibujo es sólido y los guiones cumplen. Al staff permanente -los hermanos Núñez, Grela y Barsi-, se suman nuevos colaboradores. Además, también está Líder Negativo Challenge, que reúne 14 historietas de una página de duración de autores de Tandil, Olavarría, Buenos Aires, Mar del Plata y ¡Chipre! La revista se produjo para el EPAH3, de febrero pasado, y ahora llega al Dibujados.

Volviendo a la jungla de cemento, tenemos a Martín Giménez, factótum de NN Comics, que esta vez viene con dos novedades. Por un lado, tenemos la nueva versión de Panóptico, un unitario protagonizado por Luc The Barbarian. Si bien, la historia estaba disponible al público desde el año pasado, Giménez reescribió y redibujó algunas secuencias, además de agregar páginas, logrando un producto más redondo. Por otro lado, está Rad The V-Raider, una historia ‘a la Marvel Comics’, con no pocas influencias de el ‘Surfista Plateado’, y que a mí me hizo acordar a esta canción y a esta. Hablando ya más en serio, con excepción del efecto 3D en las letras del título, la historia y el dibujo están bien y muestran un crecimiento artístico más que interesante, y a mí -como propuesta- me atrajo. El final abierto promete una continuación de la historia, algo que me gustaría ver.

Nos quedamos casi en familia, para visitar a los muchachos de Vendetta Ediciones, que esta vez se traen la edición en papel de la revista digital El Antro. De alguna manera Vendetta es un desprendimiento porteño de UMC -la editorial avocada a los superhéroes argentinos-, o sea, los miembros de UMC que viven en Buenos Aires y alrededores decidieron seguir haciendo historietas en su tiempo libre y pergeñaron algunas historietas de buena factura, las que recopilaron en El Antro. Para hacerla corta, tanto los guiones de V Von E, Leo Figueroa y Gus Pereyra, como los dibujos de Juan Pablo Massa, Emiliano Urich y Gustavo Jiménez, tienen la calidad suficiente como para poner la propuesta en primera plana. Es casi una compra obligada, y ojo que ya está en preparación el segundo número.

Recorriendo los caminos del manga, nuestra primera parada son los territorios de Editorial Módena, el emprendimiento de siempre inquieto Fernando Biz. Este año, la editorial se viene con todo, y tiene en carpeta un montón de lanzamientos que están por venir, primero, la conclusión de Bienvenidos a República Gada en su quinto tomo -una cifra no menor en estos tiempos ‘indies’- como siempre escrito y dibujado por Biz; segundo, el tercer tomo de Sinestesia, de la talentosa Teora Bravo, que por la calidad de la historia y lo impactante de los dibujos debería ser -hoy por hoy- una posta ineludible para todo lector de la buena historieta; y tercero, Bonded Scars, la historia de una banda de rock, hecha por la dupla Noelia Sequeira y Pablo Rey -y que tuvo su origen en el fanzine Ameku-. Mientras esperamos todo esto, tenemos a Daily Life of Sefora, del español A. C. Puig. Por lo poco que pude ver, la historia hace gala de un humor absurdo y exagerado, pero efectivo al llevar las situaciones al extremo. Estoy seguro que entre los lectores de Editorial Módena esta serie va a funcionar más que bien.

Le toca el turno a Lea Caballero, quien comanda los destinos de Purple Books, una de las editoriales más pujantes de estos tiempos. Empecemos por el fanzine, Lea trae para el Dibujados a Kezia 3.0 -que según escuché se pronuncia ‘quesaia’-, la tercera y última parte de esta epopeya en clave manga ciberpunk, en donde la protagonista se enfrenta a los ‘perfectos’. El fanzine autoeditado está impreso a 2 colores, el dibujo impacta y la historia entretiene. No se puede pedir más. Seguimos con la publicación independiente, el primer tomo de Yo Nen, que tuvo su presentación en público no hace mucho tiempo atrás que y va a estar disponible en el evento. No hace falta hablar mucho de Yo Nen, todo el mundo del ambiente sabe más o menos que se trata de una historia de peleas con personajes bien carismáticos, pero sí hay que aclarar que para esta edición se re-trabajaron todas las páginas. La edición es más que prolija y leerte casi 100 páginas de corrido da gusto.

Cortamos el listado de novedades, para detenernos en la impactante ‘splash page’ de Kezia.

Hago párrafo aparte para hablar de un fenómeno que me sorprende para bien y que habla de cómo se está transformando el medio independiente. Me refiero a la edición de Panteras, de los celebérrimos Mazzitelli y Alcatena, por parte de Purple Books. Durante el último año, ya hemos visto otros ejemplos, como la edición de Sereno, de Luciano Vecchio, por parte de Gutter Glitter, o de Knightmare, de Balcarce y Jok, por parte de Fog of War -y que pronto sumará a Crazy Jack, de Amézaga y Meriggi-. Si ya en años pasados veíamos la proliferación de ediciones a color, que ahora los artistas profesionales elijan sacar nuevos trabajos con editores independientes, muestra cómo los proyectos de autoedición están virando hacia emprendimientos cada vez más comerciales. Veremos dónde termina la movida, pero seguro  todo esto nos habla de un crecimiento lento pero sin pausa del medio en general. No es algo menor… …Volviendo a Panteras, esta es la descripción de la historia: “Panteras es la combinación perfecta de poder, venganza, intriga y conspiraciones. Es una historia inmersa en el África negra, en donde Nabadru, el joven hijo de un poderoso hechicero, decide vengar a su familia y enfrentarse a la organización secreta conocida como ‘Las Garras de la Pantera’. Mazzitelli y Alcatena nos cuentan una fábula acerca de la caída y el ascenso de uno mismo, sobre la redención y el amor, en donde el destino nos irá guiando página tras página mientras recorremos la maravillosa selva africana hacia un inesperado desenlace.” Un libro indispensable para los lectores de historieta.

En el fuero federal, Rabdomantes Ediciones, el sello del amigo rosarino César Libardi, en un ‘joint venture’ con la cordobesa Atmósfera Editorial, de Damián Connelly, han co-editado Psicocandy, un delirio de ciencia ficción ciberpunk con mucha violencia y sexo explícito, escrito por el mismísimo Connelly y dibujado por Nicolás Brondo. Con respecto al guión, si bien repite recursos de trabajos anteriores -como contar la parte por el todo o desorganizar la línea temporal del relato- está entre la mejor producción de Connelly. En cuanto al dibujo, Brondo es un dotado al que le gustan los excesos, sus lectores ya lo conocen. El final de la historia deja abierta la puerta -de manera directa- a una continuación, que -por lo poco que pude ver en las redes- promete y mucho.

Casi al final del recorrido tenemos a Emilio Utrera, un artista y autoeditor que desde 2011 en adelante, cuando apareció con Barras, no para de dar sobradas muestras de su talento. Emilio viene con sus dos últimos hijos, P4triotas y La toma. Vamos por partes, P4triotas parte de la premisa de bajar la idea del ‘supersoldado’ a la realidad cotidiana, contando la historia de 4 superhéroes importados a la Argentina por el gobierno de turno que enfrentan una amenaza atómica. La violencia, el humor negro, la crítica política y social, se mezclan con las costumbres argentinas del día a día, para hacer de P4triotas un combo particular y potente, qué merece ser leído. Después, está La toma, la obra que apareció editada por primera vez en el número 113 de la extinta Fierro. La obra, ahora, fue re-editada por su autor, con nueva tapa e interiores en blanco y negro. La historia de tintes autobiográficos, cuenta cómo los trabajadores de una imprenta se organizan ante el intento de vaciamiento de la empresa por parte de los dueños. Humor, costumbrismo, luchas sociales, idiosincrasia argentina, demás está decir que La toma es un trabajo impresionante, de esos que en unos años va a aparecer entre las grandes obras de la Historieta Argentina.

Por último, ¡el autobombo! Quien esto escribe se convertió hace poco en editor de una antología de nombre Hora Tres. Un grueso volumen de 200 páginas -con tapa de Franco Viglino-. que reúne trabajos de varios autores, algunos de ellos de reconocida trayectoria -como Alfredo Grassi, Jorge Morhain, Gianni Dalfiume, Ernesto Melo, Laura Gulino y Edu Molina-, a los que se suman talentos de hoy -como Renzo Podestá, NN, Hernán Castellano y Fernando Brancaccio-. La revista-libro también incluye una larga autobiografía escrita en primera persona por José Muñoz -autor de Alak Sinner, Sophie, En el bar y Carlos Gardel-, además de algunas notas de investigación sobre la Historieta Argentina, escritas por Ricardo De Luca. También, hay ilustraciones de grandes artistas y amigos como Martha Barnes, Paula Andrade, Fátima Fuentes, Lea CaballeroKundo Krunch y más. Todo en un formato enorme y a un precio irrisorio. De alguna manera Hora Tres es hija de Zinerama, ya en ella también participa el fundador del blog, Roberto Barreiro. Para terminar, queda decir que en Dibujados vamos a compartir stand  con Emilio Utrera, algo que nos llena de orgullo.

Bueno, eso es todo, estén atentos porque antes que la semana termine el ‘bambino’ Schiavinato va a despacharse con otra nota de recomendaciones para el Dibujados. Recuerden asistir bien munidos de moneda corriente de curso legal, tanto para comprar historietas como para tomar una cerveza con amigos, ¿qué mejor plan para un fin de semana? ¡Nos vemos ahí!

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Daniela Ruggeri: La autoedición como una constante

dani-1

Daniela Ruggeri, una de las referentes del medio independiente.

Daniela Ruggeri es una de las presencias más agradables y estables del medio independiente, participando en la organización de Dibujados y, como parte del colectivo Panxa, publicando con sus trabajos para la revista Panxarama y editando en Panxa Imprime.  Siempre sonriente y activa, es hoy una de las voces más autorizadas en lo que se refiere a autoedición.

Fecha de nacimiento, edad, y ¿cuándo hiciste tu primera historieta?

“¡Buenas! Nací el 19 de Abril de 1990, en la Sardá y por ahora tengo 26 años. Mi primera historieta, es difícil, porque las primeras siempre son a los cinco o seis años. La primera más ‘consciente’ del lenguaje habrá sido a los catorce, ponele. Y hay una a los 17 que fue un ‘bueno, quiero hacer esto’. Cuando algo forma parte de tu vida de manera cotidiana -dibujar, contar historias con dibujitos, etc.-, es complicado recordar el punto donde arrancó, es un poco como pensar cuál fue mi primer tallarín con pesto, difícil.”

¿Tenés estudios formales de historieta? Si es así, ¿con quién estudiaste? ¿Cuáles son tus influencias literarias y artísticas a la hora de hacer historietas?

panxarama-01-02

Panxarama, es uno de los fanzines más representativos de la nueva movida independiente que se construyó a partir del 2008 en adelante. Su primer número apareció en Diciembre 2010.

“En historieta como lenguaje no específicamente, excepto un cuatrimestre de la UNA -ex IUNA- donde agarré un proyectual para hacer una historieta y ahí lo conocí a Manu –Manuel Loza-, que fue profe mío por esa temporada. Después, desde los 13 años me formo en Artes Visuales, hice el secundario en el Yrurtia, me recibí de Maestra de Dibujo, le di un toque de años al IUNA y ahora estoy en el profesorado en dibujo de mi querido Yrurtia, de vuelta a casa. En todos estos años, la formación oficial fue más de visuales en general, pero desde que arranqué siempre me especifiqué en dibujo. El trabajo más esforzado fue desprenderme del dibujo académico, un proceso de ‘desformateo’, por decirlo de alguna manera. Estudié años para poder hacerte una pose larga de modelo vivo toda escorzada y re cheta, con la sombra y la proporción y la mar en coche. Y porque soy ñoña, no lo hago mal si tengo que hacerlo -no hay mérito de talento, es práctica nomás-, pero creo que el ejercicio mimético se agota pronto si no tiene sustento teórico, o más bien contexto que lo justifique. Así que jugueteo, y a veces sale mal, pero también a veces sale bien.

panxarama-03-04

Se puede seguir la evolución en el arte de Daniela hacia una síntesis de la línea, a través de las sucesivas ediciones de Panxarama.

A nivel influencias, de chiquita me leía a Gilbert Shelton -había un ejemplar reventado de ‘La guerra de las cucarachas’ de Fat Freddy’s Cat-, bocha de Asterix y muchísimo Tintín -estaba enamorada de Tintín-, Mortadelo y Filemón, Claire Bretécher me encantaba, cosas así, todos libros y revistas usados, leídos y re-leídos. Como en casa mi familia siempre perteneció a oficios relacionados con el libro, estaba lleno de cosas viejas por todos lados y esas historietas me quemaron la capocha tanto como las ilustraciones de principio de siglo. Crumb, fue uno de los primeros que leí con interés técnico, por el dibujo. A nivel lenguaje, el primero -a los 11 años, creo- que leí tratando de desentrañar recursos narrativos y formas de contar fue Spiegelman, con Maus. Cómo contar es el punto fundamental, por eso el ritmo de Beto Hernández me chifla el moño, o la oscura ternura de Hideshi Hino. Harvey Pekar me quemó la cabeza para siempre. Pero bien, a nivel dibujo-dibujo, calculo que sería Crumb, Shelton -sobre todo en la parte descuidada, porque soy un desastre-, ilustraciones victorianas… Yo soñaba – y sueño- con dibujar como Jack Davies o Basil Wolberton, pero garabateo zines y soy feliz igual.

panxarama-05-06

La última parte de la trayectoria de Panxarama es la más interesante, cuando la revista se abre a colaboraciones externas, además de mantener a sus habituales colaboradores.

Por el tema literario, aunque soy de los que creen que la historieta es un lenguaje independiente -y está lejos de ser ‘literatura dibujada’-, sí es un oficio de contar historias y, por suerte, leí muchas historias. En casa estaban disponibles -y alentados- todos esos clásicos del siglo XIX y algunos del XX, y de esa lista -la lista corte ‘colección Robin Hood’ o Peuser– me leí una buena parte. Así que, aunque mis historias son más bien simples, y trato de no ser demasiado florida, lo victoriano, lo truculento, los cuentos de hadas rusos y cosas así pueden llegar a asomar de forma humilde. Me sigue encantando y sigo tratando de llegar -o volver- a esos relatos, pero no creo que se refleje mucho en lo que hago, donde trato de ser escueta en la medida de lo posible. Igual, cada tanto aparece un verbo o un calificativo anacrónico sacado sin querer de esas traducciones anticuadas.”

¿Cuál fue el primer fanzine del que participaste y cómo se desarrolló tu trayectoria hasta el día de hoy?

panxarama-07-08

Panxarama tuvo un total de 8 números, más los especiales Panxa Cuatro Años, Panxxxarama y Panxa Maldita.

“El primero lo improvisé a los 13 jugando con el Page Maker -el padre del Indesign- pero no cuenta, por que no lo saqué al mundo. Más allá de revistas del Centro de Estudiantes del secundario, oficialmente el primero de todos es Panxarama 1 cuando tenía 19 años -¡éramos tan chiquitos!-. Hice algo simple, un homenaje a Pekar, que había muerto hacía poco. A partir de ahí mi trayectoria es muy modesta y se trató básicamente de hacer cosas menos chotas de a un paso por vez, aprendiendo mucho y sufriendo otro tanto, pero siempre divirtiéndome. Como Panxa es nuestra, casi todo salió por ahí. También, Lubrio me dejó nerdear para la Cripy – ¡no podía creer que no me sacara a patadas!-, y después participaciones de todo tipo en distintas publicaciones, todas del medio independiente, más allá de trabajos de ilustración que hice varios para varios lados. En tema historieta ahora hice algo para el Zapping 3 del estudio Mafia, hay una paginita que hice para el ‘Fanzine a la Carte’ de las Chicks on Comics, por ponerte un par de ejemplos actuales.”

¿Cómo y cuándo nació Panxarama y qué significa el nombre? También, ¿cómo fue la experiencia de editar 8 números de la revista, más los especiales Panxxxarama y Panxa Maldita? En lo particular, ¿cómo definirías a tu estilo de dibujo? ¿Creés que evolucionó con el paso del tiempo? ¿Qué cosas pensás que todavía necesitas desarrollar en tu arte?

13170081_1043882382349255_698308893_o1

Panxa Maldita, es una de las últimas publicaciones del colectivo, y tal vez, la más relevante, el talento reunido en sus páginas es uno de las más representativos de la actual movida independiente.

Panxarama nació para jugar mientras se preparaba un libro que al final nunca salió -creo que muchas editoriales independientes deben nacer así-, como a la editorial le pusimos Panxa, jugando con nombres de cosas del cuerpo y nombres propios, saltó agregarle el ‘rama’ por que sonaba bien, sonaba a revista. Te bajás un cajón de birra y todo suena re bien, igual a mí ese nombre en particular me encanta.

Editar una revista, por más chiquita que sea, siempre es un laburo enorme y la disparidad de estilos de Panxarama la hacía el doble de complicada, y aunque siempre fui la encargada de la diagramación y el diseño de los interiores, todos juntos teníamos la última palabra. ¡Panxa es una cooperativa ante todo!, y Panxarama un espacio de experimentaciones personales, un juego que se fue haciendo un toque más serio número a número, pero me alegra que no perdiese ese toque de ‘Bueno, a ver qué onda’.

Sumar invitados fue de mis partes favoritas, ‘A ver que mandó fulano… faaaa!’. Como nos empezamos a concentrar en libros y publicaciones en formatos raros -con Fede, además, somos encuadernadores-, Panxarama fue perdiendo un poco de sentido para ramificarse en todas las pequeñas, medianas y gruesas publicaciones del catálogo. Pero extraño la adrenalina de ‘cierre-de-revista-justo-a-una-semana-de-dibujados’ donde a pura birra y mate engrampábamos como enfermos.

angel-bondadoso-1-5

Primeras 5 páginas de Ángel Bondadoso, publicado en Panxa Maldita.

¿Mi estilo? Cambió mucho, pero mantiene constantes, mucha línea, inevitablemente suelto -por placer, búsqueda y a veces, es cierto, apuro-. Soy desordenada y ansiosa para hacer un cómic, dos defectos que se llevan muy mal con el oficio. Antes tramaba mucho, tenía más rayas que Maradona. Ahora, me concentro mucho en fanzines inmediatos, historias contadas con imágenes y cosas así, con secuencialidad más suelta, busco líneas pero poco relleno, depurar para ganar en lenguaje. Ahora necesito lo que necesitamos muchos, tiempo, disciplina y blues viejo de fondo.”

angel-bondadoso-06-10

Últimas 5 páginas de Ángel Bondadoso.

También participás en Panxa Imprime, primero imprimiendo sus propias revistas, pero más tarde imprimiendo para terceros, cómo el libro Purple Books y la revista de Padawan, además de los libros Los niños de la basura y Hermano. ¿Cómo funciona la imprenta? Y también, ¿en qué estado de actividad se encuentra hoy por hoy?

aviso-viejo-de-panxa-imprime-2014

Una de las publicidades de Panxa Imprime en 2014, dibujada por Daniela, bajo uno de sus infinitos Pseudónimos de entonces.

“La imprenta arrancó como un proyecto ambicioso pero concreto, laburamos mucho, las máquinas aguantaron todo lo que pudieron y de repente nos encontramos en líos gigantes -básicamente te acabo de describir una imprenta-. Siempre quedamos agradecidos por la paciencia de los colegas que llevaban sus laburos a Panxa Imprime. En esos momentos funcionaba en un lugar que estaba tan lejos, que el vecino tenía ovejas, y con Fede viajábamos tres horas y media de ida para llegar. Sólo me lo explico con las palabras ‘amor’ y ‘obstinación demente’.

Hoy en día las máquinas funcionan para Panxa, pero estamos cocinando una posibilidad de actualizar las maquinarias y relanzarnos más enteros, más organizados, vamos a ver si se da. El trabajo manual me encanta, a los 17 era pasante en Chilavert, y me quedó ese amor por doblar tapas como autómata y también el amor por toda empresa autogestiva cooperativa.”

Otra de las facetas de tu trabajo en el medio, es ser parte de la organización de Dibujados, el evento autogestionado de mayor relevancia de la Argentina. ¿Cómo funciona la organización del evento? ¿Cuál es tu rol dentro de la organización? También, este año decidieron expandir el evento a tres ediciones, ¿a qué razón se debe? Por fin, ¿Cómo ves el panorama actual de la historieta, tiene posibilidades de seguir creciendo?

ralph-stanley-toca-el-banjo

Daniela tiene varios trabajos de una página, por lo general explorando distintas vertientes del humor.

Dibujados es mi navidad, lo es desde el primero al que fuimos con Panxa, en el 2011. Cuando en 2014 los chicos nos tiraron la onda de formar parte, guau, me puse loca de contenta. Es un espacio que quiero y admiro, un lugar activo que se retroalimenta con todos los participantes y que cada año crece más sin dejar de tener el sabor de lo independiente. Todo lo que me gusta.

Ayudo en todo lo que pueda, todos participamos de la selección de la convocatoria y esas cosas. Hago tareas generales antes del Dibujados, y también durante, cargando tablas con los demás, corriendo de acá para allá, comunicando puesto a puesto cosas organizativas, además de que soy ‘la loca de las rifas’, por supuesto. Un poco de todo. Siempre quiero ayudar en más, me agarra de sentir que nada es suficiente, pero me pongo así con todo en la vida ¿No avisé que soy ansiosa?

Con respecto al panorama general, lo veo en términos de resistencia, con ganas de insistir. Creo que son momentos complejos para el mundo editorial en general, pero por ejemplo la tercera edición agregada de Dibujados representa esto, ‘Se puede poner complicado pero acá estamos todos’. Cada Dibujados que viene se anotan más puestos, más gente que recién arranca, esos números me dicen que tiramos para el mismo lado y con fuerza.”

rahotep-2

La gran apertura de la momia Rahotep, publicada en revista Cripy.

¿Cuáles son tus planes para este 2017? ¿Hay más fanzines en camino?

“Pero claro que sí, estoy impaciente por que siempre tengo ideas. Ideas, guiones, historias, ese no es el problema, tengo a montones y me gustan, son simples pero me gustan. Si las horas de estudio, el taller, la docencia, las labores editoriales y todas esas cosas me dejan, este año vienen varios de los zines de formatos diversos, tal vez uno hecho en una máquina loca -será sorpresa, calculo, cuando llegue el momento-. Si tengo suerte y me pongo las pilas, tengo cocinando una historieta larga que quiero terminar desde hace mucho. Sea como sea, estoy segura de algo: ¡Quieta no puedo estar!”

dani-2

Etiquetado , , , , , ,

NUEVAS PUBLICACIONES INDEPENDIENTES – PARTE TRES

Ayer, revisábamos las novedades que Rabdomantes, Le Noise y Purple Books tienen listas para la Crack Bang Boom, la convención que empieza mañana. Hoy, continuamos con más reseñas. ¡Manos a la obra!

540502_102423906565736_912159572_nArrancamos con las chicas de Gutter Glitter, el sello dirigido por Paula Andrade y Lucila Quintana, que vienen con dos novedades: Sereno y Amsterdam. Vayamos por partes.

El punto de referencia más cercano que tenemos de Luciano Vecchio es Real Clohe un tomo unitario editado por Ivrea allá lejos y hace tiempo. Sin embargo, el buen hacer de su arte lo llevó como artista freelance a trabajar para el mercado americano en DC y Marvel. Por fin, hace algunos años, se unió al colectivo Tótem, para serializar su primera obra integral, Sereno, a razón de una páginaSereno Tapa por semana. Cuando por fin, Paula Andrade, también se sumó a Tótem, y comenzó a producir Amnistía, su nuevo cómic, todo lo demás era cuestión de tiempo. Un artista y un editor se miraban frente a frente.

Sereno es un superhéroe atípico, cuyos poderes están relacionados con la luz, lo que le da una llamativa carga espiritual. No vamos a contar los pormenores de la historia, pues vamos a dejar que los lectores la descubran. Pero si vamos a afirmar que es sólida, está bien contada, y se sustenta en diálogos inteligentes. El dibujo es moderno y dinámico. El uso del color impacta por su contundencia.  Son 108 páginas en formato cómic, 17 x 26 cm, a buen precio para ser a color, 240 pesos. Es uno de esos libros que hay que tener. ¡Están avisados!

Además, Paula Andrade, pasó una estancia larga en Europa, de esta experiencia se trajo consigo un fanzine -que no mini cómic- de nombre Amsterdam. El hecho destacable es que fue impreso en Papel EOS, usando una AmsterdamRisograph, o sea una duplicadora digital -un mimeógrafo moderno-, que permite imprimir a dos tintas, dando terminaciones de alta calidad. El fanzine resume algunas de las experiencias que Paula vivió en los meses que pasó en el viejo mundo, pasado por un tamiz místico y espiritual. El dibujo es majestuoso. Con tapa a dos colores, e interiores en blanco y negro, el formato de la revista es apaisado, cercano al A5 -21 x 15 cm-. El precio es alto, pero lo vale. Sólo hay 20 copias en Argentina, y 30 en todo el mundo. Ya reservé el mío.

Ahora volvemos a la República Separatista de Córdoba, para visitar a Mitomante, sello editor homónimo de su autor, Ziul Mitomante, y que integra el colectivo Prendefuego. Aún no tuve la oportunidad de encontrame con Ziul, pero nuestro trato en Facebook es de lo más cordial. Antes de ir con las novedades, tengo pendiente una reseña producto de cierta pólemica que nació en el blog de Andrés Accorsi, a razón de Heatlands, el libro de El Negro Viglietti y Ziul Mitomante.

Heatlands_1_ver4_curvas01Compré el libro en el último Dibujados, pero descansó en la biblioteca hasta la semana pasada. Lo interesante es que tenía cosas pendientes que hacer en el momento en que empecé a hojearlo, y todo lo demás debió esperar hasta que lo terminé de leer. Algo que no me pasaba hace rato. La historia de Viglietti desarrolla un mundo post-apocalíptico, el cual se nos muestra por pantallazos, en capítulos unitarios donde los escritos fragmentarios de Arne Saknussen ofician  de prólogo. La combinación de prosa e historieta, logra un balance peculiar pero efectivo. Es resumen, Heatlands está bien escrito. Con respecto al dibujo -que fue lo que generó la polémica-, Ziul tiene no pocos puntos de contacto con el primer Max Cachimba -el de Rompecabezas, con Pablo De Santis-. La elección estética es polémica, pero contribuye en más de una manera a esa sensación de extrañeza que provoca el universo desolado de Heatlands. Hay cosas que se pueden mejorar, es cierto. Y hay algo para corregir sí o sí, los grisados. El Moiré es un atentado a la lectura. Con sus falencias y todo, es una obra a seguir. Ya veremos que nos depara la segunda parte de la historia, actualmente en preparación. Son 72 páginas, en formato 17 x 24 cm., a buen precio.

Saldada la deuda vamos con algunas de las novedades que Prendefuego tiene preparadas para esta CBB:

El Enorme Pequeño JUAN CalviEl enorme pequeño Juan, es un fanzine totalmente a color de Fernando Calvi -Sí, el de Bruno Helmet, señora, y el de Altavista, también, y no se vaya a olvidar de Megaman ni de Lo blanco del Ojo-. La sinopsis lo define como “un viaje psicotrópico de pequeñez y cuatricromía fantástica”. Son 16 páginas a color, en formato A5 -15 x 21 cm.-, por un precio de 40 pesos. Yo quiero uno.

OsckOsck, lleva guión de Ziul Mitomante y arte de Emilio Spertino, y su sinopsis nos pone en situación: “Una ciudad ennegrecida por la muerte y la desolación en una noche eterna que parece no tener fin, una misteriosa máquina de luz es reparada mientras ocurre el último duelo a muerte entre los hombres y lo que yace afuera de tu patio ahora mismo”. En sí, hay que ver de qué se trata, pero el dibujo me llama la atención.

Prototipo 05 allY la última de hoy se viene desde La Feliz, o sea, Mar del Plata. De los pagos del polémico Juan Carlos Quattordio -y su Judas Riff– y el escatológico Gustavo Sala -y su Mar Negro-, ahora tenemos al, amigo Kundo Krunch, con el segundo capítulo y final de Prototipo 05. Esto es ciencia ficción post-apocalíptica, de esa que la Escuela Argentina de Historieta supo cultivar en los 80 y 90. La sinopsis no dice que “la misión para entregar el Prototipo 05 a las fuerzas de la resistencia está en peligro, los humanos descubren que no son los únicos organismos vivos en la nueva Tierra. ¿Es ésto una casualidad o todo forma parte de un plan maestro perfectamente orquestado?”. Kundo tiene una línea limpia que juega con el contraste, y propone ante todo una historia con mucha acción. La revista tiene 40 páginas, con tapas color e interiores en blanco y negro, a tan solo 35 pesos. ¡Dame una!

Y eso es todo por hoy, mañana la tercera parte… ¡Nos vemos!

 

Etiquetado , , , , , , , , ,

Nuevas publicaciones independientes – Parte uno

13087470_10206805231551209_4259226415530319082_nEn el medio de la historieta independiente, el 2016 arrancó plagado de incertidumbres   debido al impacto que tendría sobre los costos de impresión el sinceramiento de precios que trajo a devaluación y el consiguiente reajuste económico. Sin embargo, luego de Enero y Febrero, los meses “tímidos” en materia de lanzamientos, las novedades comenzaron a aparecer. Y para agrado de todos, son muchas.

Ante la proximidad de un nuevo Dibujados, el encuentro bianual que congrega a gran parte de los actores del medio independiente, es oportuno reseñar las nuevas publicaciones que están dando vueltas. Una guía para saber dónde invertir nuestro dinero en ese “lujo desmedido” que llamamos Historieta Argentina, y que queremos tanto. Queda por decir, que hay tanta oferta que nos lleva a tener más de una nota para poder recorrer el abanico completo de libros y revistas.  Sin más vueltas, vamos a los bifes.

24El amigo Lea Caballero, uno de los referentes de Purple Books, aparece con una avalancha de títulos, todos en formato cercano al A5. Una de las características más interesantes es que todas los lanzamientos de Lea, fueron publicados primero en la web, lo que habla del rol legitimador del papel. Como parte del consumo de masas, la historieta se re-significa y se revalida a partir de su impresión física.

Kezia, es una soldado de la resistencia que debe infiltrarse en la fortaleza donde viven los perfectos y derrocar al tirano gobernador. Una historia de acción pura donde las apariencias engañan. El primer número, tiene 36 páginas a dos tintas, negro y rojo. Si quieren saber de qué se trata, no tienen más que ir al blog de Totem Comics.

a56También salida del colectivo Totem, está Kalopsia, una misteriosa forajida que oculta su rostro tras una máscara y que envolverá a un joven reportero en una serie de delitos, en otras palabras, aventura y peripecia.  Son 20 páginas a todo color. Que se publiquen cosas a color habla que el mercado está en mejores condiciones que en años anteriores, esperemos que continúe la curva ascendente.

Otro de los lanzamientos es Go! Unbounder: Bandoleros. La historia fue realizada para el concurso Shonen Jump Manga Competition durante el 2013 y fue publicada como parte del Lea Caballero Artwork.  Ahora se publica de forma separada. El argumento gira en torno a Beto, un muchacho poseedor de una libreta mágica en la que todo lo que dibuja se vuelve realidad, y que viaja por el mundo ayudando a quienes lo necesitan junto a su inseparable amigo Darko. Son 20 páginas con tapas a color.

LeaPor fin, la frutilla del postre, Yo Nen N°4. Para los que ya lo conocen, este es el caballo de batalla de Lea, una historia que él ama, y que cuando vio que su estilo de dibujo había alcanzado el nivel que siempre anheló, se decidió a  re-dibujarla desde cero, y relanzarla. La nueva versión es superior a la historia original, y vale la pena leerla. Hablar de qué es Yo Nen es complicado, pero vale decir que es “una de peleas“, así sin más, pero bien hecha. Todos los números anteriores se consiguen, y el precio es súper accesible, así que no hay excusas.

 

13077341_10208152388621483_1582100518_n

Derrewyn y un servidor en la presentación de Oveja Negra: Fragmentos.

Pasando a las chicas de Gutter Glitter, tenemos novedades. Por un lado, está Oveja Negra: Fragmentos, una recopilación de trabajos que Paula Andrade realizó entre 2008 y 2015, 8 años de historietas, muchas casi imposibles de conseguir. Para la edición, se re-trabajó el arte, por lo que el libro presenta nuevas versiones de historias ya publicadas. A veces los retoques son sutiles, otras veces hay bisturí y sutura, pero el resultado final es cohesivo. Berwick, Brauronian y Una cuestión de tiempo, son los puntos más altos del libro. Valga decir que acá yo no soy imparcial, pues sigo su trabajo desde épocas inmemoriales y estuve envuelto en la presentación del librito a manera de moderador. Agradecimientos públicos a Pau por la oportunidad. El formato es el estándar para la actualidad del medio, 15 x 21 cm, y son 140 páginas blanco y negro con tapas a color. El precio es baratísimo, para la cantidad de páginas.

DerrePor el otro, está la re-edición del artbook Mythos, también de Paula Andrade (más conocida en el medio como Derrewyn), son 80 páginas a color y en blanco y negro, en formato grande, 21 x 29 cm. Lo llamativo del caso es que la primera edición, por un error de la imprenta, salió en papel obra, dándole una curiosa textura al libro, ahora fue impreso tal y como debió haber sido, en papel ilustración. Los colores se lucen y la sensación es de lujo, las ilustraciones recorren temáticas como la mitología, el horror, el bondage y una sensualidad sugerida y siempre presente. De precio, es justo. En un país en donde hubiese una industria de la historieta, Paula sería profesional hace rato.

InsoléSeguimos con el amigo Martín Giménez, el factótum absoluto de NN Comics y multi-intérprete en Hablando de historietas, uno de los podcats más extraños del medio, y que tiene en gateras el lanzamiento del libro recopilatorio de Insolado. Son 90 páginas en blanco y negro y tapa color, en formato A5. Desconozco cómo es la edición, pero si es semejante a la de Pets  (tapa dura y encuadernación artesanal), estamos ante un libro objeto. Además, me acaban de confirma que insolado sale también en revistas de grapa, para el que quiera llevárselo en ese formato. Ahora bien, ¿qué es insolado? La historia de un muchacho que es abducido hacia otra dimensión y que allí adquiere poderes “solares” y un nuevo nombre, Febo. Giménez está en la búsqueda de la fórmula para el súper héroe autóctono.  En cuanto al arte, continúa evolucionando, dejando el realismo fotográfico para estilizar la línea, con mayor fluidez en la narración gráfica y resultados impactantes. Con respecto al guión, las primeras páginas dejan ver un artista más afianzado en los diálogos, pero que tiene que trabajar un poco más en el planteo de las situaciones y su resolución. Así y todo, el dibujo es superlativo, y vale la pena. El precio está muy bien.

13170081_1043882382349255_698308893_o1Ya es hora de hablar sobre fanzines con trayectoria, los muchachos de Panxa, los de Espinazo y los jóvenes Padawan.

Los Panxa tienen preparado la tremenda Panxa Maldita, una antología especial de Panxarama sobre terror sobrenatural, con tapa de Diego Segovia y contratapa de los infables Souto y Scalerandi, y un montón de autores amigos. Como siempre, Daniela Pendexa, el Santa, el Capitán Manu, Luis Roldán, Marcia Juarez y más, hacen de las suyas y se divierten haciendo historietas. Son 80 páginas, en formato cercano al B5, 18 x 25 cm, en blanco y negro, con tapas color.

13090620_1061861747213381_921955120_oAdemás, hay una sorpresa, editado por Panxa Comics y Festival Editorial se viene Hermano, la recopilación de la “otra” gran serie que apareció en la antología Niños Ultramundo, además de Niños de la basura. Escrita por Darío Fantacci y con arte de Pedro Mancini, Hermano dió el marco de sentido y significado al concepto de Ultramundo que manejó la antología en todos sus números. Recuerdo cuánto me impresionó la primera vez que la leí… Creo que es una gran noticia que el libro se edite, por fin, en la Argentina (ya hay una edición italiana, por el sello Bel-Ami Edizioni), pues es una manera de reconocer el verdadero valor que tuvo Niños Ultramundo en un momento de nuestro país donde los fanzines, el DIY y el concepto de Comunidad Artística de la Historieta estaban muy lejos de lo que son hoy. El libro tiene 90 páginas en blanco y negro, en formato 14 x 20 cm, y lo recomendamos con vehemencia.

Espinazo3También se viene un nuevo número de Espinazo, el 6. Ya con Salvador Sanz corrido de la coordinación de la revista, Santman  y Nick Gregory, entre otros, han sabido darle nueva vida, y mantener cuotas de calidad más que interesantes. Incluso, me atrevo a decir que es el fanzine con mayor impacto visual de está época, todos los que dibujan son profesionales o le pegan en el palo. Con una impresionante tapa color de Emiliano Cáceres Puzzella, la revista tiene 60 páginas blanco y negro en formato cuartilla (que a mí me encanta, puesto que es similar al “Oficio doblado al medio” que utilizaban los fanzines de antaño y que es proporcional al formato de los álbumes franceses). No hay mucho que agregar, excepto que esta revista debería tener más páginas.

PadawanLos Padawan acaban de mandar a imprenta el número 3, y la revista esta vez viene con una magistral tapa color ilustrada por Salvador Sanz (que nunca se aleja demasiado del fanzine). Adentro, hay 50 páginas en blanco y negro, en formato A5, donde los chicos van mostrando sus progresos. Nienna está cada vez más sólida en su grafismo, Gregory ensaya nuevo estilos de dibujo, y Alico mejora en la narrativa. La propuesta es genuina y la calidad viene creciendo, hay que seguir a estos chicos de cerca.

Importado directamente desde la República Socialista de Mar del Plata, llega Kundo Krunch. Ahora bien, ¿Quién es? No lo sé. Los únicos datos que tengo sobre él, son dos trabajos, uno para Fanzinazo, la revista de Impulso Ediciones, el sello independiente del Robot García, y otro para Leyendas del Norte Argentino, la antología dirigida por Oenlao. El asunto es que el arte de Kundo me impresionó muy bien, y le mandé un mensaje, así me enteré que va al Dibujados y viene con 2 fanzines nuevos.

Kundo1“Ciudad Mugre”, por lo menos así la llaman tanto los condenados que viven en ella, como los políticos corruptos que le dieron la espalda, es un vivo reflejo del caos social que vive la Argentina en el 2034. Una plaga mutante infectó a gran parte de los seres humanos, derivando en una guerra civil acompañada del derrumbe de las economías regionales y altos índices de desocupación. En este marco de autodestrucción, violencia y autoritarismo, una banda punk sostiene que en este escenario sólo queda una forma de vivir… ¡seguir tocando! Ciberpunkfuturo post-apocalíptico es lo que propone The Ciudad Mugre Border’s. Son 28 páginas blanco y negro con tapas a color, a precio irrisorio.

Kundo2Hace ya dos décadas que los humanos abandonaron la Tierra y vagan sin rumbo por el espacio, debido al calentamiento global que ha dejado al planeta al borde del colapso. Al no encontrar otro mundo para habitar, los seres humanos deciden volver a la Tierra, pero ya nada es lo mismo, nuevas especies inteligentes han nacido y están dispuestas a defender su hábitat. Así, dos jóvenes soldados son reclutados para llevar a un misterioso niño denominado Prototipo 05 al planeta Tierra y entregarlo a las fuerzas de la resistencia humana. ¿Quién es este niño y  por qué es tan importante como para arriesgarse en una misión suicida? Habrá que comprar Prototipo 05 para averiguarlo, son 32 paginas blanco y negro, a precio accesible.

12799164_628128487335736_8215887789313770609_nPor fin, toca hablar de Manuel Loza, mejor conocido como El Capitán Manu, que después de muchos años encara la recopilación integral de Almer, el caballero de la Mesa Redonda del Rey Arturo que ha hecho voto de pobreza para defender a los más débiles. En palabras del capitán, “¿Vos también de chico la flasheaste con la peli “Excalibur” de John Boorman? Yo me volví loco. Es más, años después inventé a un personaje, Almer, y lo hice tener aventuras en ése mundo de armaduras de acero y peligros de todos los colores, con un rey justo pero triste, un héroe comprometido pero inseguro y unos monstruos con más ganas de humillar y destruir que de solamente matar”.

El libro, publicado por la novel Editorial Atmósfera, tiene 170 páginas blanco y negro, con tapas color en formato A5, y reúne 12 relatos, 3 de los cuales son inéditos y mientras que los otros 9 fueron publicados por distintas editoriales, muchos de ellos en la revista Panxarama.

Atmosfera2Además, atmósfera tiene otros dos libros en su catálogo, la re-edición de Las chicas de nadie, de Damián Connelly y Matías San Juan (responsble, junto a Pablo Vigo, de la revista Doppelgänger), y La sombra de Alec Foster, de Damián Connelly y Alfredo Retamar (coordinador y dibujante de la revista tandilense Líder Negativo). Connelly, como escritor, es cuando menos polémico, pues ciertas elecciones estéticas en cuanto al tratamiento y caracterización de sus personajes no terminan de cuajar en parte del público. En cuanto a San Juan y Retamar solo cabe decir que son dos verdaderos talentos.

FátimaDejé para el final, alguien que acabo de descubrir hace poco, Fátima Fuentes, una artista con la que tropecé de casualidad y que pertenece al colectivo chileno-argentino Ink Shades. Este grupo está integrado por un artistas muy jóvenes, todos ellos trabajando el estilo manga, y cuyas publicaciones, por lo general, no comparten el circuito de Dibujados u otros eventos relacionados a la historieta, sino que se concentran en actividades relacionadas al manga y anime, como el Anicomix o los Picnics Otakus que se realizan en el Planetario Galileo Galilei. El asunto es que lo de Fátima va por el lado del terror sobrenatural, y tiene varios fanzines en su haber, como El hogar, Paka Paka y Luca. Me sorprendió tanto que hasta me ofrecí para hacer de traductor al inglés de sus historietas. No me confirmó si va al Dibujados o no, pero apenas tenga la oportunidad, me haré con sus trabajos.

Y eso es todo, por ahora, falta agredecer a Andrés Accorsi, que me pasó una lista de las novedades de Mayo de su distribuidora, y que será parte central de la segunda parte de esta nota, una vez pasado el Dibujados. Nos vemos allá!

*Publicado en simultáneo con Zinerama.

Etiquetado , , ,

Pequeña guía de compra para la temporada de eventos de historieta – Parte 3

12096626_10205515347584916_354294665699249248_n

En la temporada de eventos, la tercera posta es Dibujados, el 9° Encuentro de historietistas, ilustradores y guionistas, que se realiza este 11 y 12 de Octubre, de 14 a 20 horas, en el Teatro Mandril -ubicado en Humberto Primo 2758-. Como es costumbre, el encuentro incluye una importante y vital Feria de fanzines y una muestra temática -esta vez dedicada a los robots- que suele incorporar a varios profesionales del medio para mezclarlos con nuevos talentos.

Como la feria congrega a gran parte del  movimiento independiente de nuestra historieta, vamos a centrar las recomendaciones en algunas de las publicaciones que más me llamaron la atención, puesto que ésta es una buena oportunidad para encontrarlas disponibles.

11144432_10153624877970730_4080136660670263273_oEmpecemos por un fanzine que hace varios años que viene circulando, y que actualmente va por el número 6 gracias al buen hacer de Kokin Kokambar, hablamos de El Capitán Supositorio.

Hacía ya varios años que venía persiguiendo este fanzine, que se me había escapado en más de una oportunidad. Por fin, en el último Comicópolis, pude hacerme de la colección entera, y leerlos de un tirón. El Capitán Supositorio es la empresa de un sólo hombre, pues Kokin es el editor, distribuidor y el autor integral detrás de la revista.

El fanzine se inscribe en el humor, y goza una especie de mezcla extraña, como si el Inodoro Pereira de Fontanarrosa se encontrase con la Liga de la Justicia de Giffen y DeMatteis, y juntos, fuesen a visitar al Falsa Modestia de Gustavo Sala.

El Capitán Supositorio es el héroe principal de una sociedad de superhéroes criollos, taimados y egoístas, expuestos al constante ridículo. Lo secundan Chanchman -el Hombre Chancho-; Ñ-man -antes conocido como Eneman-; El hombre Palomo y el Hombre Neumático -el primer superhéroe trosko-; seguidos a su vez por unos héroes clase B, donde destacan Pavor y Tetor -ambos con una pava humeante en la cabeza- y el Pasto de la Justicia -en efecto, un pasto que habla-. Todos, más o menos juntos, combatirán los peligros que se abaten sobre Buenos Aires… aunque tal vez los peligros sean ellos.

Kokin maneja los diálogos con soltura, utilizando el absurdo para disparar situaciones descabelladas. Los personajes están bien construidos y los remates de las situaciones conducen a la risa. El dibujo mejora número a número, y hay un salto importante de calidad en los últimos 2. En otras palabras, Kokambar sabe lo que hace. Si se topan con este revista comprenla sin miedo. El número 5 es un unitario sin continuidad con los demás números, que puede ser un buen punto de partida para este universo de carcajadas.

11750668_504729923012614_5578006730591680221_nHay algunos fanzines que empiezan a sobresalir en la escena independiente a fuerza calidad artística, uno de  ellos es Espinazo, que ya va por su número 5. En una entrada anterior, ya habíamos hablado de este revista realizada por los Alumnos del Curso de Historieta de Salvador Sanz en la Escuela OLA.

Hay que ver lo mucho que los muchachos han mejorado desde aquellos primero números. Destaca por sobre todo, el arte de Santiago MansillaSantman-, que no para de superarse a sí mismo, presentando la segunda parte de En blanco, donde unos contendientes combaten entre sí por ser el nuevo Dios de la Creación, y El Devorador, donde una tribu de guerreros se dispone a elegir a su nuevo campeón. Otros que crecieron -y mucho- son Nick Gregory, que nos trae la última parte de Trauma; y Javier López, que continua con Kataklismo!, una epopeya de combates en versión fantaciencia. Daniel Perrota y Emmanuel Enriquez, constituyen una dupla artística de trayectoria en el medio independiente, con casi 10 años de colaboración, desde los fanzines Terror & Ciencia Ficción y Fenómenos, hasta el libro Lo Subterráneo. Aquí presentan, Explosión, una historia sobre la experiencia de viajar en el tiempo. Enriquez es un dotado para el dibujo, con una puesta en página que está fuera de toda escala. Perrota escribe, y es bueno no verlo insistir con algunos tópicos que lo obsesionan; además en esta ocasión, también se pone pone al servicio de Jorge Palomera, para dibujar Cansada, en un estilo cercano a Thomas Ott. Es una buena historia, contundente, bien resuelta en 3 páginas. Hay que mencionar a Paula Nuñez, PepinK, y Martín Rojas, que aportan lo suyo, sin quedarse atrás en el nivel. Espinazo es, hoy por hoy, uno de los fanzines con mejor arte, tanto es así que las 64 paginas de la revista se quedan chicas. Los integrantes deberían pensar con seriedad el agregar más páginas.

11037184_481770998670943_180716921770174275_nPadawan lleva 2 números y es el producto de los alumnos del Taller de Historietas de Manuel Loza -mejor conocido como el Capitán Manu-. Una de las cosas que llama la atención, es cómo estos talleres atraen y agrupan artistas con cierta afinidad temática, si en Espinazo abunda la Ciencia Ficción, un tópico caro a los gustos de Salvador Sanz, en Padawan, destacan ciertos temas de Espada y Brujería, una de las aficiones del Capitán Manu.

Entre las cosas que me gustaron están, Urdis Morgil, a cargo de Gato, con buen guión -aunque hay que cuidar el uso de la Voz en Off– y un dibujo que mejora desde el número anterior; Krom, cuya historia a cargo de Alico, sigue avanzando, con mejoras en el dibujo y un guión con buenas intenciones pero que todavía hay que pulir; Sueños y Realidades, a cargo de Nienna, con una historia interesante, bien contada, y con un dibujo que tiene posibilidades; y El Alquimista, de Rex L., que en 4 páginas logra definir al protagonista y desarrollar una historia entretenida con una vuelta de rosca al final. Nick Gregory, Pams y el propio Loza también aportan lo suyo.  Las tapas corren a cargo de El Santa.

Padawan es una experiencia en desarrollo, pero que se percibe consistente. Que las imperfecciones de guión y dibujo se corrijan es sólo cuestión de tiempo. Por lo pronto, la propuesta resulta interesante y justifica el seguir la evolución de los muchachos.

10553357_690572217665156_2149964169375243286_naUno de los fanzines más longevos de esta generación es Panxarama, que ya va por el número 8 -y por lo que sabemos hay un número 9 en preparación-. Los muchachos que hacen la revista cumplen un rol fundamental en el fomento y desarrollo de la comunidad de la historieta independiente, puesto que están muy involucrados en la organización de Dibujados. Por la fuerza y calidad de sus integrantes, Panxarama es de esas publicaciones que marcan el paso en las arenas del fanzine.

Los anchos de espada de la publicación, son el Capitán Manu y El Santa, ambos pueden dibujar todo, ni más  ni menos. Loza se encarga de contar las aventuras de Álmer, el caballero de la Mesa Redonda que ha hecho voto de pobreza para proteger a los más desamparados. El personaje es fuerte, y tiene presencia. Además, por lo general, se lleva las páginas a color de la revista. En tanto, El Santa, desarrolla Euritmia, una historia de tintes religiosos, entre la magia y la alquimia, también afín a la Espada y Brujería. En el número 7 de la revista, hay un cruce entre Álmer y Érica, otra creación de El Santa, en una aventura a 4 manos, larga y entretenida, dibujada como pocos pueden hacerlo. Daniela Ruggieri, no se queda atrás, y presenta historias variadas, generalmente ambientadas en el pasado, en el mundo del Jazz o de las clases lúmpenes.  Su dibujo muestra una evolución hacia una limpieza de la línea, que lo vuelve muy agradable. También hay que mencionar los guiones de Godofredo Fink para las Tragedias descartables, dramas resueltos en 1 página. Por lo general, la revista suma invitados como El Gory, Pablo Parés o Lucía Brutta; la incorporación más destacada es la de José Luis Gaitán, que retoma su personaje Babetool. Lo único que le falta a Panxarama es tener más páginas.

935513_526048647470971_1359815428_nEn Tandil, se hace un fanzine de lo más interesante, de nombre Líder Negativo. Sus factótums son Alfredo Retamar y los hermanos Lucas y Luciano Nuñez. Colaboran diversos artistas, entre ellos, los guionistas Guido Barsi y Gonzalo Grela.

Bien presentada y con una edición cuidada, la revista lleva ya 6 números anuales -incluido el N°0 de  2009-,  y sólo trae historias unitarias. Son relatos cortos, entre 2 y 8 páginas.  Los hermanos Nuñez, por lo general, no trabajan juntos, y muestran una buena evolución en su arte con el correr de los números, en el último, tanto Galápagos como El vuelo de Bird, son buenas historias, con un arte sólido. Retamar, por su parte, es el de mayor producción, con un estilo clásico, pero moderno, y  con una puesta en página compleja. Las historias que dibuja -y a veces escribe- muestran su predilección por tópicos de la ciencia ficción, la fantasía, y la exploración de los sentimientos y sensibilidades humanas. De nuevo, lo único que la revista necesita para lucirse es tener más páginas para dar cobijo a historias de mayor alcance narrativo. Los muchachos van a estar presentando un nuevo número en Dibujados, hay que meterle un ficha porque vale la pena.

10991125_737128469739739_4130151072179143587_nUna de las sorpresas que me llevé en Comicópolis fue poder tener a mi alcance la inmensa producción de fanzines de Manga que se producen en nuestro país. Estos fanzines casi nunca se ven en  el circuito de la Historieta Argentina Independiente, pues frecuentan -casi con exclusividad- los círculos del Manga y Anime -como el Anicomix-, a los cuales soy casi por completo ajeno. Lo que más me sorprendió fue la corta edad de los nuevos autores, muchos están todavía en el secundario. Esa juventud se nota y se trasalada a lo que producen. Las temáticas, los argumentos, los diálogos, hay apuro por hacer, por producir. Es maravilloso. Por supuesto, están llenos de errores, pero es fascinante. De todos, hay dos buenísimos, Wrong Side! y Trick or Treat.

Arisato Eisen es el seudónimo detrás del cual se esconden el chileno Sebastián Maureira y el argentino Jonathan Yapura. Los dos se complementan para hacer Wrong Side!, una historia de combates entre demonios y cazadores de demonios, con humanos en el medio. Yapura se encarga de los bocetos y el diseño de página, mientras que Maureira hace la tinta y el diseño de los personajes. 12032963_1663180570571544_107694165594134011_nEl argumento corre por cuenta de ambos, pero el guión está a cargo de Yapura. Los diálogos son confusos, pero divertidos y no tienen ninguna intención de reflejar ni describir la realidad. El dibujo de Maureira es superlativo y el diseño de página le permite lucirse. La dupla hizo también un unitario, de corte dramático, llamado Dreamed Life. Ahí, Yapura se luce en otro registro, con diálogos más adultos y situaciones bien desarrolladas.

Trick or Treat, está realizado por el estudio Karasu TenguNerina Landi, Pablo Montemurro y Marina Gurovich-. Es un lindo fanzine de 60 páginas en sentido de lectura japonesa, con una historia unitaria, donde Darren debe ayudar al malvado Yodibashi a convertirse en el Rey de los Demonios, a cambio de que éste le diga dónde está el alma de Melissa, la chica que ama. La puesta en página es dinámica y el dibujo expresivo, y si bien la influencia japonesa está en primer orden, el arte logra tener un pulso propio.

Bueno eso es todo por hoy, pero estimo que una entrada más dedicada a los fanzines habrá, ¡y es que son tan lindos! Nos vemos en un rato en el Dibujados, ¡uno de los pocos eventos donde se puede tomar cerveza y el buffet es barato!

Etiquetado , , ,
A %d blogueros les gusta esto: