Archivo de la categoría: Spam

Novedades dibujadas!

Bueno, ¡que no solo de entrevistas vive el hombre! Y como el próximo finde se viene la decimotercera edición de Dibujados, nos toca enfocarnos en las novedades que van a estar disponibles en el evento de mayor trascendencia en la Historieta Independiente Argentina. ¡Vamos a los bifes!, dijo el carnicero.

Epileptic Fred, no solo es parte de la organización de Dibujados, sino también unos de los comandantes de Panxa Comics, en donde últimamente se ha revelado como un encuadernador obsesivo, sacando una colección de ediciones diminutas en formato inferior al A8 -7,4 x 5,2 cm-, bajo el nombre de Libros de Juguete. Parte de esa colección son los títulos Ploc, de FSF; Andar, de Darío Oliva; a los que ahora se agregan Sin título, de Eme NoregnaExplosión, de Martín Lietti; y Don Bosco Mon Amour, de Ayelén Ripster -con ilustraciones de Noelia Gómez-.  Digamos que esta es una colección por demás de interesante no solo por el tamaño y lo artesanal -cada libro está cosido y encuadernado a mano-, sino por los contenidos seleccionados.

Panxa Comics, además, lanza Cíclico, un nuevo libro del Gory, que explora lo circular de los ritmos vitales. Lo que me llama la atención es que el trabajo esta editado a todo color. Lo poco que vi, me intrigó, así que le pongo una ficha. No sé si, Mundo Gory, estará también disponible en el evento, pero es otro libro recomendable. Por si fuera poco -y como casi siempre- Daniela Ruggeri va a tener disponibles miríada de fanzines chiquititos de temática variada. Dani acostumbra a explorar lo cotidiano -eso que está ahí y por lo general no vemos- desde un ángulo diferente, volviendo novedosa la rutina de todos los días.

Desde la República Socialista de Florencio Varela, llega Fátima Fuentes, una mangaka de producción cuantiosa. Para esta ocasión, las novedades que trae son varias. Primero, está el quinto número de Paka Paka, la epopeya fantástica de los niños guardianes de la realidad. Digamos que de todas las obras de Fátima es la que a mí me resulta más original, porque  tiene un universo bien planteado, con muchos personajes que interactúan entre sí logrando una obra coral, donde la aventura está siempre presente. Por supuesto, Paka Paka es una obra en desarrollo, de la misma manera que Fátima es una historietista en crecimiento, pero la verdad es que causa impresión como la historia y su autora mejoran número a número.

Pero eso no es todo, también están las recopilaciones de En Verano y Pueblo Maldito, dos historias que Fátima serializó hace poco y que ahora están disponibles de manera integral. En Verano es una de Zombies, que recorre las convenciones del género, pero que tiene algunas variantes que la hacen interesante, por ejemplo, cómo los personajes interaccionan entre sí y cómo las víctimas están conscientes de su trasformación en muertos vivientes. Pueblo maldito, por su parte, es un compilado de historias autoconclusivas que exploran el terror y lo fantástico en un paraje que recuerda de alguna manera al conurbano bonaerense. El contenido es un poco desparejo, pero las historias que destacan, lo hacen muy bien.

Ubicado en la costera nación de Mar del Plata, pero de visita en Buenos Aires para el evento, el amigo Kundo Krunch se trae una nueva producción bajo el brazo. Descenso, es un thriller psicológico -una de suspenso, bah-, editado por el sello Faro Negro,  en donde dos personas que viajan en auto entre Buenos Aires y Villa Gessel ven encadenarse una serie de sucesos extraños hasta su inesperado desenlace. Por lo general, Kundo, cual hombre orquesta, suele hacer guión, arte y tapas en sus historias, pero esta vez formó equipo creativo con Amagi en el guión y con Lou en la tapa, para contar esta historia de 26 páginas. Además, Kundo va a tener disponibles sus otras producciones, los dos números de Prototipo 05, y el primer número de Ciudad Mugre Border’s, en donde nuestro amigo muestra su predilección por la ciencia ficción posapocalíptica.

Representando al feudo tandilense, llega la longeva Líder Negativo, el fanzine coordinado por el ascendente Alfredo Retamar. El último número es el 9 y, con 72 páginas, es el más voluminoso de los que se editaron hasta ahora. Como siempre, la antología reúne un numeroso y singular grupo de autores donde el nivel de dibujo es sólido y los guiones cumplen. Al staff permanente -los hermanos Núñez, Grela y Barsi-, se suman nuevos colaboradores. Además, también está Líder Negativo Challenge, que reúne 14 historietas de una página de duración de autores de Tandil, Olavarría, Buenos Aires, Mar del Plata y ¡Chipre! La revista se produjo para el EPAH3, de febrero pasado, y ahora llega al Dibujados.

Volviendo a la jungla de cemento, tenemos a Martín Giménez, factótum de NN Comics, que esta vez viene con dos novedades. Por un lado, tenemos la nueva versión de Panóptico, un unitario protagonizado por Luc The Barbarian. Si bien, la historia estaba disponible al público desde el año pasado, Giménez reescribió y redibujó algunas secuencias, además de agregar páginas, logrando un producto más redondo. Por otro lado, está Rad The V-Raider, una historia ‘a la Marvel Comics’, con no pocas influencias de el ‘Surfista Plateado’, y que a mí me hizo acordar a esta canción y a esta. Hablando ya más en serio, con excepción del efecto 3D en las letras del título, la historia y el dibujo están bien y muestran un crecimiento artístico más que interesante, y a mí -como propuesta- me atrajo. El final abierto promete una continuación de la historia, algo que me gustaría ver.

Nos quedamos casi en familia, para visitar a los muchachos de Vendetta Ediciones, que esta vez se traen la edición en papel de la revista digital El Antro. De alguna manera Vendetta es un desprendimiento porteño de UMC -la editorial avocada a los superhéroes argentinos-, o sea, los miembros de UMC que viven en Buenos Aires y alrededores decidieron seguir haciendo historietas en su tiempo libre y pergeñaron algunas historietas de buena factura, las que recopilaron en El Antro. Para hacerla corta, tanto los guiones de V Von E, Leo Figueroa y Gus Pereyra, como los dibujos de Juan Pablo Massa, Emiliano Urich y Gustavo Jiménez, tienen la calidad suficiente como para poner la propuesta en primera plana. Es casi una compra obligada, y ojo que ya está en preparación el segundo número.

Recorriendo los caminos del manga, nuestra primera parada son los territorios de Editorial Módena, el emprendimiento de siempre inquieto Fernando Biz. Este año, la editorial se viene con todo, y tiene en carpeta un montón de lanzamientos que están por venir, primero, la conclusión de Bienvenidos a República Gada en su quinto tomo -una cifra no menor en estos tiempos ‘indies’- como siempre escrito y dibujado por Biz; segundo, el tercer tomo de Sinestesia, de la talentosa Teora Bravo, que por la calidad de la historia y lo impactante de los dibujos debería ser -hoy por hoy- una posta ineludible para todo lector de la buena historieta; y tercero, Bonded Scars, la historia de una banda de rock, hecha por la dupla Noelia Sequeira y Pablo Rey -y que tuvo su origen en el fanzine Ameku-. Mientras esperamos todo esto, tenemos a Daily Life of Sefora, del español A. C. Puig. Por lo poco que pude ver, la historia hace gala de un humor absurdo y exagerado, pero efectivo al llevar las situaciones al extremo. Estoy seguro que entre los lectores de Editorial Módena esta serie va a funcionar más que bien.

Le toca el turno a Lea Caballero, quien comanda los destinos de Purple Books, una de las editoriales más pujantes de estos tiempos. Empecemos por el fanzine, Lea trae para el Dibujados a Kezia 3.0 -que según escuché se pronuncia ‘quesaia’-, la tercera y última parte de esta epopeya en clave manga ciberpunk, en donde la protagonista se enfrenta a los ‘perfectos’. El fanzine autoeditado está impreso a 2 colores, el dibujo impacta y la historia entretiene. No se puede pedir más. Seguimos con la publicación independiente, el primer tomo de Yo Nen, que tuvo su presentación en público no hace mucho tiempo atrás que y va a estar disponible en el evento. No hace falta hablar mucho de Yo Nen, todo el mundo del ambiente sabe más o menos que se trata de una historia de peleas con personajes bien carismáticos, pero sí hay que aclarar que para esta edición se re-trabajaron todas las páginas. La edición es más que prolija y leerte casi 100 páginas de corrido da gusto.

Cortamos el listado de novedades, para detenernos en la impactante ‘splash page’ de Kezia.

Hago párrafo aparte para hablar de un fenómeno que me sorprende para bien y que habla de cómo se está transformando el medio independiente. Me refiero a la edición de Panteras, de los celebérrimos Mazzitelli y Alcatena, por parte de Purple Books. Durante el último año, ya hemos visto otros ejemplos, como la edición de Sereno, de Luciano Vecchio, por parte de Gutter Glitter, o de Knightmare, de Balcarce y Jok, por parte de Fog of War -y que pronto sumará a Crazy Jack, de Amézaga y Meriggi-. Si ya en años pasados veíamos la proliferación de ediciones a color, que ahora los artistas profesionales elijan sacar nuevos trabajos con editores independientes, muestra cómo los proyectos de autoedición están virando hacia emprendimientos cada vez más comerciales. Veremos dónde termina la movida, pero seguro  todo esto nos habla de un crecimiento lento pero sin pausa del medio en general. No es algo menor… …Volviendo a Panteras, esta es la descripción de la historia: “Panteras es la combinación perfecta de poder, venganza, intriga y conspiraciones. Es una historia inmersa en el África negra, en donde Nabadru, el joven hijo de un poderoso hechicero, decide vengar a su familia y enfrentarse a la organización secreta conocida como ‘Las Garras de la Pantera’. Mazzitelli y Alcatena nos cuentan una fábula acerca de la caída y el ascenso de uno mismo, sobre la redención y el amor, en donde el destino nos irá guiando página tras página mientras recorremos la maravillosa selva africana hacia un inesperado desenlace.” Un libro indispensable para los lectores de historieta.

En el fuero federal, Rabdomantes Ediciones, el sello del amigo rosarino César Libardi, en un ‘joint venture’ con la cordobesa Atmósfera Editorial, de Damián Connelly, han co-editado Psicocandy, un delirio de ciencia ficción ciberpunk con mucha violencia y sexo explícito, escrito por el mismísimo Connelly y dibujado por Nicolás Brondo. Con respecto al guión, si bien repite recursos de trabajos anteriores -como contar la parte por el todo o desorganizar la línea temporal del relato- está entre la mejor producción de Connelly. En cuanto al dibujo, Brondo es un dotado al que le gustan los excesos, sus lectores ya lo conocen. El final de la historia deja abierta la puerta -de manera directa- a una continuación, que -por lo poco que pude ver en las redes- promete y mucho.

Casi al final del recorrido tenemos a Emilio Utrera, un artista y autoeditor que desde 2011 en adelante, cuando apareció con Barras, no para de dar sobradas muestras de su talento. Emilio viene con sus dos últimos hijos, P4triotas y La toma. Vamos por partes, P4triotas parte de la premisa de bajar la idea del ‘supersoldado’ a la realidad cotidiana, contando la historia de 4 superhéroes importados a la Argentina por el gobierno de turno que enfrentan una amenaza atómica. La violencia, el humor negro, la crítica política y social, se mezclan con las costumbres argentinas del día a día, para hacer de P4triotas un combo particular y potente, qué merece ser leído. Después, está La toma, la obra que apareció editada por primera vez en el número 113 de la extinta Fierro. La obra, ahora, fue re-editada por su autor, con nueva tapa e interiores en blanco y negro. La historia de tintes autobiográficos, cuenta cómo los trabajadores de una imprenta se organizan ante el intento de vaciamiento de la empresa por parte de los dueños. Humor, costumbrismo, luchas sociales, idiosincrasia argentina, demás está decir que La toma es un trabajo impresionante, de esos que en unos años va a aparecer entre las grandes obras de la Historieta Argentina.

Por último, ¡el autobombo! Quien esto escribe se convertió hace poco en editor de una antología de nombre Hora Tres. Un grueso volumen de 200 páginas -con tapa de Franco Viglino-. que reúne trabajos de varios autores, algunos de ellos de reconocida trayectoria -como Alfredo Grassi, Jorge Morhain, Gianni Dalfiume, Ernesto Melo, Laura Gulino y Edu Molina-, a los que se suman talentos de hoy -como Renzo Podestá, NN, Hernán Castellano y Fernando Brancaccio-. La revista-libro también incluye una larga autobiografía escrita en primera persona por José Muñoz -autor de Alak Sinner, Sophie, En el bar y Carlos Gardel-, además de algunas notas de investigación sobre la Historieta Argentina, escritas por Ricardo De Luca. También, hay ilustraciones de grandes artistas y amigos como Martha Barnes, Paula Andrade, Fátima Fuentes, Lea CaballeroKundo Krunch y más. Todo en un formato enorme y a un precio irrisorio. De alguna manera Hora Tres es hija de Zinerama, ya en ella también participa el fundador del blog, Roberto Barreiro. Para terminar, queda decir que en Dibujados vamos a compartir stand  con Emilio Utrera, algo que nos llena de orgullo.

Bueno, eso es todo, estén atentos porque antes que la semana termine el ‘bambino’ Schiavinato va a despacharse con otra nota de recomendaciones para el Dibujados. Recuerden asistir bien munidos de moneda corriente de curso legal, tanto para comprar historietas como para tomar una cerveza con amigos, ¿qué mejor plan para un fin de semana? ¡Nos vemos ahí!

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Martín Giménez: Buscando al superhéroe autóctono

a1

Martín Giménez acostumbra a personalizar los libros de los lectores con un dibujo.

Martín Giménez es un flamante padre, pero también un artista comprometido con el medio independiente, que está en constante búsqueda de las claves necesarias para contar buenas historietas y mostrar sus intenciones artísticas. A medio camino entre el Comic Americano y la Historieta Argentina, está el sendero que propone.

Fecha de nacimiento, edad, y cuándo dibujaste tu primera historia

Nací el 7 de noviembre de 1975, y hoy tengo 41 años. A mi primera historieta no la recuerdo muy bien, fue hace literalmente eones.

¿Tenés estudios formales de historieta? Si es así, ¿con quién estudiaste? ¿Cuáles son tus influencias literarias y artísticas a la hora de hacer historietas?

puente-viejo

La primera historieta publicada, allá lejos y hace tiempo, durante 2005 en el sur argentino.

“En esencia, soy autodidacta, aunque fui a muchos cursos con muchos artistas, aunque otros no tanto- nunca duré demasiado. Las influencias que tengo son muchas, y fueron mutando a través de los años, hoy puedo decir que son Jorge Zaffino, Alberto y Enrique Breccia, John Buscema, Bill Sienkiewicz, José Muñoz, David Mazzucchelli, Alex Toth… …son tantos.”

¿Cuál fue el primer fanzine del que participaste? ¿Cómo se desarrolló tu trayectoria hasta hoy? ¿Y cómo surge NN Comics?

artifacts34-digital-srgb-1

Artifacts N° 34, su entrada al mercado americano.

“En Puente Viejo N° 5, una revista que sacaba Tomás Violi desde Viedma, Río Negro, y a quien conocí a través del foro de Portalcomic. La historieta se llamaba Tres, y no había pago alguno, por lo que Violi me pagó con las revistas. Para colmo, le pasé como contacto la dirección y el mail del laburo para recibir ‘el pago’. Entonces, el jefe de personal me llama, tenía el escritorio lleno de las Puente Viejo, y me dice -¿¡Qué son todas estas minas en bolas?!’-.

Mi trayectoria… Primero laburé para afuera, gané el Top Cow Talent Hunt e hice un comic con ellos, el número 34 de Artifacts. Después hice varias cosas con otros, hasta que me cansé, tenía la sensación de ser algo así como un esclavo VIP, bien pago pero que sólo acata órdenes, entonces tomé la decisión de arrancar a hacer mis cosas, y llenar mis expectativas con mis creaciones.

NN Comics surgió a dos manos con Leo Figueroa, durante un curso de guión en la EAH. Creamos el personaje NN, que después seguí desarrollando hasta derivar en lo que es hoy día.”

Vos tenés una gran influencia del Cómic Americano, y en trabajos como Pets e Insolado, la trabajás para hacer una reinterpretación en clave argentina. ¿Es algo que se dio de forma natural o forma parte de un proceso de desarrollo artístico? ¿Qué cosas te interesa contar en tus historias?

nn

Las dos principales obras de Giménez, Pets e Insolado, en sus últimas versiones.

“Buena pregunta, de chiquito y cuando andaba solo por la calles me imaginaba a alguno de mis personajes favoritos descolgándose de un techo o pasando de edificio en edificio -y creo que al día de hoy todavía lo hago-. Me parece que con eso te resumo mucho, o sea, ¿qué pasaría si estos seres viviesen a la vuelta de la esquina, y fueran tus vecinos, algún amigo o incluso vos? Y todo esto sucediendo en nuestra ciudad, con nuestra idiosincrasia. Después me pegó el cómic de autor, la primera Fierro y los autores europeos, luego siguió Vértigo, etc.

Lo que busco con mis historias es que reflejen los problemas de la gente común y los lectores se sientan identificados con ellas, y también, de alguna manera, reflexionar sobre todos los mambos que nos persiguen o acechan.”

16237982_10211458039428357_654641755_n

Luc, buscando su identidad.

Vos siempre estás abierto a las opiniones de los lectores y la crítica, en especial, a la hora de hacer correcciones a tus obras, ¿cómo es el contacto con los lectores? También, en los últimos años mostraste muchos cambios en tu estilo de dibujo, ¿a qué se debe?

“Es una frase remanida, pero todavía sirve: ‘La obra se termina de construir con la mirada del otro’. No me interesa hacer algo para que lo lean cuatro. Los problemas que nos aquejan a todos, son los que hay que tratar y tocar, por consiguiente, es al grueso de la gente a la que me dirijo. Por eso, intento hablar con la mayor cantidad de gente en los eventos.

Con respecto a los cambios de estilo, se deben al hecho de que cuando cuento algo, siempre trato de que el estilo vaya de la mano de la historia. Si bien no cambio demasiado, o sea, no hago grandes saltos de estilo, lo que busco es construir un clima, una atmósfera que, de alguna manera, guíe al lector.”

¿Podés contar de qué se trata PETS e insolado? ¿Pertenecen al mismo universo ficcional? ¿Es Luc tu personaje favorito?

16244100_10211458039588361_1179288742_n

Insolado, perdido en su laberinto.

“Pets se trata de un grupo de personas que fueron mutadas, por algo o alguien, en animales urbanos y de uso doméstico -de ahí el jueguito con el nombre-, por lo que tienen que lidiar con eso, además de buscar a ‘Ellos’ -o sea a los culpables de esas mutaciones-, si es que sus patologías les permiten hacerlo.

Insolado trata de un músico -Febo- que en un momento de su vida se tropieza con un bloqueo creativo y existencial, por lo que se evade hacia otra dimensión, en donde ciertas cosas de la realidad se transforman y se resignifican, cobran otra ‘dimensión’. En esta nueva realidad, Febo obtiene ciertas facultades derivadas del fuego, sin embargo sus demonios personales lo persiguen allí adondequiera que vaya.

Mi idea es formar un ‘Universo NN’, donde todas estas criaturas convivan. Con Luc pasó algo peculiar, un poco se transformó -sin proponérmelo- en mi personaje fetiche. Aunque por momentos le pasa la posta a otros. Los personajes son como las camisas, uno las elige de acuerdo al día y las intenciones.”

triptico

Una ambiciosa secuencia de Pets, una obra coral en más de un sentido.

¿Cuáles son los planes de NN Comics para el 2017?

“Acabo de ser papá de un niño que se comería a Hiras -el hijo de Nippur- en el desayuno, por consiguiente el tiempo de trabajo se me acortó bastante. Idealmente -y subrayó idealmente- me gustaría sacar una continuación de Pets, de la mano de Luc, además de una continuación de Insolado, de la mano de Febo. También tengo otro proyecto, que ya terminé, también entroncado en el Universo NN.”

1560760_781937268526783_2622952808119353374_n

Etiquetado , , , , ,

Teora B: Los sentidos en el manga

16122237_10210458041720077_18506534_oaTeora Bravo hizo su irrupción en la escena durante 2015, apoyada en un talento natural para el dibujo y una gran habilidad para hilvanar historias entretenidas y pobladas de personajes impactantes. Desde un primer momento, sorprendió a los lectores por su elección de trabajar géneros de ficción -pero con un carga autoral personal-, además de mostrar un grafismo maduro y dinámico, algo que se percibe de inmediato en Sinetesia, su primera obra serializada. Desde ya, Teora es una de las grandes promesas en el panorama de la Historieta Argentina.

Fecha de nacimiento, edad, y cuándo dibujaste tu primera historia

casiopea

Proyecto Casiopea, uno de los primeros ensayos de Teora en la historieta.

“Nací un 23 de diciembre del 89, tengo 27. La primera historieta no recuerdo si fue a los 13 o a los 14 años, en esa época hice unas páginas en un formato extraño al estilo de Mafalda, una tira horizontal pero con una diagramación atípica, de una historia que es la que me motivó a hacer esto -y algún día retomaré-, que se llamaba Proyecto Casiopea. Hice unos 3 capítulos hasta que mi hermana me dijo ‘la prota(gonista) está fuera de personaje’ y lo solté.”

¿Tenés estudios formales de historieta? Si es así, ¿con quién estudiaste? ¿Cuáles son tus influencias literarias y artísticas a la hora de hacer historietas?

“Estudié manga con Andrea Jen, desde los 15 a los 18 años y, luego, a los 24 volví un añito con ella. De las influencias que tengo la mayoría son del rubro del manga y el anime, como Bleach, Shaman King, Evangelion, Digimon, Gundam W, Fullmetal Alchemist, etc. Este tipo de historias me gustaban mucho de chica, pero a la hora de querer copiarlos era malísima. Eso me llevó a siempre crear mis propios personajes e historias y tratar de tomar las cosas que me gustaban de las series y aplicarlas en las mías. En mi casa siempre hubo alguna que otra historieta -tipo Corto Maltés o Asterix– y de ahí tomé cosas aplicadas más a la síntesis del dibujo.

inicios

Las publicaciones en las que Teora mostró su talento, el Especial Verano de Purple Comics y Psychopomp: Cockfight, de Gutter Glitter.

Aunque últimamente no tengo el tiempo para poder ver o leer algo, lo cual sé que no es muy bueno que digamos, trato de ver los trabajos de mis colegas y ver qué cosas puedo aprender de ellos. Después, hay bastante de lo que aprendí cuando estudié publicidad que es aplicado en las partes de planificación.

Me gusta mucho la idea de hacer historias contadas y hechas por personajes, y por eso siempre trato de tener, al menos de manera mental, mis ‘biblias’ de cada personaje y darme el espacio para desarrollarlos. Aunque esto hace que sea bastante difícil sentarme a pensar historias muy cortas.”

¿Cuál fue el primer fanzine del que participaste y los siguientes hasta Sinestesia?

sines

Los primeros dos tomos de Sinestesia, publicados por Editorial Módena.

“Hice Deathbrakers para el primer concurso de Purple Books, que salió en especial de verano de la antolgía, y después, Los Usatsuki, que apareció en el recopilatorio Psychopomp IV Cockfight, de Gutter Glitter. La etapa fanzine es algo que me salteé casi por completo, pero no de manera intencional -es más, recién ahora es que veo esto de no haberlo pasado-, sino porque las cosas se fueron dando así.”

¿Cómo nació Sinestesia y qué repercusión tiene entre los lectores?

“La historia nació en una clase de manga como fruto de una flasheada sobre los videos de duendes en el norte que aparecen y desaparecen. En su momento desarrollé la primera versión de la historia para el concurso de Norma, no recuerdo si para el de 2009 o 2010. Y después de eso la encajoné.

12299204_989496147775744_6626682882980260165_n

Ana, una protagonista rebelde.

Para la última edición de Ymir, el concurso de Larp Editores, pensé que sería bueno retomarlo, hacer las correcciones necesarias a partir de todo aquello que había aprendido en el camino, y también, caradurearla mucho. Como uno de los requisitos era que la historia fuese autoconclusiva, el capítulo arranca un poco antes de mi idea original, una especie de prólogo, digamos. Por cosas de la vida me bajé del concurso y las páginas llegaron a manos de Fernando Biz, de Editorial Módena, que le puso todas las fichas al proyecto e hizo posible la idea de planificar una historieta serializada.

En cuanto a la repercusión, estoy muy agradecida. Las críticas por el momento llegan con mucha buena onda, inclusive todas las sugerencias y correcciones, y por suerte los comentarios de los lectores suelen destacar aquellas cosas a las que les pongo más cariño, como las escenas cotidianas, por ejemplo.”

¿Podés contar de qué se trata Sinestesia? ¿Cómo son y se relacionan los personajes, a qué se enfrentan?

“Esto sí es una influencia de Bleach, no podés contar exactamente de qué trata sin contar, al menos parcialmente, la primera parte.

12003942_956326041092755_7625529425841999183_n

Un alienado enfrenta a Sabrina, una de las Maestras Sinestésicas.

En esta historia, la Sinestesia es la habilidad de conectarse con los otros ‘yo’, dispersos en diferentes planos o dimensiones, a través de uno o más sentidos. Esa conexión se transforma en energía y es lo que les da a los seres sinestésicos, sus diferentes habilidades.
En este contexto, está la historia de Ana, una chica sinéstesica del oído, que busca cumplir la promesa que le hizo a Arean, su, antes de morir, que es la de convertirse en Maestra Sinestésica.

Ana entrena sus habilidades extrasensoriales en el Colegio de Sinestésicos de zona oeste, y vive con su tutor, Dan, que la ayuda y la guía en su tarea. Entre sus obligaciones, los sinestésicos deben velar por la seguridad de la zona de la aparición de Alineados, que son personas infectadas por sus ‘otros yo’, y que ponen en riesgo la estabilidad dimensional. Ana lleva a cabo distintas etapas para llegar a ser Maestra y tomar a Nerea como su alumna, es entonces cuando los Noxas -seres con conexión con los otros planos pero sin correspondencias- comienzan a aparecer.”

¿Y cuáles son los planes para Sinestesia, es una historia larga? ¿Tenés otros proyectos en mente?

“El plan es que funcione como una historia serializada. Con Fernando Biz, planteamos de hacerlo en etapas de 5 números o libros, porque es una historia larga en función de lo que, por lo general, se publica acá. Por el momento, y debido a que mi meta pasa por poder mantener la serialización, estoy trabajando sólo en eso. Sí tengo más proyectos en mente para un futuro, supongo que cuando sea el momento saldrán.”

explicacion

Una buena secuencia narrativa de Sinestesia, donde los personajes explican la reglas de este universo de ficción.

“Muchas gracias por esta entrevista! :)”

13754401_1145051472220210_3670805628859906014_n

Etiquetado , , , , , ,

Lea Caballero, el camino de la independencia

caballero1

Lea Caballero con las publicaciones de Purple Books

Aprovechando que este jueves 15 de Diciembre, se presenta el primer volumen recopilatorio de Yo Nen en Entelequia, Lea Caballero contestó este mini reportaje contando el periplo de su personaje más conocido y el de su editorial Purple Books. Sin darle ya más vueltas, vamos a lo que importa, los cómics:

Fecha de nacimiento, edad, y cuándo dibujaste tu primera historia.

“Nací el 25 de Abril de 1990, tengo 26 años y dibujé mi primera historia a eso de los 11. Era una especie de fanfic de Pokémon en donde el protagonista tenía un pokédex que imprimía las cartas de los Pokémon que atrapaba. Luego en la secundaria a los 13 años dibujé mis primeras historias completamente inventadas con personajes originales, aunque estaban muy influenciadas por Dragon Ball, Pokémon y Digimon.”

¿Con quiénes estudiaste historieta y cuál fue el primer fanzine del que participaste?

“Estudié con Salvador Sanz en 2009 y con Quique Alcatena en 2011. El primer fanzine en el que participé fue uno que se hacía en mi secundaria, era como la revista de la escuela. La editaban las profesoras y luego paso a ser editada por El Centro de estudiantes. Ahí publiqué un par de dibujos. La primera historieta salió en el fanzine que hacíamos en el taller de Salvador, se llamaba ‘Difícil que el chancho chifle’, ahí publiqué una historia corta de 3 páginas, muy fea. Ya antes, en 2008, había tratado de armar un fanzine con amigos de la secundaria pero no dio frutos.”

15175579_10211639724654533_648124763_n

Cubierta de la edición definitiva de Yo Nen

¿De qué se trata Yo Nen, cómo nació y qué repercusión tiene entre los lectores hoy por hoy?

“Nen es una historia de adolescentes, de cómo se insertan de a poco en el mundo, de cómo arman amistades entre ellos y se enfrentan a los problemas de la vida. Siempre digo, la historia gira en torno a peleas callejeras, pero no es lo más importante. Lo importante es la relación que forjan Nen y Cielo, lo que importa es la humanidad de ellos.

La historia nace un día que no estaba del mejor humor, y canalicé energías dibujando una tira de historieta, dio la casualidad que esa tira terminó siendo el inicio de Yo Nen y se empezó a publicar online en mi blog, y en el blog Magnificomics luego. En esa epoca había dejado el terciario -estudiaba publicidad-, y empecé a trabajar en una casa de copiado, con horario esclavo pero -por suerte-  con buenos compañeros de laburo y un jefe al que le gustaban las historietas. Mientras sacaba y sacaba fotocopias empecé a pergeñar la idea de mi propio negocio, en el cual podía hacer revistas sobre esta historieta que venía dibujando en el blog. Iba a seguir dibujándola, imprimiendo ejemplares y las iba a vender en eventos de historieta. No necesité mucho autoconvencimiento para renunciar y dedicarme a full a dibujar. La historia es complicada pero hoy en día puedo decir que tomé la decisión correcta. Dos años después, fundé la editorial, Purple Books. Y tres años después, acá estoy, publicando de mi primer libro en solitario, que es una nueva versión de ese primitivo Yo Nen, que nacía en formato de tira un 21 de Noviembre de 2010.

Sobre la repercusión de la obra, siento que en estos 6 años muchos de los lectores originales abandonaron pero surgieron nuevos, siempre hay interesados por Nen y Cielo. La verdad se va a ver ahora que sale de manera masiva. Va a andar bien.”

interiores-de-yo-nen

Páginas interiores de Yo Nen

Yo Nen tiene una trayectoria particular, con una remake y al menos 3 ediciones diferentes, ¿podés resumir cómo fue la historia?

“Es larga, pero resumiendo, Yo Nen sale primero en blog a finales de 2010 y así continuó durante 2011 y mitad de 2012, cuando finalizó. A mediados de 2011 ya la empecé a imprimir de manera independiente, en mi propia casa. Pero a finales de ese año, con 5 números editados, mi impresora dijo basta, entonces, la gente de Mind Your Own -una editorial independiente-, se hazo cargo de una nueva edición, esta vez con un perfil un tanto más profesional. El inconveniente fue que debieron relanzar todos los números ya editados, por lo que en 2012 volvieron a salir los números que yo había editado el año anterior. La situación fno fue la mejor, porque los 3 números siguientes que nunca fueron editados como corresponde por mí, ellos tampoco los editaron como correspondía, con tiradas muy chiquititas y con el número 8 y final quedando inédito.

Luego de esto fundo Purple Books y Yo Nen queda en un limbo de un par de años, hasta que en 2015 decido redibujar la historia con mi estilo actual, a mi entender, más pulido y maduro. Esta versión definitiva se vuelve a publicar de manera independiente en formato revista de poca tirada, y es la que hoy se está recopilando para la edición en libro. No habrá más cambios, y es mi deseo verla editada para avanzar con estos personajes hacia lugares que ningún lector haya visitado antes.”

cielo-y-su-cosplay

Cielo, uno de los personajes más interesantes de la serie, ya tiene su cosplay, Mica Vilanova

¿Y cuáles son los planes para esta etapa?

“Editar este primer tomo -que contiene capítulos 1 al 4-, y en el primer semestre de 2017, publicar el segundo tomo con el final de la historia -los capítulos 5 al 8-. Después de eso -siempre y cuando la respuesta sea positiva-, planeo continuar con la historia. Quiero hacer crecer a los personajes y llevar la historia a una trama más complicada.”

¿Cómo nació Purple Books y cómo viene el 2017 para la editorial?

“Nació en 2013, con el objetivo de publicar junto a Franco Viglino, una revista antológica de historietas onda manga, con temática heroica. Ahí, hicimos Mad Hawk, por mi parte, y Jellykid, por parte de Franco. También, se sumaron Fer Gris, haciendo Fadet; Marce Martí, haciendo Crónicas de Tinta; Aru Moreno, haciendo Gori Gori; y Diego Bo Fernández, haciendo 35.

Editamos muchos números de esa antología, pero nunca se vendió muy bien, por lo que, impulsado por Mariano Sciammarella -que recientemente había ingresado como staff de la editorial- editamos un libro con el material de esas revistas y tapa de Salvador Sanz. El libro terminó ganando una mención especial de los premios banda dibujada y se convertirió en nuestro primer logro.
Al año siguiente salió el recopilatorio de Jellykid, por lejos la serie más popular del sello, y gozó de un moderado éxito. Y en 2016 editamos una nueva entrega del libro de antología, esta vez con historietas inéditas de diversos autores. Ahora, ya salió el recopilatorio de Yo Nen, y para el próximo año, tenemos planes de editar solamente libros recopilatorios, entre ellos Jellykid 2, Yo Nen 2 y alguna que otra sorpresa.”

Etiquetado , , , , ,

NUEVAS PUBLICACIONES INDEPENDIENTES – PARTE CUATRO

Buenas, volvemos una vez más luego de algunas semanas que estuvieron más ajetreadas que de costumbre. Lo bueno es que después de mucho trabajo, algunos proyectos de larga data ya están a punto de su concreción final. Y mientras seguimos metiéndole pata, volvemos a las reseñas de cosas que valen la pena leer hoy en el campo de la historieta. Sin más vueltas, vamos a lo que importa, las historietas.

10599709_712439948810830_1360021953469531613_nEmpezamos con la diseñadora e historietista Julia Rodriguez,  quien dirige El Pasquín Editorial, un proyecto que ha crecido exponencialmente en su actividad. Nuestra amiga comenzó hace alrededor de 4 años atrás editando El Pasquín, un fanzine hecho a dúo con Juan Pablo Pulido. Con el correr de los números, la revista se volvió un lugar lúdico y libre donde participaron muchos artistas profesionales y amateurs, entre ellos Juan Bobillo, Nahuel Amaya, Hurón, Dante Litvak, Patricio Delpeche, El Waibe y Pedro Mancini entre otros. Y ya lleva 6 números por demás de interesantes en la calle.

El buen hacer en la coordinación y diseño de su fanzine llevó a Julia a integrarse a Loco Rabia, quizá la editorial más pujante en la actualidad del Cómic Nacional, en el área de maquetación y diseño. No contenta con eso, también se avocó a transformar El Pasquín en una editorial, para publicar a otros autores.

13874691_10210094905748426_466986576_nBukowski – 5 Cuentos Adaptados, es el título de la antología temática a cargo de Ignacio Bustos, tanto en los textos adaptados como en el dibujo. No hace falta hablar demasiado sobre Bukowski, uno de los exponentes del realismo sucio norteamericano, alcanza con decir que sus historias están llenas de perdedores borrachines, haraganes y adictos al sexo que viven una desventura tras otra. La tarea de adaptación y selección de los textos es más que correcta, y los dibujos se lucen. La actual reproductividad técnica permite mostrar los distintos matices de grises, algo que ayuda a Bustos a mostrar su potencial. El nivel general es más que bueno, pero si tengo que elegir, me quedo con El culo es la cara del alma del sexo, donde el dibujo y entintado están trabajados en detalle, y Escritos de un viejo indecente, con un dibujo suelto, a lápiz directo, con un gran trabajo en las expresiones de los personajes. En resumen, historieta adulta, divertida y bien hecha. Son 92 páginas con tapa color e interiores blanco y negro,  en formato 15 x 20 cm, a sólo 120 pesos. A no perdérselo.

LobiaLa siguiente parada es Lobizón, a cargo de Leonardo Figueroa y Emiliano Urich, en los respectivos roles de guionista y dibujante, y publicada por Vendetta Ediciones. De Figueroa, el único registro anterior que tengo es el número 0 de NN, que guionó para el buen arte de Martín Giménez, allá por 2012.

La premisa del argumento es simple, un lobizón en lucha contra las huestes infernales, sin embargo, desde allí, el guión construye una historia con personajes interesantes, situaciones desarrolladas de manera correcta, y diálogos bien construidos. El dibujo de Urich es más que bueno, y sorprende con un estilo dinámico, pero con toques clásicos. Las páginas están bien bien diagramadas, con variedad de encuadres y escorzos, los fondos están trabajados y los personajes se mueven con soltura de una viñeta a otra. El punto más alto es la secuencia del helicóptero, resuelta con un resultado impactante. Este primer número, es la presentación del personaje en un largo capítulo de 20 páginas, con final abierto para una continuación que ya está en ciernes. Amén de la temática sobrenatural, que no es tan común en la tradición de la Historieta Argentina, Lobizón se encuadra en esa corriente de aventuras al mejor estilo Record-Columba. En tres palabras, vale la pena.

Por último, es de destacar la labor de Figueroa en la promoción de la Nueva Historieta Argentina, desde su librería Hocus Pocus, donde da un lugar de privilegio a las publicaciones independientes.

Y eso es todo por hoy, la semana que viene si todo va bien otras dos reseñas más! Nos vemos!

 

Etiquetado , , , , , , ,

NUEVAS PUBLICACIONES INDEPENDIENTES – PARTE DOS

13770495_10154179702401690_8933631512362196295_nCon el inicio de la Crack Bang Boom el próximo jueves 11 de Agosto, llega la hora de volver a despilfarrar nuestros pobres morlacos en ese lujo oriental que llamamos Historieta Argentina, a la cual estamos unidos no ya por el amor sino el espanto… Será por eso que la queremos tanto… Bueno, basta de robarle a Borges, y vayamos a los bifes, ¿qué comprar y cuánto duele?

13920742_1081085705319181_1504628369970881051_nEmpecemos el recorrido con los amigos. Lo bueno es que esta vez son tantos que habrá que hacer más de una entrada para cubrir todo. Nuestra primera parada es la gente de Rabdomantes Ediciones, el sello rosarino comandado por César Libardi, que amén de producir La Quimera, la revista que cobija a gran parte de lo que fue la AHI Rosario, también se dedica a la tarea de rescate de las grandes obras que el medio independiente de la historieta entregó en los 90 y los 2000. Esta vez, las obras elegidas son Los Hermanos Segelín y Mute.

13950513_10209335610322492_1158920134_oEscrita por Roberto Barreiro y dibujada por Lucas Varela, Los Hermanos Segelín, se publicó en Kapop, uno de los grandes fanzines argentinos de todos los tiempos. En este caso, no puedo ser imparcial, puesto que cuando me enteré que César iba a publicarlo, le pedí escribir el prólogo del libro. Desde acá, muchas gracias a César por haberme dado la oportunidad. Basta decir que mis líneas compiten contra las de otro desconocido, un tal Carlos Trillo. De la historieta no hay mucho que hablar, sólo decir que está llena humor, vigor y frescura. Los Segelín, son dos hermanos exploradores, arqueólogos, caza fortunas, empecinados con la historia, dispuestos a vivir mil aventuras. Roberto Barreriro, un buen escritor, tal vez hizo sus mejores páginas acá, y Lucas Varela, antes de ser archi-famoso, dibujó estas páginas con tanta o más calidad que las que produce ahora. Es un imperdible. Son 80 páginas, en formato 16 x 22 cm, a 120 pesos.

13950503_10209335611922532_2133945129_oCuando, junto a Renzo Podéstá, Damián Connelly regenteaba los destinos del sello independiente Dead Pop, escribió para el lápiz de Gabriel Luque, una historia sobrenatural que mezclaba zombies terroríficos y robots de ciencia ficción por igual, el resultado de aquello fue Mute. Vamos a ir por partes, y a decir lo que es justo, desde lo gráfico este es el mejor trabajo de Gabriel, potente y rabioso, deja atrás los clichés que había mostrado en sus obras anteriores –Asesino 55 y Operación Towertank-, para encontrar un estilo propio y sintético, a dos aguas entre el comic americano y el manga. En resumen, el dibujo es visualmente atractivo. Después está el guión. Connelly, es un escritor polémico, cuyo estilo despierta amores y odios. Uno de sus recursos es contar la parte por el todo, dejando al lector la tarea de inferir la totalidad por sí sólo. Esto tiene como positivo el dotar a la narración de múltiples sentidos, además de generar una sensación de extrañeza que lleva al lector a continuar leyendo en busca de las piezas que faltan. En el caso de Mute, digamos que el guión de Connelly gana por puntos… La historia está bien contada, de modo inteligente, pero hay cosas que pasan y no se explican. Estos cabos sueltos son menores y no hacen a la trama principal, pero están ahí y se ven. Creo que Mute es un gran punto de partida para un universo de ficción que pide ser recorrido, ahí hay mucho más para contar.  De hecho, la segunda parte de Mute, será serializada en la página web de la editorial. A mi juicio, vale la pena. Son 80 páginas,  en formato 15 x 23 cm, a 100 pesos.

Sólo queda por decir, que el catálogo de Rabdomantes es más que interesante. Obras como Cándido, de J. J. Rovella, Orgamastrón de Julio Azamor y el primordial (Bang)Kok de Renzo Podestá, son historietas que jamás van a defraudar. Lo mismo pasa con La Quimera, una revista que mejora número a número, y cuyo número 5 se encuentra en preparación.

12540603_954314611270594_4111539639499967596_nDe Santa Fe nos vamos a Córdoba, para visitar Le Noise y volver a hablar sobre el niño terrible de la Nueva Historieta Argentina, Renzo Podestá, con quien no me han faltado escaramuzas. Le Noise surgió de las cenizas de Dead Pop, del cual heredó la continuación de unas de las grandes historietas argentinas de esta década, El Aneurisma del chico punk, cuyo segundo volumen está anunciado para este año, alrededor del mes de Octubre. Y también, se encargó de compilar la versión integral de Francis, The Dreamer, del chileno Daniel Vega, una obra de difícil acceso, pero de altísimo impacto visual, y que puede descargarse de manera gratuita acá.

wp_tapa_lowRenzo acaba de terminar Warpaint, su última historieta. Ahora, ¿de qué se trata?, dejemos que él nos lo explique: “Me propuse jugar con el género de fantasía heroica, algo que nunca me interesó del todo, excepto cuando era chico. Digamos que subvertí los códigos usuales de esas historias y los traje para mi propio terreno, jugando con un supuesto clasicismo pero viendo si podía ir más allá. Al mismo tiempo, Warpaint, es algo así como una “secuela espiritual” de (Bang)Kok, por la forma en cómo fue producida (en un mes y de modo casi automático) y la manera que tuve de utilizar esos códigos para exorcizar ciertas cosas personales que en la obra aparecen de manera simbólica o transversal. Terminé por darme cuenta que muchos de los esquemas de los relatos épicos como, por ejemplo, la voz en off,  no me atraen demasiado. Por ende tuve que lidiar con la tensión del canon tradicional y lo que yo quería trabajar en el relato. El resultado es Warpaint, la historia de un guerrero que atraviesa la muerte y se interna en un abismo en el que tiene tomar decisiones que lo marcarán para siempre.”

EUP_tapaSoy un admirador del trabajo de Renzo, y creo que Warpaint tiene todo para andar más que bien. Vean sino el preview, que para muestra sobra un botón. Son 84 páginas, en formato 17 x 24 cm., a 120 pesos (precio promocional para la CBB).

La otra mitad de Le Noise es Mariela Viglietti,  que a través del sello ya lleva editados 2 fanzines. El primero de ellos es Eldritch, una antología de historias mudas, que juegan con el horror, lo extraño y lo sobrenatural. Son 56 páginas, en formato 15 x 23 cm., a 70 pesos. El segundo es En un parpadeo, destinado a aparecer en la CBB, son 28 páginas, en formato 14 x 21 cm., a 40 pesos. No he leído nada de ella en papel aún, pero la versión gratuita de Eldritch, me dejó una buena impresión, así que no faltará oportunidad para hacerme de sus trabajos.

13221515_846363398803745_4882504404002143411_nTerminamos el recorrido de hoy en Buenos Aires, con la gente de Purple Books, el sello capitaneado por el prolífico Lea Caballero y coordinado por Mariano Sciammarella. Los muchachos acaban de sacar una nueva antología, Purple Comics 2016, donde reúnen a los ganadores del Concurso de historietas 2015. El libro está editado de manera impecable, y resalta ante todo en la parte gráfica, el nivel de dibujo es superlativo. En cuanto a los guiones, hay algunos que destacan de la media. La larga y ambiciosa historia de Madhawk, a cargo de la dupla de directores, Sciammarella y Caballero, es potente y emotiva, y juega con las convenciones del comic americano y del manga japones por igual, y propone el tono general del libro, aventuras y más aventura.  Las 4 páginas de Camino al Valhalla, sobre todo destacan por el dibujo de Pablo Ayala, al que solo cabe definir de impresionante. Guido Barsi, un escritor por lo general ligado a los géneros del terror y el horror, se adentra en el costumbrismo para contar historias de amigos y relaciones amorosas, para el lápiz de Mauro Sanchez, en El Cafecito. Uzuros, de Federico Dalman, es una entretenida historia de fantasía heroica, tal vez resuelta muy rápido. Las reglas del negocio, es una de narcos, donde todos son malos, bien contada por Schamber, y con interesantes dibujos a cargo de Dall’o. En sí, el libro funciona, y dura en la mano más de un día, lo que no es poco. Son 112 páginas, en formato 17 x 24, al precio de 150 pesos.

Y eso es todo por hoy, mañana la seguimos con otros amigos!

 

Etiquetado , , , , , , , , ,

Pequeña guía de compra para la temporada de eventos de historieta – Parte 3

12096626_10205515347584916_354294665699249248_n

En la temporada de eventos, la tercera posta es Dibujados, el 9° Encuentro de historietistas, ilustradores y guionistas, que se realiza este 11 y 12 de Octubre, de 14 a 20 horas, en el Teatro Mandril -ubicado en Humberto Primo 2758-. Como es costumbre, el encuentro incluye una importante y vital Feria de fanzines y una muestra temática -esta vez dedicada a los robots- que suele incorporar a varios profesionales del medio para mezclarlos con nuevos talentos.

Como la feria congrega a gran parte del  movimiento independiente de nuestra historieta, vamos a centrar las recomendaciones en algunas de las publicaciones que más me llamaron la atención, puesto que ésta es una buena oportunidad para encontrarlas disponibles.

11144432_10153624877970730_4080136660670263273_oEmpecemos por un fanzine que hace varios años que viene circulando, y que actualmente va por el número 6 gracias al buen hacer de Kokin Kokambar, hablamos de El Capitán Supositorio.

Hacía ya varios años que venía persiguiendo este fanzine, que se me había escapado en más de una oportunidad. Por fin, en el último Comicópolis, pude hacerme de la colección entera, y leerlos de un tirón. El Capitán Supositorio es la empresa de un sólo hombre, pues Kokin es el editor, distribuidor y el autor integral detrás de la revista.

El fanzine se inscribe en el humor, y goza una especie de mezcla extraña, como si el Inodoro Pereira de Fontanarrosa se encontrase con la Liga de la Justicia de Giffen y DeMatteis, y juntos, fuesen a visitar al Falsa Modestia de Gustavo Sala.

El Capitán Supositorio es el héroe principal de una sociedad de superhéroes criollos, taimados y egoístas, expuestos al constante ridículo. Lo secundan Chanchman -el Hombre Chancho-; Ñ-man -antes conocido como Eneman-; El hombre Palomo y el Hombre Neumático -el primer superhéroe trosko-; seguidos a su vez por unos héroes clase B, donde destacan Pavor y Tetor -ambos con una pava humeante en la cabeza- y el Pasto de la Justicia -en efecto, un pasto que habla-. Todos, más o menos juntos, combatirán los peligros que se abaten sobre Buenos Aires… aunque tal vez los peligros sean ellos.

Kokin maneja los diálogos con soltura, utilizando el absurdo para disparar situaciones descabelladas. Los personajes están bien construidos y los remates de las situaciones conducen a la risa. El dibujo mejora número a número, y hay un salto importante de calidad en los últimos 2. En otras palabras, Kokambar sabe lo que hace. Si se topan con este revista comprenla sin miedo. El número 5 es un unitario sin continuidad con los demás números, que puede ser un buen punto de partida para este universo de carcajadas.

11750668_504729923012614_5578006730591680221_nHay algunos fanzines que empiezan a sobresalir en la escena independiente a fuerza calidad artística, uno de  ellos es Espinazo, que ya va por su número 5. En una entrada anterior, ya habíamos hablado de este revista realizada por los Alumnos del Curso de Historieta de Salvador Sanz en la Escuela OLA.

Hay que ver lo mucho que los muchachos han mejorado desde aquellos primero números. Destaca por sobre todo, el arte de Santiago MansillaSantman-, que no para de superarse a sí mismo, presentando la segunda parte de En blanco, donde unos contendientes combaten entre sí por ser el nuevo Dios de la Creación, y El Devorador, donde una tribu de guerreros se dispone a elegir a su nuevo campeón. Otros que crecieron -y mucho- son Nick Gregory, que nos trae la última parte de Trauma; y Javier López, que continua con Kataklismo!, una epopeya de combates en versión fantaciencia. Daniel Perrota y Emmanuel Enriquez, constituyen una dupla artística de trayectoria en el medio independiente, con casi 10 años de colaboración, desde los fanzines Terror & Ciencia Ficción y Fenómenos, hasta el libro Lo Subterráneo. Aquí presentan, Explosión, una historia sobre la experiencia de viajar en el tiempo. Enriquez es un dotado para el dibujo, con una puesta en página que está fuera de toda escala. Perrota escribe, y es bueno no verlo insistir con algunos tópicos que lo obsesionan; además en esta ocasión, también se pone pone al servicio de Jorge Palomera, para dibujar Cansada, en un estilo cercano a Thomas Ott. Es una buena historia, contundente, bien resuelta en 3 páginas. Hay que mencionar a Paula Nuñez, PepinK, y Martín Rojas, que aportan lo suyo, sin quedarse atrás en el nivel. Espinazo es, hoy por hoy, uno de los fanzines con mejor arte, tanto es así que las 64 paginas de la revista se quedan chicas. Los integrantes deberían pensar con seriedad el agregar más páginas.

11037184_481770998670943_180716921770174275_nPadawan lleva 2 números y es el producto de los alumnos del Taller de Historietas de Manuel Loza -mejor conocido como el Capitán Manu-. Una de las cosas que llama la atención, es cómo estos talleres atraen y agrupan artistas con cierta afinidad temática, si en Espinazo abunda la Ciencia Ficción, un tópico caro a los gustos de Salvador Sanz, en Padawan, destacan ciertos temas de Espada y Brujería, una de las aficiones del Capitán Manu.

Entre las cosas que me gustaron están, Urdis Morgil, a cargo de Gato, con buen guión -aunque hay que cuidar el uso de la Voz en Off– y un dibujo que mejora desde el número anterior; Krom, cuya historia a cargo de Alico, sigue avanzando, con mejoras en el dibujo y un guión con buenas intenciones pero que todavía hay que pulir; Sueños y Realidades, a cargo de Nienna, con una historia interesante, bien contada, y con un dibujo que tiene posibilidades; y El Alquimista, de Rex L., que en 4 páginas logra definir al protagonista y desarrollar una historia entretenida con una vuelta de rosca al final. Nick Gregory, Pams y el propio Loza también aportan lo suyo.  Las tapas corren a cargo de El Santa.

Padawan es una experiencia en desarrollo, pero que se percibe consistente. Que las imperfecciones de guión y dibujo se corrijan es sólo cuestión de tiempo. Por lo pronto, la propuesta resulta interesante y justifica el seguir la evolución de los muchachos.

10553357_690572217665156_2149964169375243286_naUno de los fanzines más longevos de esta generación es Panxarama, que ya va por el número 8 -y por lo que sabemos hay un número 9 en preparación-. Los muchachos que hacen la revista cumplen un rol fundamental en el fomento y desarrollo de la comunidad de la historieta independiente, puesto que están muy involucrados en la organización de Dibujados. Por la fuerza y calidad de sus integrantes, Panxarama es de esas publicaciones que marcan el paso en las arenas del fanzine.

Los anchos de espada de la publicación, son el Capitán Manu y El Santa, ambos pueden dibujar todo, ni más  ni menos. Loza se encarga de contar las aventuras de Álmer, el caballero de la Mesa Redonda que ha hecho voto de pobreza para proteger a los más desamparados. El personaje es fuerte, y tiene presencia. Además, por lo general, se lleva las páginas a color de la revista. En tanto, El Santa, desarrolla Euritmia, una historia de tintes religiosos, entre la magia y la alquimia, también afín a la Espada y Brujería. En el número 7 de la revista, hay un cruce entre Álmer y Érica, otra creación de El Santa, en una aventura a 4 manos, larga y entretenida, dibujada como pocos pueden hacerlo. Daniela Ruggieri, no se queda atrás, y presenta historias variadas, generalmente ambientadas en el pasado, en el mundo del Jazz o de las clases lúmpenes.  Su dibujo muestra una evolución hacia una limpieza de la línea, que lo vuelve muy agradable. También hay que mencionar los guiones de Godofredo Fink para las Tragedias descartables, dramas resueltos en 1 página. Por lo general, la revista suma invitados como El Gory, Pablo Parés o Lucía Brutta; la incorporación más destacada es la de José Luis Gaitán, que retoma su personaje Babetool. Lo único que le falta a Panxarama es tener más páginas.

935513_526048647470971_1359815428_nEn Tandil, se hace un fanzine de lo más interesante, de nombre Líder Negativo. Sus factótums son Alfredo Retamar y los hermanos Lucas y Luciano Nuñez. Colaboran diversos artistas, entre ellos, los guionistas Guido Barsi y Gonzalo Grela.

Bien presentada y con una edición cuidada, la revista lleva ya 6 números anuales -incluido el N°0 de  2009-,  y sólo trae historias unitarias. Son relatos cortos, entre 2 y 8 páginas.  Los hermanos Nuñez, por lo general, no trabajan juntos, y muestran una buena evolución en su arte con el correr de los números, en el último, tanto Galápagos como El vuelo de Bird, son buenas historias, con un arte sólido. Retamar, por su parte, es el de mayor producción, con un estilo clásico, pero moderno, y  con una puesta en página compleja. Las historias que dibuja -y a veces escribe- muestran su predilección por tópicos de la ciencia ficción, la fantasía, y la exploración de los sentimientos y sensibilidades humanas. De nuevo, lo único que la revista necesita para lucirse es tener más páginas para dar cobijo a historias de mayor alcance narrativo. Los muchachos van a estar presentando un nuevo número en Dibujados, hay que meterle un ficha porque vale la pena.

10991125_737128469739739_4130151072179143587_nUna de las sorpresas que me llevé en Comicópolis fue poder tener a mi alcance la inmensa producción de fanzines de Manga que se producen en nuestro país. Estos fanzines casi nunca se ven en  el circuito de la Historieta Argentina Independiente, pues frecuentan -casi con exclusividad- los círculos del Manga y Anime -como el Anicomix-, a los cuales soy casi por completo ajeno. Lo que más me sorprendió fue la corta edad de los nuevos autores, muchos están todavía en el secundario. Esa juventud se nota y se trasalada a lo que producen. Las temáticas, los argumentos, los diálogos, hay apuro por hacer, por producir. Es maravilloso. Por supuesto, están llenos de errores, pero es fascinante. De todos, hay dos buenísimos, Wrong Side! y Trick or Treat.

Arisato Eisen es el seudónimo detrás del cual se esconden el chileno Sebastián Maureira y el argentino Jonathan Yapura. Los dos se complementan para hacer Wrong Side!, una historia de combates entre demonios y cazadores de demonios, con humanos en el medio. Yapura se encarga de los bocetos y el diseño de página, mientras que Maureira hace la tinta y el diseño de los personajes. 12032963_1663180570571544_107694165594134011_nEl argumento corre por cuenta de ambos, pero el guión está a cargo de Yapura. Los diálogos son confusos, pero divertidos y no tienen ninguna intención de reflejar ni describir la realidad. El dibujo de Maureira es superlativo y el diseño de página le permite lucirse. La dupla hizo también un unitario, de corte dramático, llamado Dreamed Life. Ahí, Yapura se luce en otro registro, con diálogos más adultos y situaciones bien desarrolladas.

Trick or Treat, está realizado por el estudio Karasu TenguNerina Landi, Pablo Montemurro y Marina Gurovich-. Es un lindo fanzine de 60 páginas en sentido de lectura japonesa, con una historia unitaria, donde Darren debe ayudar al malvado Yodibashi a convertirse en el Rey de los Demonios, a cambio de que éste le diga dónde está el alma de Melissa, la chica que ama. La puesta en página es dinámica y el dibujo expresivo, y si bien la influencia japonesa está en primer orden, el arte logra tener un pulso propio.

Bueno eso es todo por hoy, pero estimo que una entrada más dedicada a los fanzines habrá, ¡y es que son tan lindos! Nos vemos en un rato en el Dibujados, ¡uno de los pocos eventos donde se puede tomar cerveza y el buffet es barato!

Etiquetado , , ,

De La María por siempre

Graceh0Cuando era pibe, una de las cosas que más me impactaba de las revistas de historietas argentinas eran las tapas. Las de Columba tenían -casi siempre- el sello distintivo de Alfredo De La María. Sus pinturas tenían algo extraño, como si estuvieran suspendidas en el tiempo, y a la vez, tenían una cosa dramática y épica, que me atraían de manera irremediable.

Una de las cosas que siempre lamenté, era cómo la falta de diseño arruinaba -más de una vez- una ilustración maravillosa, algo que se hizo mucho más notorio en la última época de la editorial. Después, llegó la malaria, nada sobrevivió a los caníbales ’90, la importación se comió todo, hasta nuestra historieta. Columba desapareció en medio de un maremágnum de incertidumbres, contradicciones y decadencia; con ella se fueron las ilustraciones de De La María.

Coleccionar de manera retroactiva es difícil, más si uno quiere hacerse de una colección completa de El Tony, D’artagnan, Intervalo o Fantasía. Un poco más fácil debe ser Nippur Magnun, porque apareció en el ’79, y son -nomás- 21 años de publicaciones quincenales. De semejantes volúmenes hablamos.

Yo opté por lo más fácil, comprarlas por los personajes que traen, sin que me importe si tengo una colección completa o no. Tal vez es lo más sano para hacer. Como dije, comprarlas por los personajes. O por las tapas, porque de un tiempo a esta parte, De La María me puede. Photoshop mediante, una re-interpretación de la la tapa original, y aparte está Grace, que “mata mil”.

Graceh9

Etiquetado , , ,

Pequeña guía de compra para la temporada de eventos de historieta – Parte 2

home

JoseMuniosMientras que la primera parte de este informe, se escribía en el inicio de los meses fuertes en cuanto a eventos de historietas se refiere  esta segunda parte es casi una posta en el camino a Comicópolis, el Festival Internacional de Historietas en Tecnópolis, que este año celebrará su tercera edición entre el 17 y el 20 de Septiembre. Si bien, el lugar -para qué mentir- está algo a trasmano, pensamos que vale la pena ir, en especial por los artistas invitados que estarán en el evento. De todos, nos quedamos con tres, por el simple hecho que que son los más cercanos a nuestras afinidades y gustos, hablamos de Howard Chaykin -creador del inoxidable Cody Starbuck-, Domingo Mandrafina -responsable de la faz gráfica de SavareseMorganCosecha Verde, El condenado y los Fratelli Centobuchi– y, en especial, José Muñoz -uno de los creadores de Precinto 56 y Alack Sinner y, tal vez, la mejor expresión de una generación de artistas argentinos destinados a revolucionar la historieta mundial-.

Los nuevos lanzamientos son muchos, casi que podríamos hablar de una fiebre editora, por lo que continuamos con la recomendación de algunas obras de calidad para el lector de historietas.

Ciudad-tapaUno de los hechos más llamativos es que las dos obras cumbres de Ricardo BarreiroCiudadParque Chas han vuelto a circular. Si bien, ambas obras podían encontrarse sin demasiado esfuerzo, las nuevas ediciones son una buena oportunidad para revisarlas.

Ciudad, fue escrita para el pincel de Juan Giménez, cuando ambos autores ya se encontraban radicados en Europa a fines de los ’70. La historia significó para Giménez su despedida del dibujo en blanco y negro -al que sólo volverá en una ocasión-, justo antes de su pase definitivo a trabajar en color directo con la siguiente obra que la dupla haría en conjunto, La estrella negra.

El planteo argumental es impecable, el mecanismo perfecto de la aventura. La Ciudad es infinita y en ella conviven todas las realidades posibles, todas las pesadillas y todas fantasías del hombre. Allí, Jean y Karen, son náufragos que luchan por sobrevivir y mantener su humanidad. Entre muchos puntos altos, se destaca el desenlace, con Juan Salvo, el Eternauta, como invitado, dando cierre a una historia imposible.

El libro es una publicación conjunta de Historieteca y Doedytores, y tiene como atractivo que las 5 páginas iniciales del quinto capítulo -llamado Metro a ninguna parte– fueron coloreadas por Giménez, para un proyecto de edición a todo color en Europa que quedó trunco. Este agregado color hace al libro, de alguna manera, diferente con respecto al que hace más de 20 años publicó Ediciones de la Urraca. Falta agregar que hubo una segunda parte de la historia, titulada Ciudad II, esta vez con dibujos de García Durán.

Barreiro regresó a la Argentina con el retorno de la democracia, y fue el guionista con más presencia en la primera época de Fierro. En ese tiempo, escribió Parque Chas, para el arte de Eduardo Risso. Un poco más tarde, la dupla reincidió en Parque Chas II. Ahora, las dos historias fueron reunidas en un tomo integral.

10996237_829076277199798_1758607885628875452_nHay ciertos paralelismos entre ambas obras de Barreiro, sólo que en Parche Chas el paraje infinito de la Ciudad se circunscribe al ámbito local del laberíntico barrio porteño de Buenos Aires. Esto le da a la obra un color e idiosincrasia muy cercana a nosotros como lectores, así personajes de la realidad, como Jorge Luis Borges, Alejandro Dolina, Diego Maradona, y hasta Bo Derek, se mezclan con otros de fantasía, como el omnipresente Juan Salvo, el aventurero Corto Maltés e, incluso, el temido Cuco. En las calles de Parque Chas todo es posible, hasta ser la cabeza de playa de una invasión extraterrestre… Se puede decir que Barreiro, intentó -y logró- su propio Eternauta, donde el protagonista es su álter ego, un  escritor de historietas que se ve inmerso en circunstancias extraordinarias que lo envuelven y obligan a pasar a la acción, es decir, a la aventura. En el camino, encontrará el amor en la sensual Aitana

La segunda parte de la historia sigue los caminos habituales de todas las continuaciones que Barreiro escribió, centrada, por sobretodo, en la peripecia y la acción incesante. Casi una celebración de la aventura, pero que deja de lado, el costumbrismo que impregnaba a la primera parte.

El libro corre por cuenta de Puro Comic Ediciones y es, por lejos, superior a los que circularon algunos años atrás, cuando la imprenta quemó los grises del dibujo de Risso -esenciales para el tono de la historia-. La nueva edición, por el contrario, los respeta a rajatabla. Tal vez, lo único que desluce un poco es el re-letreado digital que hicieron en la primera parte en comparación con el letreado manual de la segunda, por cierto, un detalle menor.

10489659_868310706545426_690575896888459840_nAl igual que su compañero de equipo durante este año, Juan Giménez pudo ver su trabajo publicado por partida doble, pues también hay una nueva edición de Basura, una de las pocas obras que el mendocino realizó con Carlos Trillo.

La historieta representa para Giménez su único regreso al dibujo en blanco y negro desde la ya mencionada Ciudad. Este regreso no es completo, Basura fue dibujada a todo color para Europa, esa es la versión que, por ejemplo, se publicó en la española Zona 84. Por esos años, la revista Fierro había perdido todos sus pliegos color, por lo que Giménez, produjo una versión en blanco y negro a puro rotring, calcando su propio trazo sobre las hojas ya coloreadas. El resultado es peculiar, las páginas están llenas de detalles, un trabajo de línea con poca modulación pero impactante en su complejidad.

Basura 32El argumento de Basura, se enrola en la ciencia ficción de moda en los ya lejanos años ’80, un futuro distópico de tintes post-apocalípticos, que sirve a los autores para mostrar la desigualdad del mundo, donde unos pocos viven en el lujo total a costa del sufrimiento y la pobreza de muchos. La historia termina donde realmente empieza, cuando los protagonistas se dan cuenta que la única respuesta posible es luchar contra las fuentes de dominación. Cómo llegan a esa conclusión, es lo que Trillo nos cuenta.

El libro forma parte de la Colección Charquito, publicado en conjunto por Loco Rabia y Grupo Belerofonte. En importante destacar el valor intrínseco de esta colección, que en estos últimos años puso al alcance de los lectores mucho material de calidad, historietas clásicas de los ’90, como Acero Líquido, de Mazzitelli y Alcatena, o el monográfico dedicado a Alberto Saichan, además de historias nuevas, como Grosso Mal, de Ernán Ciriani, o Causas Perdidas, de Federico Baert, Carlos Aon y Lara Lee.

La edición es correcta, aunque pequeña -15,5 x 23 cm.-, y el rotulado es de lo mejor que se ha visto en mucho tiempo. Tal vez un poco más de contraste hubiese tratado mejor a la impresión, que salió tramada.

10997200_1376310006023199_3395498011215160470_n1Alejandro Schmied, es la mano detrás de Tren en movimiento, una editorial independiente que trabaja sobre la narrativa, el ensayo y el arte gráfico, donde destacan sus libros de influencia anarkopunk, como Punk rock, anarquía y tinta china Punk y sus derivados, ambos de Max Vadalá, y los que trabajan sobre el consumo de masas y las literaturas marginales, como los exhaustivos Revistas argentinas de ciencia ficción La editorial Tor, ambos de Carlos Abraham. Desde hace ya un tiempo, Tren en Movimiento también publica libros de historieta, y su línea editorial guarda una estrecha relación con unos de los colectivos artísticos más famosos durante los ’90, El Tripero, la publicación de los ex-alumnos de Alberto Breccia.

11999304_10208011657636267_609580938_oLa mayor novedad es que pronto -si no, ya- vamos a tener un nuevo número de El Tripero, que luego del 0, el 1, el 13, el 7, el 2000, el 5761, y el  7 -por segunda vez-, ahora aparece con el número 20. Es una antología de 120 páginas en formato grande -23×31 cm.-, con un insert desplegable, que vuelve a reunir a  Marcelo Alzetta, Tomás Argüello, Julián D’Angiolillo, María Delia LozuponeLautaro Fiszman, Ezequiel Garcia, Mariano Grassi, Didi Grau, Daniela Kantor, Sandra Beatriz Lavandeira, Christian Montenegro, Teresa OrelleFrank Vega y el inefable José Muñoz, a quien nombrásemos más arriba. La tradición de este colectivo siempre se centró en materiales experimentales destinados a un público lector que busca algo más atípico, al principio estuvieron emparentados al universo ‘brecciano’ del claroscuro, es decir, un expresionismo de luces y sombras con una tendencia ‘feísta’. A más de 20 años de la desaparición del viejo Breccia, esto artistas han encontrado su voz propia, sin dejar de lado la búsqueda y la experimentación. Desde acá, esperamos con ansias lo que tienen para decir esta vez.

11902177_1481355238852008_1527862708_oFrank Vega, es tal vez, el artista artista más descollante de toda esta camada de artistas. Desde aquella primitiva Hemoplagia, donde un extraño Guasón se transformaba en un atormentado Robin, al fundacional Huevito, cuando comienza a perfilar la búsqueda estética de su actual estilo de dibujo, Vega es una muestra constante de talento. Su blog personal es algo para no perderse, y el título del mismo da nombre a su primer libro, Mortadelas Salvajes. La edición recopila su trabajo para la segunda época de Fierro, para la cual produjo 3 tiras, Kiosco Carucha’s; Plutonio, El sapo karateca; y el descomunal Pititi. La edición es atípica, pocas hojas -48 páginas-, y en un formato extraño -15 x 30 cm.-, pero que permite el lucimiento de las tiras. Hay además 12 tiras inéditas de Pititi que, como siempre, hace gala de una cultura de la autodestrucción sin límites.

11940252_1481355302185335_1519459628_nBarro y Sangre, reúne las historietas dibujadas por Lautaro Fiszman,  a lo largo de estos últimos 15 años. Algunas de ellas ya habían han sido publicadas con anterioridad, pero son las menos y, en su mayoría, en el exterior.

El trazo de Fiszman, plástico y expresivo, mezcla influencias clásicas y pictóricas, en un combo muy atractivo. Lo mejor de él se ve en las historietas a color, que son  impactantes. Por suerte, las que son en blanco y negro, no se quedan atrás. La edición es buena, 80 páginas en formato grande -22 x 30 cm.-, algo no muy común en el actual medio de la historieta en nuestro país, y permite el lucimiento del dibujo.

Todas las historias tienen a la guerra como trasfondo, que funciona como un vehículo para mostrar el horror y el espanto que los seres humanos están sometidos durante los tiempos de confrontación armada. Los historias son adaptaciones de cuentos de Ambrose Bierce, Simja Sneh, Josep Bau y Leon Bloy. Hay, también, una versión de un capítulo de Ernie PikeEl Senegalés, de Héctor Germán Oesterheld y Hugo Pratt, además de guiones originales de Mariano Buscaglia y Alejandro Cohen Arazi.

11216720_1070304752997405_1395221074210863029_nEzequiel Garcia, además de pertenecer a El Tripero, forma parte de Un faulduo, un colectivo de investigación y experimentación alrededor del campo de la historieta, cuyos otros integrantes son Nicolás Daniluk, Nicolás Moguilevsky y Nicolás Zukerfeld. El grupo explora la relación entre la historieta y las artes visuales, parte de esa experimentación se plasma en una revista homónima, que ya lleva 10 números y tiene un sistema de rotación de directores (S.R.D.), donde cada número es dirigido por un miembro diferente del colectivo.

La experimentación total hace que la única constante en la revista sean los cambios de formatos, de contenidos, de técnicas, de propuestas. Ningún número de Un faulduo se parece a los anteriores. Esto, por supuesto, arroja dificultades en el abordaje de la publicación. Es un ejercicio exigente, que obliga a segundas y terceras re-lecturas. Los resultados son dispares, pero interesantes.

El último proyecto del grupo es la re-interpretación de unos de los libros claves para entender parte del desarrollo de historieta en la Argentina, puesto que definió por al menos  los 10 años siguientes la manera de abordar el estudio de la historieta en nuestro país. Nos referimos a La Historieta en el mundo moderno, del semiólogo Oscar Masotta, publicado en 1970. A 45 años de su primera edición, los muchachos de Un faulduo nos entregan La historieta en el (Faulduo) mundo moderno. No podemos decir mucho más, sólo habrá que abrir el libro y experimentar el Faulduomundo, algo que sin duda no es para todos. A modo de anticipo, una de las presentaciones del grupo. La publicación corre, también, por cuenta de Tren en Movimiento, una de las editoriales que mejor entiende cómo editar un libro.

Ya 100 por ciento en las arenas del fanzine, dos cosas a las que hay que ponerle el ojo, NN Comics y Le chien avec pullover.

15916_770393006347876_434068846444332624_nNN Comics es el proyecto que Martín Giménez comenzó en 2012 y que cuya primera parte concluyó el año pasado, con la edición de un libro recopilatorio artesanal, encuadernado a mano y de tapa dura, de nombre Pets.

Lo mejor de Pets es, sin dudas, el dibujo. Giménez es un dotado, que sabe usar tanto la técnicas clásicas como las digitales, las que mezcla en cantidades iguales, con un resultado fotográfico y plástico a la vez.  A medida que la historia avanza, el dibujo se estiliza un poco, para dar más dinámica y narrativa, algo que se aprecia en la segunda parte de la historia, que lleva por nombre Insolado. La puesta en página es compleja, y sería ideal un formato más grande para que el dibujo se luzca mejor.

Con respecto al guión, Pets se centra en 4 humanos que fueron raptados por extraterrestres y devueltos a la tierra con mutaciones monstruosas, y que tratan de sobrevivir y encontrar un propósito a su existencia. Todo eso, en medio de un futuro distópico, con Tinelli como presidente en una Argentina invadida por marines estadounidenses. Giménez busca establecer su propio universo súper-heroico, anclado en nuestra idiosincrasia e identidad, una tarea no menor. Por momentos, los personajes tienen demasiado proceso interno y tantas palabras vuelven confusas a las historias. Por suerte, el sobrenadante de texto desaparece de a poco a medida que se suceden las aventuras. Como todo fanzine, NN Comics es un proceso en desarrollo, pero tiene las virtudes suficientes para que valga la pena. En especial porque Giménez es un as del dibujo.

01. TapaPor último, le toca a los amigos de Le chien avec pulover. El fanzine es obra de NN y Jacinto Lárami, dos artistas que se esconden bajo seudónimo. La aventura editorial de los muchachos parece haber llegado a su fin, puesto que después del cuarto número, publicaron dos epílogos dividiendo el nombre del fanzine en Le chien y Avec pulover. Es muy difícil que el público encuentre esta revista en eventos grandes, pero es posible que al menos aparezcan por última vez en el Dibujados de Octubre próximo, con su paño, sus revistas y su mate. Esperamos que así sea y que nos crucemos con ellos una vez más.

Petite. 01Todos los números de Le chien avec pulover son buenos, y la mejor característica que tienen es que se superan número a número. Recomendamos con vehemencia que se hagan dueños de al menos algún ejemplar, en especial del número 4, o de Le Chien, por entero a cargo de NN, donde revisita la Semana trágica, o del Petite N°3, titulado Conclusión, un recopilatorio involuntario sobre la teoría del fanzine que Lárami sostiene y defiende. El último número, Avec pulover, fue confeccionado a priori sólo para dos personas, siendo una de ellas el propio autor. Todo el contenido de Le chien avec pulover está online en su blog.

Así llegamos al fin de esta segunda entrega, prometemos una tercera parte ya en el comienzo de Comicópolis, y una cuarta en el camino hacia Dibujados, tal vez el evento más influyente en el medio de la historieta independiente de Buenos Aires. ¡Hasta la próxima!

Etiquetado , ,

Pequeña guía de compra para la temporada de eventos de historieta – Parte 1

banner-home_eu

Desde hoy, jueves 13, y hasta el domingo 16 de Agosto, con la sexta edición de Crack Bang Boom,  la Convención Internacional de Historietas que se celebra año a año en Rosario, se abre la temporada de eventos más importante de nuestro país. Éste período se extenderá hasta el próximo mes, cuando entre el el 17 y el 20 de Septiembre, tenga lugar Comicópolis, el Tercer Festival Internacional de Historietas en Tecnópolis.  Estos meses son los más convocantes para los actores que mueven la industria, pues se aprestan a lanzar nuevos productos. Ante la abundancia de nuevas ofertas, nos animamos a recomendar algunas obras independientes, que de seguro tienen la calidad suficiente para sorprender al lector desprevenido.

Sin más vueltas, pasemos a lo que importa:

25840291Primero, y porque parece un libro que puede retratar su época -debido a la cantidad de autores involucrados-, está Informe, Historieta Argentina del Siglo XXI, publicado por la Editorial Municipal de Rosario. El libro de más de 200 páginas incluye obras de Berliac, Pablo Vigo, Javier Velasco, Pedro Mancini, Nacha Vollenweider, Natalia Lombardo, Mariano Díaz Prieto, Lucía Brutta, Camila Torre Notari, Pablo Boffelli, Lucas Mercado, Estefanía Clotti, todo-es-historieta-pagina-12-50-historietas-de-jovenes-18893-MLA20161511585_092014-FMaría Luque, Andrés Alberto, Manuel Depetris, Victoria Rodríguez, EffyBeth, Nicolás Mealla, Pablo Guaymasí y Sofía Gómez

Las historietas incluidas son en su mayoría inéditas, y si no, fueron publicadas entre 2011 y 2015 en Internet o en ediciones impresas de escasa tirada.  Informe, según la RAE, significa descripción, oral o escrita, de las características y circunstancias de un suceso o asunto, así este libro pretende mostrar un estado de situación de un proceso siempre cambiante. En tal sentido, esta antología “practica un recorte sobre un campo en mutación y registra los aportes a la historieta argentina de una nueva sensibilidad”. Tal vez, estamos ante el nuevo Todo es historieta, aquel libro que retratase lo nuevos valores de los ya lejanos ’90, y que sirvió de muestrario de toda una generación.

No hay precio confirmado, pero esperemos que sea accesible. Creemos que vale la pena.

C__NDIDO_53fd1496e801dSeguimos por el lado rosarino, y nos detenemos en Rabdomantes Ediciones, el sello comandado por César Libardi, uno de los factótums de la histórica AHI Rosario. La editorial está llevando un importante trabajo de rescate sobre las obras más relevantes en el campo de la Historieta Independiente Argentina.  En este sentido, el sello publicó las ediciones definitivas de Cándido, de J. J. Rovella, y Orgamastrón, de Julio Azamor, historietas centrales de la etapa más vibrante de Catzole. Desde aquí recomendamos ambos álbumes.

Cándido, es un “western noir”, más cerca del policial negro, el thriller y lo sobrenatural que de las clásicas películas de John Wayne. Éste fue uno de los últimos trabajos de Rovella en un registro adulto-realista. Demás está decir el tremendo acierto que fue reeditar esta obra. El libro ya tiene un año en circulación, pero si todavía no lo tenés, es una muy buena oportunidad para no dejarlo pasar.

11883058_10206654710901682_1443045833_oJulio Azamor da una lección de narrativa, y despliega una historia de ciencia ficción y terror, plagada de acción y vértigo, con  páginas de construcción precisa y cinematográfica. Nadia, la protagonista, junto a su ayudante robot, roba el secreto Orgasmatrón, un objeto que puede poner en jaque al universo.  Si bien el libro ya fue editado, va a tener su charla presentación durante la convención.

Además, para esta oportunidad, Rabdomantes rescató otra obra de valor, (Bang)Kok, 60 maneras de escapar de una ciudad, del intratable Renzo Podestá. El libro original se editó por primera vez en en 2006, a través de Llanto de Mudo, en un formato chiquito cercano al B6, y hace años  que está descatalogado.

Tapa-Bang-KoK-baja-1(Bang)Kok se ubica en un un futuro distópico, donde los artistas y creadores son llamados Ceroproductivos o Karmas y son perseguidos por un estado totalitario para reconvertirlos en soldados definitivos. ¿Es posible escapar en este contexto? ¿Es posible soñar en un mundo que ha cambiado las normas de libertad por la vigilancia y el castigo? Estas y otras preguntas son las que plantea Podestá. Si en los años posteriores al desmoronamiento del AHI, la Asociación de Historietistas Independientes, el medio dejó una obra de prominencia, es ésta.

11853798_10206654704821530_1168658050_nPor último, Rabdomantes también edita una revista, La Quimera, cuyo número 3, también será presentado en la convención. La Quimera es, en algún sentido, la reconversión de la AHI Rosario -que amén de lanzar cientos de fanzines entre fines de los ’90 y principios de los ’00, también organizó las 10 ediciones Leyendas, el evento que precedió a la Crack Bang Boom- en un emprendimiento comercial. En sus páginas nos podemos encontrar con varios clásicos de la movida rosarina, con los infaltables Zorro Ré y Nicolas Zuliani a la cabeza, además de Pablo De Bonis, Esteban Tolj, Deambroggi, y el propio Libardi entre otros. La revista está muy bien editada, el nivel de arte es muy bueno, y los argumentos mejoraron del primer al segundo número. Si la curva ascendente continúa, el tercer número es una fija.

10929931_668802136559873_5110363029433255161_nMoviéndonos a otros terrenos, llegamos a Purple Comics, el sello capitaneado por Lea Caballero, y que tiene como adlátere ideal al talentoso Franco Viglino. Los muchachos hace ya 2 años que están embarcados en la aventura de su propia editorial y llevan 6 números publicados de la antología homónima, que recopila lo que publican en su blog. El formato antología parece funcionales muy bien, y si bien dentro de la antología hay cosas mejores que otras, las series Cielo y Mad Hawk, a cargo de Caballero, y Jellykid y Chicken Wing, a cargo de Viglino, ponen la vara muy alto en cuanto a calidad.

El número 6 de la antología es, tal vez, el mejor hasta ahora, son 96 páginas en formato 14 x 20 cm, con algunos pliegos en papel de color, en un deliberado homenaje a la Shonen Jump japonesa. Es que los  muchachos están eminentemente influenciados por el manga,  lo que no les ha impedido tener un estilo propio y pesonal.

11880965_10207711969983121_256924387_nAdemás, también está la posibilidad de conseguir el libro recopilatorio de Purple Comics. Son 128 páginas en blanco y negro en formato 17 x 24 cm, y tapas color a cargo de Salvador Sanz. El libro incluye los primeros capítulos completos de los consabidos Jellykid y Mad Hawk, más Crónicas de tinta, de Marce Martí, y 35, a cargo de Diego Bo Fernández, hay que ver que bien le sientan a estos autores un formato más grande del que usualmente trabajan.

11847738_10207711988183576_1981005909_oPor fin, en exclusiva para la Crack Bang Boom, los muchachos han sacado el compilado definitivo del Jellykid, son 96 páginas en 14 x 20 cm, tapas color e interiores blanco y negro. Si andás indeciso, y no sabés si ponerle una ficha en esto, lo único que podemos decir es que Viglino es unos de los artistas más dotados de la nueva generación. Con una narrativa impecable y un dibujo fuera de órbita, que sabe caracterizar personajes para encarar historias divertidas y llenas de aventuras.

Por fin, vamos a recomendar una antología un tanto esquiva, puesto que es difícil de hallar en librerías especializadas, pero que las chicas de Guter-Glitter mueven en todos los eventos.

Empecemos por el principio, Gutter-Glitter, es el emprendimiento de dos chicas, Lu Quintana y Paula Andrade, que publican obras que caen dentro del género fantástico, con una predilección por la rama del “urbano sobrenatural”. Mientras que Quintana, ya lleva dos tomos publicados de su “light novel”, Anuraidh; su compañera, Andrade, ha hecho lo mismo con el primer tomo de Monsterland.

Además de las novelas en prosa, las chicas sacan un anuario, que mezcla cuentos cortos con una buena dosis de historietas, nos referimos a Psychopomp.

bangbangtapaLa antología, ya va por su numero 4, bautizado Cockfight, el cual va a estar disponible en Crack Bang Boom, el cual todavía no hemos visto. Lo que sí podemos recomendar, es el número anterior, el 3, dedicado al género Western, y que lleva por nombre Bang! Bang! 

El libro reúne a varios artistas de relieve, como Quique AlcatenaGala SeijoLea CaballeroEl Negro VigliettiZiul MitomanteDiego CortésNicolás BrondoJokPatricio DelpecheFranco ViglinoBruno ChiroleuBordón, entre otros, además de las propias Quintana y Andrade. Hay varios puntos altos para destacar, pero sobresalen los trabajos Alcatena, Delpeche, Viglino y Andrade. El arte de Paula es algo fuera de lo común y bien vale la pena tener una obra de ella. El tomo es grueso, más de 200 páginas, y está a un precio accesible, para que no se escape.

Eso es todo por hoy, en unos días seguimos el recorrido.

Etiquetado , ,
A %d blogueros les gusta esto: