Archivo de la etiqueta: Purple Books

Amigos de la casa

Bueno, este año que todo se lleva, hasta el tiempo, ¡también se lleva las reseñas! Así que ante la inminencia de dos eventos como Viñetas Sueltas y Dibujados, corriendo con viento y marea, tres amigos de la casa traen novedades en una nota más rápida que visita de médico, y plagada de frases de otros! Vini, vidi, vici y hasta la viñeta siempre!

Arrancamos con el marplatense Kundo Krunch, que apareciendo con timidez algunos años atrás, a fuerza de talento y compromiso, es hoy uno de los artistas más requeridos y de mayor producción el ambiente independiente. Deuz Tecnicorp es un proyecto co-editado por los sellos Faro Negro y Mitomante, un fanzine hermoso, titulado La reminiscencia de un sistema obsoleto, en formato A5 apaisado (21 x 14,5 cm.) y 24 páginas a color. La historia transcurre en un futuro donde los países ya no son manejados por gobiernos democráticos sino por corporaciones, donde los ciudadanos son también los empleados que llevan estas empresas adelante, y según el puesto y rol que desempeñen en su trabajo es la clase social a la que pertenecen. Allí, tres personajes que desempeñan funciones para una farmacéutica terminan siendo víctimas de los medicamentos que ellos producen. Cómo y por qué es lo que nos cuenta Kundo.

El enrulado Kokin Kokambar viene afiladísimo, y bajo el lema de campaña ‘A todo culo‘, prepara  tres publicaciones nuevas bajo el sello Ediciones Pollofante. Una de ellas -y a la que le tengo más fé- es Culín, un culito como vos, como yo, como todos, un fanzine de 32 páginas, en formato A6 apaisado. A él, se suman,  Historia de un culo y su continuación, Historia de un culo más grande, un cuento infantil ilustrado para niños, todo obra del omnipresente Kokin, con la participación estelar de Verónica Falco. Pero eso no es todo, falta nombrar la colaboración de Kokin, en guión, y Juan Pablo CuriaLocuria Toons-, en el el dibujo, haciendo una revista de tiras cómicas, intitulada Miguel Ángel Buenas Noches, y que tiene la pinta de ser por demás de divertida. Son 28 páginas a color, en formato apaisado. Como pueden ver, hay para elegir.

Para el cierre, están los muchachos de Purple Books, que este año dieron un paso adelante para proponerse como unas de las editoriales más pujantes, tanto por iniciativa como por calidad. Este año editaron Panteras, de Mazzitelli y Alcatena; además de Yo-Nen, de Lea Caballero; y el segundo tomo de Jelly Kid, de Franco Viglino. Ahora, Purple vuelve a la carga con una nueva línea de fanzines, de los cuales el primero es Re-bolt, por completo a cargo de Rodrigo Yoshimiya. La historia se centra en Denki, un joven misterioso que llega a Port Town con el objetivo de encontrar a un individuo conocido como Re-bolt. En su búsqueda, se topa con un escandaloso niño que causa el terror entre los vecinos. Luego de ser víctima en carne propia de las travesuras del chico, Denki averigua que este responde al nombre de Re-bolt. ¿Será este chico la persona a la cual Denki buscó durante tanto tiempo? Esta es la incógnita que se devela en 32 páginas en blanco y negro, con tapas color, en formato 14 x 20 cm. El arte de Rodrigo es cosa seria, están avisados.

Bueno, pocas reseñas esta vez, pero con novedades que prometen! A entrarles sin miedo! El fanzine cumple y la historieta dignifica!

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , ,

Más novedades dibujadas!

En esta segunda parte del año, se observa una seguidilla de eventos de historieta que concentran gran actividad, en especial porque a partir de mañana, con la catorceava edición de Dibujados y -en menos de 2 semanas- con la cuarta edición de Comicópolis, los editores ponen oficialmente todas sus novedades al alcance directo del público. En general, hay una tendencia que se mantiene en estos últimos años y es que el volumen de lanzamientos siempre va en constante aumento. De hecho, este recorrido por las nuevas ofertas editoriales, se suma al que ya hizo Sergio Schiavinato, con la certeza que se necesitarían 2 o 3 notas más como para hacer una cobertura exhaustiva de la escena actual. Pero ya queda en manos del lector animarse, ir, charlar con los autores, atreverse con cosas nuevas, hay un mundo de historietas por descubrir. Por último, es importante mencionar que en el próximo Comicópolis, el sector fanzines va a tener un total de 200 expositores, una cifra que probablemente sea un pico histórico de participación y actividad. Hay historieta para rato, señores. Ahora sí, a los papeles.

Los amigos de Panxa Editorial, que también forman parte de la organización de Dibujados, siempre tienen cosas nuevas que mostrar. La primera cosa que hay que mencionar, es la edición del demorado Cíclico, el libro de Luis Gory, que por complicaciones de último momento no llegó al Dibujados pasado, pero que esta vez está listo en tiempo y forma. Cíclico explora lo circular de los ritmos vitales y está escrito y dibujado por Gory, con textos de Godofredo Fink al principio de cada capítulo. Son 48 páginas, a todo color, en un formato algo atípico -12 x 17 cm.-, cosidas a la manera japonesa. Un libro objeto. Además, Federico Ferro -(a) Epileptic Fred– edita Los Caminos del señor Nada. El personaje fue una sección fija en la revista Panxarama y también apareció en la revista-libro de ciencia ficción Cuásar, además de inaugurar la colección Libros de Juguete con PLOC. La historia es muda y en completo blanco y negro. El libro tiene un formato 14 x 20 cm., en cartoné lomo recto.

La colección Libros de juguete agrega un titulo más ya que El pozo, el amo es el volumen 7 de la colección. La obra es un trabajo de Juani Navarro, sobre textos de Rafael Barret -escritor anarquista español-. Navarro es un autor particular, con un estilo de dibujo que conecta con el underground norteamericano –Robert Crumb y Peter Bagge-, pero con una inconfundible impronta argentina. Su obra Pueblo Chico, también editada por Panxa hace unos años, lo mostró como un autor maduro y listo para que más lectores lo conozcan. El pozo, el amo es un minilibro -5 x 7 cm, o sea, un A8 refilado- y la encuadernación es cartoné lomo recto -o sea el tapa dura tradicional-. Todas las encuadernaciones de Panxa son un trabajo artesanal, algo a lo que Federico es muy afecto y maneja con excelencia. Para un bibliófilo y coleccionista de libros objeto, estas ediciones son la perdición absoluta.

Desde la costa del sudeste bonaerense -osea, Mar del Plata y aledaños-, llega una nueva editorial de nombre Faro Negro, dirigida por 3 artistas de la  zona –Kundo Krunch, Lou y Manu Amagi-, que se propone como una cooperativa de autores, además de una familia y una trinchera para la historieta independiente y autogestiva. Entre sus lanzamientos está Pagano, de Raúl Andrés Gómez y Lou. Un magazine apaisado en formato A6 -14,8 X 10,5 cm.- a todo color, que cuenta una historia de horror, escrita por Gómez e ilustrada por Lou, que muestra los ancestrales secretos de una tribu y su misteriosa forma de procrear, y cuya frase de apertura es ‘Escucha a través del viajero de los mil mundos su primer encuentro con los arboles místicos’.

El segundo título es Teatro Macabro, de Lou, una caja de madera tallada que contiene cuatro fanzines con historias unitarias que cuentan diferentes períodos y etapas en su vida.  Algunas son historias macabras, otras catárticas, en donde la caja es un símbolo de contención y final. Todo en formato A6 -10,5 x 14,8 cm.-.

El amigo Nick Gregory, ya en camino a convertirse en un histórico de la edición autogestiva, acaba de fundar su propio sello, hablamos de Zingo comics, que sale a la cancha con dos publicaciones. La primera es Punkpurrí, una recopilación de historias que Nick ya publicó en los fanzines Espinazo y Padawan, por lo que la revista en un recorrido por su carrera y su evolución en el dibujo. Hay también trabajos inéditos, entre cada historia hay un separador con ‘chistes tontos’ -algo con lo que Nick juega mucho en las redes sociales-, además de una historia  basada en una canción de Flema, la mítica banda de Ricky Espinoza. Hay que aclarar que la postal de Justin Bieber viene dentro del fanzine como regalo. Solo cabe decir una palabra: Tremendo.

La otra novedad de Zingo es el cuarto número de Padawan. Un fanzine que comienza a construir una cierta trayectoria en el medio, y que tiene posibilidades crecer. La antología mantiene a los mismos autores –Rex Lupus, Alico, Leox, Noelia Mol y Nick Gregory-, por lo que algunas historias con continuará siguen su marcha. Como es costumbre, las tapas siempre están a cargo de un talento, y esta vez le tocó a Jok.

El ahora antropólogo Ricardo De Luca, editó -años ha- un fanzine que alcanzó los diez números en un periplo de algo más de 4 años entre 2002 y 2006, y que contaba las historias del Urbanomutante, el misterioso guardián de Urbanópolis, una ciudad donde todo podía ocurrir. Duma Ediciones vuelve a reincidir con este clásico underground, lanzando una selección de los últimos 3 números de Urbanópolis, agregando dos episodios más, uno del primer número de la revista -pero redibujado para la ocasión- y otro inédito por completo. Son 96 páginas en blanco y negro, en formato 14 x 20 cm.  El libro cierra con un epílogo escrito por cierto servidor. A darle una chance que De Luca sabe lo que hace.

Luego de hacer Crónicas de Tinta,  el bueno de Marce Martí reaparece con Cyra y la Vida, una tira cómica que sigue las vivencias de Cyra, una chica cínica -y hasta anarquista- que tiende a romper las reglas de manera continua. La protagonista está acompañada por su -única-  amiga, Pilar, casi su contracara -hippie y siempre alegre sin importar qué-, y su mascota, un cuervo bocón y de pasado dudoso. Las historias de Cyra lo abarcan todo, desde escaparse de clases en la escuela, a la apertura de un portal interdimensional en el inodoro de su casa, o llevar a la esclavitud a una comunidad de duendes que viven debajo de su cama luego de comerse a su reina. Si hay una situación complicada, ella seguro está ahí para sacar provecho. Después de cierto tiempo sin publicar, en este regreso, Marce Martí muestra un trazo más suelto pero a la vez seguro, con buen manejo de los grises.

Antes de seguir adelante, hay que mencionar un nuevo talento de reciente aparición, se trata de Tatiana Cuccaro, mejor conocida en el medio como Blinka, y que lleva 5 números de su revista Queseyó. El terreno del fanzine por lo general depara este tipo de sorpresas, alguien que hace algo casi en secreto y que uno tiene que estar ahí para poder encontrarlo, el asunto es que Queseyó es una buena historia, liviana, sonriente, actual, bien contada y con buenos diálogos. Por supuesto que desde el aspecto formal hay cosas puntuales para mejorar, algunas perspectivas, proporciones y el trabajo de fondos, pero lo principal está, el trazo del dibujo correcto, tiene posibilidades -y por momentos recuerda a Maitena-, y los personajes funcionan. Con respecto a la historia, Robin, una chica de 21 años, se muda fuera de la casa de sus padres y se va a un alquiler compartido, donde conoce a Félix, un muchacho solitario y algo osco. Los nuevos compañeros no podrán evitar ese choque de trenes en colisión que es el amor, pero, en el medio, amigos y enredos hacen las cosas muy divertidas de leer. Si vas a comprar un fanzine, que sea este. Y ojo con Blinka, que se viene.

Para este Dibujados, Frideld lanza a través de Kanazuchi Productions  un nuevo tomo de Onigamen, la segunda parte de En Viaje a Onigahara, donde continúan las aventuras de la sacerdotisa japonesa Sanae, sus demonios protectores Kensei y Haku, el hechicero -y ejecutivo de ventas- Yasuhiro, y la espadachina Tomoko que por fin se reúnen para hacer frente a un mundo diabólico donde deberán luchar contra la bruja Kegare y sus seguidores. Para para volver a casa, nuestros héroes tendrán que enfrentar a los fantasmas de su pasado se  que les pondrán las cosas aún más difíciles, porque como dijo Spinetta, ‘después de todo tu eres la única muralla, si no te saltas nunca darás un solo paso‘. Lo que hace Frideld está muy bien, en especial porque pone el énfasis en el desarrollo de la historia, cuidando los diálogos y la construcción del relato. El dibujo es correcto y cumple su función, juega con la masa de negros plenos, aunque modula muy poco la línea.

Dejamos a los pesos pesados para el final. El amigo César Libardi,  factótum de Rabdomantes Ediciones pega fuerte con tres ediciones. La primera es Paint it black, de Rodrigo Canessa y Nicolás Barbera. La sinopsis dice así: ‘Icarus deambula las calles de Diamond City buscando venganza y justicia, pero cuando un mal mayor aparece, este vigilante se verá cara a cara con su crudo pasado y deberá tomar las decisiones correctas para que todo no termine en una tragedia. Nos sumergimos en la vida de Icarus Black y su lucha contra la corporación Stardust y un enigmático enemigo conocido como Raybakov‘.  En tanto que la segunda es Flash Card Mistery Man, de Damián Connelly y Fernando Calvi. La historia se pregunta ‘¿Qué pasa cuando te despertás en un sótano frío y húmedo y te das cuenta de que ya no sos humano? Nathan es un androide que tiene una misión: Encontrar a una mujer conocida como Baby Blue. Guiado por unas extrañas tarjetas, él deberá sortear una gran cantidad de obstáculos y por sobre todas las cosas, resolver varios misterios.’ Ambas publicaciones son parte del subsello Ojo Eléctrico, al cual hay que estar atentos, pues promete una catarata de títulos para los meses que siguen, todo en formato 17 x 24 cm.

Dejamos el tercer lanzamiento aparte puesto que requiere cierta dedicación. Si algo nos dejó la edición de la efímera y errática Bastión por parte de Gárgola Ediciones en la primera década del nuevo milenio eso fue Angela de la Morte, del enorme Salvador Sanz, y el clásico instantáneo que fue -y es- El Hombre Primordial, de Mauro Mantella y German Erramouspe. Dice Andrés Accorsi en el prologo, ‘El Hombre Primordial es atípica en todo. Habla de sexo, religión y política, despliega un nivel de violencia escabroso, prolijamente ornamentado con una sutil pátina de poesía, y hasta se da el lujo de indagar en un personaje que tiene síndrome de Down…Realmente impredecible, impactante, conmovedora. El resultado es una gema extraña de la Historieta Argentina”. Para esta edición las páginas fueron corregidas y reletreadas, el producto final hace brillar aún más los logros de la obra. Hay que decirlo, esto es compra obligada. Son 108 páginas, en formato 17 x 24 cm.

En el final del recorrido, queda recomendar los dos tomos de una obra que va creciendo con cada página, JellyKid, de Franco Viglino. Editada por Purple Books, a la edición del segundo tomo, se la acompañó con la reedición del primero, ahora con una nueva tapa -alucinante-. No hay mucho para decir excepto que la historia crece en desarrollo y se complejiza sin perder la frescura, esto es aventura pura, lo que nos gusta, bah. La sinopsis del segundo tomo dice así, ‘Oliver lleva bastante tiempo siendo Jellykid, el chico con poderes de aguaviva que defiende a la Tierra y sus habitantes. Una nueva amenaza se esconde en el fondo del océano y, en esta ocasión, nuestro héroe se une a una vieja enemiga, Pangea, para enfrentar a la raza de antiguos seres conocidos como Jellynoids‘. Para el que siga a Franco Viglino, esta nueva aventura del Jellykid es un derroche de talento. La calidad de impresión del libro es apabullante.

Bueno, eso es todo por hoy. Nos vemos en el Dibujados, el único evento del mundo donde la historieta, la amistad y la cerveza se mezclan en partes iguales. ¡Qué más querés, papá!

 

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Marcia Juárez: Haciendo historieta al andar

a1

Marcia Juárez, más que una promesa, una realidad.

A partir del 2014 en adelante, en el medio de la historieta independiente, se hizo patente un proceso que se venía incubando desde años anteriores, consistente en la aparición de artistas dedicadas no al humor gráfico ni la historieta autobiográfica, sino enfocadas sobretodo en la aventura y la historieta de género.  Marcia Juárez, además de pertenecer a esta corriente -que encuentra sus bases en grandes artistas de nuestra historieta como Martha Barnes y Laura Gulino-, es un encanto de persona, y hoy responde las consabidas preguntas.

Fecha de nacimiento, edad, y cuándo dibujaste tu primera historia

“Nací el 23 de diciembre de 1989 en el partido de Gral. San Martin, en Buenos Aires. Tengo 27 años y mi primera historia la hice aproximadamente a los 13 años, era una especie de manga fantástico que escribía en un cuaderno de hojas rayadas. En ese momento creo que llegué a dibujar unas 30 páginas y después lo abandoné.”

¿Tenés estudios formales de historieta? Si es así, ¿con quién estudiaste? ¿Cuáles son tus influencias literarias y artísticas a la hora de hacer historietas?

panxarama-07

Panxarama N°7, la primera participación de Marcia.

“Supongo que sí,  estudio artes visuales en la UNA desde el 2009 y uno de mis primeros acercamientos formales con la historieta fue alrededor del 2012 en el taller de historietas que dicta Manuel Loza -(a) Capitán Manu- en la facultad, desde entonces lo considero mi mejor maestro, tanto en la formación técnica como por las ganas que te trasmite para ponerte a dibujar.

De mis influencias literarias, me encantan Lovecraft y Cortazar, también leo libros en general pero no tantos como debería supongo… …y de influencias artísticas visuales, varios: entre manga, historieta europea, norteamericana, nacional, etc. Prefiero las historias con dibujos más personales que el mainstream: las películas de Satoshi Kon, las obras de Kerascoet, el Lucky Luke de Morris y Goscinny, el arte de Geof Darrow, los trabajos de Alcatena y Mazzitelli… La lista es larga y tengo mala memoria, pero trato de tener presente que cosas me vuelan la cabeza de una historieta para cuando escribo obras propias.”

¿Cuál fue el primer fanzine del que participaste y cómo se desarrolló tu trayectoria hasta hoy?

los-pollos

Como se puede apreciar, el arte de Marcia Juárez llegó maduro al mundo de la historieta.

“El primer Fanzine en el que participé fue en el número 7 de Revista Panxarama, con una historieta cortita de dos páginas llamada ‘Los Pollos’. El Capitán Manu me presentó a los chicos de Panza y ellos me dejaron participar en la revista. Fue una experiencia emocionante ver una historieta propia impresa por primera vez.

Después empecé a meterme más en el ambiente de la historieta independiente y conocí mucha gente que compartía la misma pasión, pude animarme a colaborar en distintas revistas con historias cortas autoconclusivas y también participé en varios concursos. Ahora  me siento más encaminada con mi obra y sostengo publicaciones largas y periódicas, como la que hice para Cripy.”

¿Celeste se publicó primero en la revista Cripy, pero luego tuvo su recopilación? ¿Podés contar de qué se trata la historia y cómo la recibieron los lectores? También, ¿cómo fue tu colaboración con los chicos de Panxa?

tapa-completa

Celeste tuvo buena repercusión en su versión online e impresa.

“Lo de Celeste fue bastante casual, seguía la revista Cripy por internet y la propuesta ‘historias de terror para chicos’ me parecía bellísima. Le pregunté a Lubrio si podía participar y me dijo que sí, dibujé la primera aventura autoconclusiva, y después la continúe con siete capítulos más. Cuando la terminé había material suficiente para compilar y me animé a hacer una tirada chiquitita de 50 revistas que salieron en febrero del año pasado, y ahora mismo solo me quedan cinco que voy a llevar llevar al EPAH! 3.

La recepción fue mucho mejor de lo que esperaba y varias personas se tomaron la molestia de decirme que la historia les había gustado mucho. Incluso, Sergio Schiavinato hizo una reseña muy linda para su blog, lo que no me esperaba ni en broma.

celeste

Una secuencia de Celeste.

La historia se trata de una nena quilombera llamada Celeste que se porta mal, miente, se pelea con su hermana, etc. Un día, inventa que hay un fantasma en su cuarto, pero esto acaba siendo real; entonces Ludmila, el fantasma, se la lleva a un mundo de juguetes y la persigue obligándola a jugar con ella, un poco en el estilo de Alicia en el País de las Maravillas. Quedé satisfecha con cómo quedó la historia y con la experiencia entera de transitar por la revista Cripy.

Lo mismo con los chicos de Panxa, que siempre tuvieron la mejor onda conmigo y pude colaborar con ellos en distintos números, hasta el más reciente de Panxamaldita. Como las propuestas de revista variaban y eran bastante libres hice distintos experimentos de historietas cortas, incluso una con guion de Godofredo Fink y otra con guion del Capitán Manu.”

También ganaste el concurso Ymir, de Larp Editores, con La torre de las mariposas. ¿De qué se trata la historia? Si bien la historia es autoconclusiva, el final deja una puerta abierta para continuarla, ¿tenés planes de hacerlo?

torre

La torre de las mariposas se publicó en el libro Ymir 2015, de Larp Editores.

“La torre de las Mariposas es una historieta de 28 páginas dibujada en estilo manga -o lo mas que pude acercarme-, que se desarrolla en una especie de ciénaga mágica donde existe una torre hundida donde se encuentran ‘los objetos más bellos del mundo’, y todos los que entran en ella quedan tan obnubilados por la belleza del lugar que se convierten en mariposas. Armé la historia entera para que concursara en Ymir y la dibujé pensando en que después de eso no iba a dibujar más ‘estilo manga’, así que en realidad no tengo intención de continuarla o de usar a la protagonista en otra aventura, pero por ahí en unos años me pega el raye y la retomo, nunca se sabe. Ahora mismo sé que no, porque ya tengo otros proyectos y no es una prioridad.”

Hoy estás colaborando con PurpleBooks y hasta tenés contrato con ellos, ¿cómo te acercaste a la propuesta de Lea Caballero? ¿De qué se trata Fáunica y qué duración va a tener la historia?

faunica-1

Fáunica se serializa de manera semanal en el portal de Purple Books.

“El surgimiento de Fáunica en Purple Books también fue bastante amigable. En el año 2013 los chicos de Purple organizaron su primer concurso de historieta y salí en primer lugar con una historia llamada ‘Cosas de Ema’, sobre una chica que ayudaba a un Hada y ahí empecé a hablar más con ellos. Después, durante el período en que se estaba por publicar el libro de Ymir, estaba pensando en que quería empezar algún proyecto más largo desde cero,  y cuando le pregunté a Lea si estaba la posibilidad de sumarme a Purple con Fáunica, aceptaron.

Aclaro igual que querer desarrollar una historieta larga, y con contrato de por medio, no es una cuestión de caprichos, tanto el editor como la autora, tienen que evaluar sus tiempos de producción y la responsabilidad  que están tomando. En Purple se trabaja de  forma seria, y da mucha tranquilidad cuando sabes que te estás comprometiendo en un grupo de historietistas responsables.

Fáunica, recién lleva dos capítulos terminados y tiene el tercero en producción. Se desarrolla una ciudad distópica, dominada por vegetales y plantas con inteligencia artificial que prohíben el consumo de productos derivados de verduras y frutas. La protagonista, Velvet, es una chica que sufre intolerancia a la carne roja y que comienza a salir por la noche a cazar vegetales para alimentarse, lo cual está prohibido.

2-faunica-013Vamos a trabajar la historia en 5 capítulos y a cerrarlo en un libro autoconclusivo. Una vez que esté editado, vamos a decidir si se continúa o no.”

¿Cuáles son tus planes para el 2017 en el terreno de la historieta?

En principio planeo seguir juntándome a dibujar historietas semanalmente con el Capitán Manu, Gabriel Fiori, Gasti  Latorre y Marce Martínez, que es nuestro ritual motivacional. Después, la idea es trabajar durante todo el año en los capítulos 3, 4 y 5 de Fáunica, además del cuarto tomo de Chilam-Camé, una revista que realizo para la editorial Familia Usaka en México, con eso creo que tengo para no aburrirme durante  todo el 2017. Después, si surge alguna historia pequeña para sumar en algún otro lado, se irá viendo a lo largo del año.

260322_1881313152666_4918362_n1

Etiquetado , , , , , ,

NUEVAS PUBLICACIONES INDEPENDIENTES – PARTE DOS

13770495_10154179702401690_8933631512362196295_nCon el inicio de la Crack Bang Boom el próximo jueves 11 de Agosto, llega la hora de volver a despilfarrar nuestros pobres morlacos en ese lujo oriental que llamamos Historieta Argentina, a la cual estamos unidos no ya por el amor sino el espanto… Será por eso que la queremos tanto… Bueno, basta de robarle a Borges, y vayamos a los bifes, ¿qué comprar y cuánto duele?

13920742_1081085705319181_1504628369970881051_nEmpecemos el recorrido con los amigos. Lo bueno es que esta vez son tantos que habrá que hacer más de una entrada para cubrir todo. Nuestra primera parada es la gente de Rabdomantes Ediciones, el sello rosarino comandado por César Libardi, que amén de producir La Quimera, la revista que cobija a gran parte de lo que fue la AHI Rosario, también se dedica a la tarea de rescate de las grandes obras que el medio independiente de la historieta entregó en los 90 y los 2000. Esta vez, las obras elegidas son Los Hermanos Segelín y Mute.

13950513_10209335610322492_1158920134_oEscrita por Roberto Barreiro y dibujada por Lucas Varela, Los Hermanos Segelín, se publicó en Kapop, uno de los grandes fanzines argentinos de todos los tiempos. En este caso, no puedo ser imparcial, puesto que cuando me enteré que César iba a publicarlo, le pedí escribir el prólogo del libro. Desde acá, muchas gracias a César por haberme dado la oportunidad. Basta decir que mis líneas compiten contra las de otro desconocido, un tal Carlos Trillo. De la historieta no hay mucho que hablar, sólo decir que está llena humor, vigor y frescura. Los Segelín, son dos hermanos exploradores, arqueólogos, caza fortunas, empecinados con la historia, dispuestos a vivir mil aventuras. Roberto Barreriro, un buen escritor, tal vez hizo sus mejores páginas acá, y Lucas Varela, antes de ser archi-famoso, dibujó estas páginas con tanta o más calidad que las que produce ahora. Es un imperdible. Son 80 páginas, en formato 16 x 22 cm, a 120 pesos.

13950503_10209335611922532_2133945129_oCuando, junto a Renzo Podéstá, Damián Connelly regenteaba los destinos del sello independiente Dead Pop, escribió para el lápiz de Gabriel Luque, una historia sobrenatural que mezclaba zombies terroríficos y robots de ciencia ficción por igual, el resultado de aquello fue Mute. Vamos a ir por partes, y a decir lo que es justo, desde lo gráfico este es el mejor trabajo de Gabriel, potente y rabioso, deja atrás los clichés que había mostrado en sus obras anteriores –Asesino 55 y Operación Towertank-, para encontrar un estilo propio y sintético, a dos aguas entre el comic americano y el manga. En resumen, el dibujo es visualmente atractivo. Después está el guión. Connelly, es un escritor polémico, cuyo estilo despierta amores y odios. Uno de sus recursos es contar la parte por el todo, dejando al lector la tarea de inferir la totalidad por sí sólo. Esto tiene como positivo el dotar a la narración de múltiples sentidos, además de generar una sensación de extrañeza que lleva al lector a continuar leyendo en busca de las piezas que faltan. En el caso de Mute, digamos que el guión de Connelly gana por puntos… La historia está bien contada, de modo inteligente, pero hay cosas que pasan y no se explican. Estos cabos sueltos son menores y no hacen a la trama principal, pero están ahí y se ven. Creo que Mute es un gran punto de partida para un universo de ficción que pide ser recorrido, ahí hay mucho más para contar.  De hecho, la segunda parte de Mute, será serializada en la página web de la editorial. A mi juicio, vale la pena. Son 80 páginas,  en formato 15 x 23 cm, a 100 pesos.

Sólo queda por decir, que el catálogo de Rabdomantes es más que interesante. Obras como Cándido, de J. J. Rovella, Orgamastrón de Julio Azamor y el primordial (Bang)Kok de Renzo Podestá, son historietas que jamás van a defraudar. Lo mismo pasa con La Quimera, una revista que mejora número a número, y cuyo número 5 se encuentra en preparación.

12540603_954314611270594_4111539639499967596_nDe Santa Fe nos vamos a Córdoba, para visitar Le Noise y volver a hablar sobre el niño terrible de la Nueva Historieta Argentina, Renzo Podestá, con quien no me han faltado escaramuzas. Le Noise surgió de las cenizas de Dead Pop, del cual heredó la continuación de unas de las grandes historietas argentinas de esta década, El Aneurisma del chico punk, cuyo segundo volumen está anunciado para este año, alrededor del mes de Octubre. Y también, se encargó de compilar la versión integral de Francis, The Dreamer, del chileno Daniel Vega, una obra de difícil acceso, pero de altísimo impacto visual, y que puede descargarse de manera gratuita acá.

wp_tapa_lowRenzo acaba de terminar Warpaint, su última historieta. Ahora, ¿de qué se trata?, dejemos que él nos lo explique: “Me propuse jugar con el género de fantasía heroica, algo que nunca me interesó del todo, excepto cuando era chico. Digamos que subvertí los códigos usuales de esas historias y los traje para mi propio terreno, jugando con un supuesto clasicismo pero viendo si podía ir más allá. Al mismo tiempo, Warpaint, es algo así como una “secuela espiritual” de (Bang)Kok, por la forma en cómo fue producida (en un mes y de modo casi automático) y la manera que tuve de utilizar esos códigos para exorcizar ciertas cosas personales que en la obra aparecen de manera simbólica o transversal. Terminé por darme cuenta que muchos de los esquemas de los relatos épicos como, por ejemplo, la voz en off,  no me atraen demasiado. Por ende tuve que lidiar con la tensión del canon tradicional y lo que yo quería trabajar en el relato. El resultado es Warpaint, la historia de un guerrero que atraviesa la muerte y se interna en un abismo en el que tiene tomar decisiones que lo marcarán para siempre.”

EUP_tapaSoy un admirador del trabajo de Renzo, y creo que Warpaint tiene todo para andar más que bien. Vean sino el preview, que para muestra sobra un botón. Son 84 páginas, en formato 17 x 24 cm., a 120 pesos (precio promocional para la CBB).

La otra mitad de Le Noise es Mariela Viglietti,  que a través del sello ya lleva editados 2 fanzines. El primero de ellos es Eldritch, una antología de historias mudas, que juegan con el horror, lo extraño y lo sobrenatural. Son 56 páginas, en formato 15 x 23 cm., a 70 pesos. El segundo es En un parpadeo, destinado a aparecer en la CBB, son 28 páginas, en formato 14 x 21 cm., a 40 pesos. No he leído nada de ella en papel aún, pero la versión gratuita de Eldritch, me dejó una buena impresión, así que no faltará oportunidad para hacerme de sus trabajos.

13221515_846363398803745_4882504404002143411_nTerminamos el recorrido de hoy en Buenos Aires, con la gente de Purple Books, el sello capitaneado por el prolífico Lea Caballero y coordinado por Mariano Sciammarella. Los muchachos acaban de sacar una nueva antología, Purple Comics 2016, donde reúnen a los ganadores del Concurso de historietas 2015. El libro está editado de manera impecable, y resalta ante todo en la parte gráfica, el nivel de dibujo es superlativo. En cuanto a los guiones, hay algunos que destacan de la media. La larga y ambiciosa historia de Madhawk, a cargo de la dupla de directores, Sciammarella y Caballero, es potente y emotiva, y juega con las convenciones del comic americano y del manga japones por igual, y propone el tono general del libro, aventuras y más aventura.  Las 4 páginas de Camino al Valhalla, sobre todo destacan por el dibujo de Pablo Ayala, al que solo cabe definir de impresionante. Guido Barsi, un escritor por lo general ligado a los géneros del terror y el horror, se adentra en el costumbrismo para contar historias de amigos y relaciones amorosas, para el lápiz de Mauro Sanchez, en El Cafecito. Uzuros, de Federico Dalman, es una entretenida historia de fantasía heroica, tal vez resuelta muy rápido. Las reglas del negocio, es una de narcos, donde todos son malos, bien contada por Schamber, y con interesantes dibujos a cargo de Dall’o. En sí, el libro funciona, y dura en la mano más de un día, lo que no es poco. Son 112 páginas, en formato 17 x 24, al precio de 150 pesos.

Y eso es todo por hoy, mañana la seguimos con otros amigos!

 

Etiquetado , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: