Apocalípticos y autoeditados: ¿Qué es hoy un fanzine de historietas? (1)

Introducción

Scan-150502-0001bSi preguntásemos en qué se diferencia un fanzine de una revista comercial, podríamos tener respuestas de lo más variadas. Muchas de ellas sonarían algo así como: un fanzine está fotocopiado y la revista no; o un fanzine se hace gratis y la revista no; o un fanzine no es tal si va a imprenta; o en un fanzine los dibujos son malos y así. Nadie parece saber a ciencia cierta qué es un fanzine ni cómo definirlo, aunque todos creen poder identificar uno a simple vista.

En el terreno de la Historieta Argentina, hasta Agosto del año 2000 -fecha del cierre histórico de Editorial Columba-, la división entre fanzines y revistas comerciales era más bien sencilla. Un fanzine era cualquier revista que no podía conseguirse en el quiosco.

El cierre de Editorial Columba marca, en la práctica, la desaparición de la Historieta Argentina como industria y el fin de lo que se conoció como Escuela argentina de historieta.

Scan-150502-0003bLa producción de historietas en nuestro país tuvo un conjunto de rasgos estéticos característicos que, por lo general,  la hacían identificable a los ojos de los lectores, los editores y la crítica especializada. De la misma manera que existía una escuela norteamericana, o una escuela francesa, había una escuela argentina.

Pero, las características estéticas de nuestra historieta no surgieron por azar, sino que, por el contrario, fueron producto de las condiciones de producción que la industria imponía a los artistas.

A nivel literario, la calidad de los argumentos permitió que la producción argentina sea asimilada a la corriente de historieta adulta en auge en Europa entre las décadas del ’60 y el ’80. Los guionistas argentinos siempre fueron un grupo reducido, lo que llevó a estos pudieran hacer su aprendizaje en el tiempo sin que les faltase trabajo, hasta alcanzar un nivel y trayectoria artística de importancia, junto a un público que se mantuvo fiel y creció a la par, para por fin encontrarse escribiendo historias complejas con aspiraciones mayores que el simple pasatiempo.

Nisbi.-.4.Bits.-.0000A nivel artístico, los dibujantes argentinos tuvieron una composición de página dinámica, apoyada por un potente juego de contraste de luz y sombra. Por necesidad, los artistas debieron adaptar su producción para que ésta pudiera ser apreciada en revistas impresas en papel de mala calidad con tintas empastadas, donde casi no había lugar apara el color, excepto en las tapas.  Ante la imposibilidad de trabajar tonos de grises y de usar un color apropiado, la historieta argentina de definió por el claroscuro.

Cuando la industria desapareció, también lo hicieron sus condiciones. Los nuevos guionistas ya no tuvieron la oportunidad de hacer su aprendizaje mientras publicaban y producían por encargo, ni los dibujantes debieron ya adaptar su trabajo a las condiciones en que éste  era publicado dentro de nuestro país.

Scan-150502-0002bA partir del 2002, cuando la Argentina empezó a recuperarse tras su mayor crisis económica, la escena editorial comenzó, también, a reestructurarse. Así, la historieta independiente, aquella que se movía en las arenas de la producción de fanzines , cobró un impulso inusitado y se expandió para cubrir el espacio vacío. Muchos proyectos artísticos que habían adquirido trayectoria y nivel artístico a través de los años, mutaron, entonces, en proyectos más profesionales. El nuevo panorama, sería denominado más tarde como Nueva historieta argentina.

En la actualidad, la principal batalla que enfrenta la producción de historietas se da en términos de sustentabilidad económica. Una vez más, son las condiciones de mercado, las que definen las dinámicas de la nueva corriente.

Los artistas surgidos de la escena independiente han hecho su experiencia con la libertad de publicar lo que deseaban, por lo que, en gran medida la nueva oferta editorial está poblada por trabajos auto-publicados, donde el editor es también, al menos en parte, el artista que publica. Es así que la figura del editor tradicional que aplica un criterio comercial y una selección temática o estética casi ha desaparecido.

ChessMastersLos nuevos artistas están influenciados por lo que consumieron en su formación como lectores, así los nuevos trabajos se muestran influenciados no sólo por la estética de la tradición argentina, sino -y en mayor proporción-  por el manga y el cómic americano. En cuanto a lo literario, el número de guionistas se redujo aún más, en detrimento de la aparición del artista integral, que se hace cargo del guión y el dibujo por igual.

Las nuevas tecnologías permiten una impresión de calidad, por lo que el uso de  grises y colores se hizo habitual, así el claroscuro característico de la producción argentina ha ido desapareciendo gradualmente. También, ante un mercado de consumo más pequeño, los formatos de las publicaciones se redujeron para aliviar los costos de impresión.

Scan-150502-0005bMuchos de los nuevos proyectos, si bien ensayan aventuras comerciales, no abandonan los terrenos de la independencia. Aparecen entonces, editoriales mixtas que hacen fanzines y publican libros, revistas con distribución exclusiva en negocios especializados, libros con tiradas pequeñísimas que se distribuyen en los quioscos, o antologías que van a concursos de pre-venta e impresión por demanda. Todo vale a la hora de publicar.

Si a esta situación, agregamos que el sector editorial atraviesa un tendencia hacia la reducción de las tiradas medias de los ejemplares impresos y a la diversificación y/o multiplicación de los títulos publicados, la línea entre lo comercial y lo independiente comienza a desvanecerse. Hoy, la división entre fanzines, publicaciones independientes y revistas comerciales es una tarea difícil. En dónde terminan unos y comienzan otros  es la pregunta.

Para poder sacar una serie de conclusiones que ayuden a definir qué es qué, en una escena que se diversifica y evoluciona de una manera constante, necesitamos  saber:

  • Primero, cómo nace el fanzine y cuál es su desarrollo en su país de origen, EE.UU.
  • Segundo, hacer una revisión cronológica de los métodos de impresión y producción utilizados por los editores independientes
  • Tercero, repasar el movimiento de publicaciones independientes en Argentina.

A partir de la próxima entrega, entonces, veremos cómo surgen los fanzines en el país del norte y como éstos influyeron en la cultura de consumo.

*Gracias a Roberto Pulitano por la ayuda con la edición del texto.
*Publicado en simultáneo con Zinerama.
Anuncios
Etiquetado , , ,

8 pensamientos en “Apocalípticos y autoeditados: ¿Qué es hoy un fanzine de historietas? (1)

  1. Hace dos o tres años tenía una idea definida (y hermética) de lo que era un fanzine. No sé si crecí (envejecí, eso sí). Ahora la idea es se complica al delimitarla, se escinde en posibilidades igualmente válidas. Me gustaría que las publicaciones autogestivas sean de tal o cual manera, pero la verdad es que, si unas personas la quieren obrar de una manera diferente a mis expectativas… ¡está re bien! ¡Por algo eligen hacerla sin nadie que les diga cómo! ¡Por algo nadie me consulta!

    Hay (creo que hay) quien piensa que la historieta debe masificarse y hacerse lo más accesible posible (pochoclo). Generar nuevos lectores (guita). Qué sé yo. Depende qué se quiera decir, a quién. Para mí, el fanzine tiene algo personal que no tiene una revista que se vende en el kiosco. La meta de una revista, creo, es “sonar en la radio / para ganar mi primer millón”.

    Entiendo que alguna gente aspire a eso, a sacar un libro lindo que pueda venderse en Yenny/El Ateneo. Puede ser tal libro la compilación de diez años de fanzine… ¿pero ese libro será susceptible de ser considerado como un fanzine, conceptualmente? Quizá sigo pensando que el lujo es vulgaridad. No sé. Aunque el mismo libro se lo puedas comprar al autor en un Dibujados o en una librería a un dependiente, a mi me tira decir “Hostias, este tío está forrado, ¡coño! Mirad el satinado, ¡mola mogollón! ¡Y que lacre sectorizado tan cojonudo!” Finalmente añadiría “Lástima estos dibujos gafapastas.”

    Las razones para autoeditarse pueden ser diferentes a priori. En principio, se me ocurren dos, irreconciliables:

    1- Es sólo hasta que consiga a alguien que lo haga pipí cucú. La fama, la trascendencia. La inmortalidad de mi obra. ¡Angulemè^!

    2- Me es más cómodo hacerlo yo, sin nadie arriba o en el medio. No me importa si no queda pipí cucú. No me importa la desaparición cósmica de mi vida y sobras, mi zozobra. Nada es para siempre, chaval.

    • Estimado: Como lo ha señalado un anónimo en algún blog de los suyos, tiende a confundir la inmortalidad con la ausencia de propósito. Cómo si lo efímero de algo justificase ese algo. Claro, el que nada más tiene un momento por vivir, nada tiene que caretear.
      Los finales felices no tienen historia.
      Habrá también quien objete que la vía del fansín sea utilizada como si de un trampolín a la masividad se tratase. ¿Y qué con eso? No tienen tus ojos ni te hablan a vos. Habrá quien pretenda lectores y habrá quien pretenda consumidores, compradores para su producto.
      Más infrecuentes, pero los hay, son quienes pretenden generar un código “para divertir a los que están en la pomada”. A veces tan escasa es esa pomada como lo es una isla en la que sólo caben dos náufragos.

      Porque las cosas que nos dan risa, a casi todos los otros les parecen “marchitas y ombliguísticas”. Está muy bien.

      Lo que sí, si esa isla tiene una palmera, lo podemos llamar a Gonza. Nadie como él para confirmar nuestros juicios categóricos sobre las cosas que nos dan risa.

  2. NN dice:

    A mí me surge una incógnita. Autores como los de Términus o los chicos -Niños- de Ultramundo ¿Concibieron o consideran a su producto como un fanzine?¿La futura “Revista Kirk!” (no “Fanzine Kirk!”) será un fanzine?¿Esto incide en la forma en que debemos definirlos –si es que deben ser definidos-?¿Los fanzines habían surgido en EEUU (pensé que su génesis había sido en Inglaterra, en torno al punk, pero nunca lo investigué realmente)? ¿Qué considera Gonzalito que es un fanzine y cuál le gusta a él (y lo digo con genuino interés)? ¿Estas dudas serán despejadas en futuras entregas de esta serie de artículos?
    El otro día en el acto del 1° de Mayo de la FORA (en dónde pueden comprarse por lo general los Chiens) adquirí unos punk-zines que no tienen punto de comparación con los ejemplos que mencioné –y no lo digo sólo porque no sean mayoritariamente de historietas- lo que me hace –como mínimo- compartir las dos posiciones irreconciliables que plantea Don Prósperi. Los fanzines por elección y los fanzines por mera coyuntura. Inclusive, es difícil poder designar dos productos tan diferentes con la misma palabras.
    Espero atento las futuras entradas.

    Salud.

  3. Juanito dice:

    Bueno, bueno, bueno… Pero que bonito posteo el que has subido Juliancito. A riesgo de apresurar mi dictamen y sin antes leer la segunda parte de tu “ensayo” y con creo merecidas reservas me dispongo a subrayar algunas cosas que escribes aquí que me parecen dignas de ser subrayadas y con resaltador color amarillo fluo.

    “un fanzine está fotocopiado y la revista no; o un fanzine se hace gratis y la revista no; o un fanzine no es tal si va a imprenta; o en un fanzine los dibujos son malos y así. Nadie parece saber a ciencia cierta qué es un fanzine ni cómo definirlo, aunque todos creen poder identificar uno a simple vista.”

    1) Creo que allí amigo… estas simplificando y destartalado a su mas rudimentaria, básica y vulgar expresión la idea de por que aquellos parámetros pueden ser tomados en cuenta para identificar o clasificar a una publicación como Fanzine. Lo que creo que haces es ridiculizar una posición para poder enarbolar tu particular acepción de lo que es un Fanzine. Y si pa´… como queres que te lo diga?? No podes poner unas frases tan categóricas y rudimentarias, como salidas de la boca de un deficiente mental y establecerlas como el paradigma de lo que un vago que no esta de acuerdo con vos piensa, eso es sobre simplificar el argumento y es una táctica muy baja que se utiliza en dialéctica para convencer al jurado de lo que uno dice es la puta ley y dejar como un gilipollas al otro. No conozco a naides por estos lares que pueda definir de forma conclusiva que coño es un Fanzine y mucho menos como para identificarlo a simple vista, yo si puedo hacerlo gracias a años de estar embarullado en este mondongo y de haber publicado columnas por aquí, por allá y por aculla en Fanzines, revistas y periódicos, no me considero un critico por que no me gusta la palabra, suena feo, mas feo que pegarle a la madre. Y lo que pones en ese parrafillo suena feo también, como comer mierda descalzo.

    “En el terreno de la Historieta Argentina, hasta Agosto del año 2000 -fecha del cierre histórico de Editorial Columba-, la división entre fanzines y revistas comerciales era más bien sencilla. Un fanzine era cualquier revista que no podía conseguirse en el quiosco.”

    2) Esta es una pasada, o sea que cualquier revista que no se conseguía en el kiosco era un Fanzine?? me pregunto donde coño compras vos las revistas Julian, yo cuando voy al kiosco solo consigo cigarrillos (pitillos) y alguna que otra ves un condón o FORRO como la Papa frita Acorssi… le suele llama. La verdad ni puta idea de que estas hablando chabal, por que quizás yo no estaba en Argentina antes del 2000 y en Malaga lo único que puedes conseguir en un quiosco (que es bien diferente a los de aquí) es una paleta de helado. Pero ponle que si…. que hay cosas que se consiguen en el kiosco, (a lo cual debemos agregar (librerias, disquerias, la casa de un amigo, revista hallada entre la maleza y cubierta de olor a afrecho y un largo etc…) Si un chabon le pinta imprimir 5000 ejemplares de su Tveo en una imprenta indurtrial con formato tapa dura, papel satinado a color y dibujado por él mismo al mejor estilo André Jean Pierre Julliard y se pone a venderlo por amazon todos deberíamos considerarlo Fanzine?? debo agregar que el vago este André, hizo una historia costumbrista al estilo la telenovela “Los Graduados de canal once” en lo que luego se baso la serie homonimia.

    Bueno os dejo espero que espabiles para la segunda parte.

    Pd: Para NN, si tio, si, la snifing glue era un fanzine y habian Fanzines antes de ese Fanzine y no empezaron en EE. UUSA, Pero deja que el Julian me haga reír otro poco en su segunda parte.

  4. El otro día me acordé de esta canción: https://youtu.be/AnWV5EpF54w

    Este es el camino
    donde todos buscan algo
    yo soy mi destino
    porque creo en lo que hago

    La vida modelo
    es un gran supermercado
    Vos podés ser libre
    vos podés ser dominado
    es tu decisión
    quizás lo mejor llegó.

  5. NN dice:

    Jo’er Tío, que la Kirk! actualizó el blog y ya hay polémica, mecagoendiós….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: