Archivo de la categoría: Historia

Incunables: Vida del Che

wasserzeichen-projekteEl término incunable -del latín, prima typographicae incunabula-,  fue utilizado por primera vez por el filólogo alemán Bernhard von Mallinckrodt, en su libro De ortu ac progressu artis typographicae dissertatio historica -publicado en Colonia, en 1640, conmemorando los 200 años de la invención de la imprenta-, para definir al período de libros impresos de manera previa al annus saecularis 1500 -año del centenario 1500, que en aquella época comenzaba el día de pascua y no el 1 de Enero-, cuando la impresión de libros estaba “en su cuna“. Por fin, es Cornelius van Beughem, con su Incunabula typographiae de 1688, quien confecciona el primer catálogo de libros incunables con alrededor de 3.000 títulos.

Por carácter extensivo,  la expresión “¡Es un incunable!“, hace la referencia a todo libro u objeto que ya no se edita y sus copias o ejemplares están agotados y son casi imposibles de encontrar. Y aunque la Real Academia Española considere incorrecto este último uso, nada nos puede quitar el placer de exclamar la frase cuando hablamos de algo que nos costo sangre y lágrimas conseguir.

En la historieta no hay incunables…. pero…  siempre hay están esas figuritas difíciles… Libros y revistas que uno puede pasar años y décadas buscando, y que si uno es coleccionista puede llegar a pagar sumas siderales sin pensarlo dos veces.

Tomemos el caso de Vida del Che, la biografía escrita por Héctor Oesterheld, dibujada a dos manos por Alberto y Enrique Breccia, y editada en 1968 -durante el Onganiato,  por Ediko S.C. (Jorge Álvarez Editor).  La tirada de 7000 ejemplares fue secuestrada días después de entrar en circulación por el gobierno de facto, y los originales -en poder de la editorial- secuestrados y más tarde destruidos. Los únicos ejemplares que sobrevivieron fueron aquellos en poder de los lectores que ya habían comprado el trabajo. Sobre esas revistas sobrevivientes es que se han hecho todas las re-ediciones, desde la española Ikusager en 1987, a la de Imaginador en 1997, a la de la colección Nueva Biblioteca Clarín de la Historieta en 2007 , hasta las ediciones definitivas de Doeditores en 2008 y 2011 -que son las que mejor han recuperado las imágenes impresas, aunque la iniciativa de corregir los “errores”  estéticos y de documentación de la historieta son discutibles-. En fin, conseguir una imagen original y en alta definición de la portada de aquella edición primigenia era inconseguible… …hasta hoy.

IMG_0002a

Anuncios
Etiquetado , , ,
A %d blogueros les gusta esto: