César Libardi: Memorias de un rabdomante

cesar

César y parte de su catálogo.

César Libardi no solo es guionista, sino que, al igual que todos aquellos que se dedicaron a la historieta en los 90, también es autoeditor. Y así como fue uno de los motores detrás de la AHI Rosario, hoy lleva las riendas de Rabdomantes Ediciones, una de las nuevas editoriales de la escena independiente argentina, con la que lleva a cabo un doble trabajo, tanto de fomento de la historieta, en especial desde Quimera, una antología que reúne a muchos y muy buenos artistas, como de rescate, reeditando y poniendo en valor las grandes obras que la Historieta Subte supo conseguir.

Fecha de nacimiento, edad, y cuándo hiciste tu primera historia

“Nací el 5 de mayo del 79 y tengo 37 años. No soy de dibujar, soy más del palo del guion. Mi abuela me enseñó a leer y a los cuatro años ya leía historietas. Por esa misma época, recuerdo que venían unas hojitas, que tenían unos stickers transferibles con diferentes motivos: el espacio, el fondo marino, un paisaje de western, etc. Estaba enloquecido armando historias con esas hojitas, juntaba varias y las pegaba tipo pergamino, luego las desplegaba y armaba aventuras. De ese acercamiento lúdico surgieron mis primeros relatos.”

¿Tenés estudios formales de historieta? Si es así, ¿con quién estudiaste? ¿Cuáles son tus influencias literarias y artísticas a la hora de hacer historietas?

dopple1

Números 1 y 8 -primero y último- de Dopple Charasca, el fanzine con el que César se inició en la autoedición.

“La formación que tengo es autodidacta, lecturas y amistades del mundo de la historieta. Soy de leer un poco de todo, siempre tengo una pilita de libros en la mesa de luz. Ciencia ficción, policiales, historias de guerra, terror, teoría y narrativa actual. También material de Internet, aunque la lectura digital me resulta fugaz; en cambio, lo que leo en papel lo recuerdo de manera viva.

Respecto a las influencias cambian con el tiempo, actualmente diría que Roberto Bolaño, Osvaldo Soriano, Alan Moore, Warren Ellis, Grant Morrison y Philip K. Dick.”

¿Cuál fue el primer fanzine del que participaste? ¿Y cómo se desarrolló tu trayectoria hasta hoy?

“Empecé con Dopple Charasca en 1996. Lo hacíamos a dúo con Román Vignolo y un grupo de amigos que colaboraban con notas y dibujos. Teníamos una 486 y una impresora Epson 800, entonces imprimíamos, recortábamos y pegábamos las imágenes. El armado de la maqueta era artesanal y luego iba a la fotocopiadora. Al poco tiempo surgió la AHI y gran parte de lo que hice fue dentro de ese colectivo.”

cf-80a

CF – 80, otro de los fanzines editados por César, luego de Dopple Charasca.

Esta pregunta da para largo, pero es necesaria. ¿Qué recuerdos tenés del AHI Rosario y cómo era la dinámica de trabajo del grupo? ¿Tenés idea de cuántos fanzines lanzaron en todos esos años? También, ¿qué recordás del evento Leyendas?

“La semilla de la AHI Rosario surgió dentro del Encuentro de Revistas Independientes, un evento que organizó Ernesto Torres en la facultad de Comunicación de Rosario, sería invierno de 97. El me llama para participar, y ahí conozco a gran parte de los que luego serían los incondicionales de la ‘AHI Ros’.

Ese mismo año, en el Fantabaires, se forma la AHI Nacional y los que estábamos presentes armamos la sede rosario. Nos reuníamos en la Biblioteca y Archivo Histórico Social ‘Alberto Ghiraldo’ todos los sábados a la tarde. Había una absoluta horizontalidad y la toma de decisiones se hacía por consenso. Varias de las cuestiones que se discutían: creación, impresión, difusión y distribución del material eran tópicos recurrentes. También se armaban talleres internos donde se compartían aprendizajes y experiencias.

De 1997 al 2013 deben haber surgido unos 60 fanzines bajo el sello de la AHI Rosario. Siendo la etapa más prolífica la de 1999 al 2008. Y esto no es casual y me lleva a la otra parte de la pregunta, el evento que -en conjunto con Milenario Comics y la Municipalidad de Rosario- llevamos adelante durante 10 años: Leyendas.

página 5 rn2 cap2

Rosario Nocturno, tal vez el trabajo más relevante de César como guionista.

Leyendas surgió de una reunión que tuvimos con Ernesto Torres, Alejandro Radeff y Walter Koza. La idea era tener en Rosario un evento de historietas que representara y aglutinara a los talentos de la región. Además desde un primer momento se pensó en sumar a los clubes de ciencia ficción, los jugadores de rol y los grupos de cosplay. Todos grupos que estaban bastante huérfanos y mal vistos por esos años, por lo menos, esa era la sensación imperante.

Llevamos la idea a Chiqui González que en ese momento fue quien nos abrió la puerta del CEC, luego del visto bueno tuvimos fecha y armamos la convocatoria. Al ser varios nos organizamos en comisiones: Prensa y difusión, Traslado y alojamiento, Invitados, Stands y seguridad. Me sorprende, con el paso de los años, ver que logramos funcionar como un verdadero grupo de trabajo sobre el evento.

Además, todos nos poníamos a preparar material en nuestros fanzines para llevar al evento. La AHI no surgió en Leyendas, pero se cohesiono como grupo y se articuló alrededor del evento por los siguientes 10 años. Luego del último Leyendas, la AHI Rosario no saco ningún material nuevo. Participamos en la CBB los tres primeros años y se pensaban proyectos para editar pero no llegaban a concretarse. Es dentro de este contexto que empieza a rondarme la idea de armar un nuevo proyecto.”

¿Cómo nace Rabdomantes y con qué propósito? ¿Cómo ha sido la experiencia hasta ahora? ¿Qué recepción tuvo Quimera?

una-quimera-en-tu-ventana-01

Quimera N° 1, la primera publicación de Rabdomantes Ediciones.

“En principio Rabdomantes nace con la idea de traccionar creativamente a todos los que seguíamos estando en la AHI. De esa idea primigenia, la editorial se abre a publicar material de autores de todo el país. Actualmente Nicolás Zuliani, OsoZeth y José Ballester son parte del grupo de trabajo de la editorial. Es una experiencia de aprendizaje continuo, y uno está permanentemente pensando en estrategias para poder llevar más material al papel. Además, tengo la posibilidad de conocer e incluso entablar amistad con artistas que personalmente admiro mucho. Es en gran parte una tarea pulsional, no concebiría editar historietas a desgano.

En este momento, Rabdomantes forma parte de Asedio, que es un colectivo formado por Fog of War y Ouroboros Ediciones. Somos tres editoriales rosarinas que nos agrupamos para afrontar la difusión, la distribución y la presencia en eventos de nuestro material de mejor manera.

quimeras-1

Números 2, 3 y 4 de Quimera, siempre con tapas impactantes.

Quimera es una antología de autores e historias que funciona como plataforma de difusión. La respuesta de los lectores en la medida que fuimos abriendo el juego a otros autores fue de menor a mayor. Hay mucho prueba y error en Quimera, siempre busco mejorar o al menos hacer errores diferentes en cada número que sale.”

Desde Rabdomantes llevás a cabo una tarea de rescate sobre aquellas obras que desde el medio independiente que dejaron una marca en los lectores: Cándido, de J. J. Rovella; (Bang)kok, Orgamastrón, de Julio Azamor; de Renzo Podestá; o Los Hermanos Segelin, de Roberto Barreiro y Lucas Varela, están entre ellas. ¿Cómo surgió la iniciativa? ¿Cómo percibís a los autores al enfrentarse a trabajos de hace 20 años, y también, cuál es la respuesta del público?

reencuentro-1

Bang(kok) y Cándido, parte de la colección Reencuentro.

“La colección Reencuentro busca rescatar ese material, que durante mediados de los 90 y principios del 2000, demostró que la historieta no se iba a dejar llevar puesta, a pesar de la desaparición de las grandes editoriales y la ola de material importado que ingresaba al país. Todos autores que actualmente están trabajando de forma profesional, y que ya en esas tempranas obras empezaban a mostrar gran talento. A mí, particularmente, me inspiraron a leer más material de autores locales. Por suerte todos miran con cariño esos primeros trabajos, eso no impide que algunos autores han realizado retoques mínimos e incluso agregado material inédito a las recopilaciones, sumándole un valor extra.”

¿Cuáles son los planes de Rabdomantes para el 2017?

“En este primer trimestre sacamos Quimera #5, que ya está en preventa.

quimera-5_2b

Quimera N° 5, con ilustración de Salvador Sanz.

También, El Sueño es Eterno, dibujado por el Gordo Mario, un librito blanco y negro, de tintes oníricos pesadillescos.

Para abril la primera tanda de libros de Ojo Eléctrico publicados en conjunto con Atmósfera Editorial.

Psicocandy cortesía de Brondo/Connelly

Kirk Vulcano del doblete Belgradi/Connelly

Paint it Black de la dupla Cannessa/Barbera

Hacia mitad de año, se viene El Hombre Primordial, con guiones de Mauro Mantella y dibujos de Germán Erramouspe. El material fue publicado originalmente en Bastión y todavía no tenía tomo recopilatorio. La historia es un combo explosivo: Superhéroes + religión + Nietzche + posmodernidad.

Después, llegando septiembre está MUTE Vol.2, con ese monstruo del dibujo que es Gabriel Luque y el titán Damián Connelly en el guión. Y hay más libros en pista, que iremos revelando durante el año.”

10344769_701131176647971_341420307075066327_n-a

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Un pensamiento en “César Libardi: Memorias de un rabdomante

  1. Román dice:

    Un verdadero referente de la historieta en Rosario, tiene una coleccion que respalda su lectura, sus charlas y su gusto para editar. Una trayectoria hecha a pulmón a lo largo de los años impecable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: