El Dios

El.Dios.ab

Ayer hablaba de las tapas de Columba y recordaba a su portadista más famoso, Alfredo De la María, qué dejó con su arte una marca de fuego. Para ser más claro, ver una portada de De la María es ver una revista de Columba. Por supuesto, él también trabajó para otras editoriales, como Record. Y por supuesto, Columba también tuvo otros portadistas, Ricardo Villagrán, Lucho Olivera, Gianni Dalfiume y, en los últimos tiempos, Enrique Zambrana.

Hace ya casi 20 años atrás, cuando la Historieta Argentina comenzaba a morir definitivamente, Columba tuvo ese vuelco extraño hacia modas y corrientes de la historieta que ya habían caducado. Cuando en 1994, la editorial comenzó a comprar otra clase de material para ofrecerle a sus lectores, los lugares desde donde tomó ese material, ya habían fracasado en parte.

Fueron épocas extrañas. Se republicó material de Trillo y Saccomano, inédito para Columba, pero que ya había aparecido en Puertitas a la aventura, el emprendimiento editorial que ambos habían intentado unos años antes. Hubo material que llegó a publicarse en simultáneo con Skorpio, la publicación insignia de Ediciones Record, tal es el caso de Sin Trucos Para La Muerte, de Slavich-Fernández. Y no sólo eso, también se compraron series extranjeras como XIII,  de Van Hamme y Vance -adaptada para la ocasión por Armando Fernández, tenaz colaborador de la editorial-, o Lobo solitario y su cachorro, de Kazuo Koike, entre otras. Incluso, la editorial licenció franquicias de Marvel, como los X-Men,  y hasta llegó a hacer algunos micros publicitarios en la televisión abierta. Fue una época anárquica, donde los proyectos se anunciaban, comenzaban y no se concluían.

Ad.1b

Los cambios de rumbos incesantes, desorientaron a los lectores, que vieron desaparecer de la grilla de sus revistas a sus autores de toda la vida, para ser reemplazados por propuestas diferentes. No vamos a juzgar las calidades artísticas del material que Columba ofrecía. Sí vamos a ir a los datos estádisticos, desde los ’60 Editorial Columba era la dueña del mercado de historietas en la Argentina. Si en su mejor momento Fierro, llegó a vender 25.000 ejemplares, Nippur Magnun vendía 110.000. Cuando Skorpio cerró su periplo en el ’96, su tirada rondaba los 2000 ejemplares, Columba aún se las arregló para subsistir otros 5 años más, a razón de editar 11 revistas por mes.

Hoy sabemos que, el haber comprado material que circulaba en sectores de consumo más reducidos, con menor cantidad de lectores, no ayudó a impulsar sus publicaciones, sino, todo lo contrario.

Pero, inclusive en medio de todo ese caos, que en la década del ’90 significó la desaparición de la historieta como industria cultural en la Argentina, aparecieron algunas “joyas”, historietas que quedan en la memoria. La historieta se iba para siempre y dejaba autores curtidos de profesionalismo, capaces de hacer historieta bien escrita y bien dibujada.

 Los ’90 nos dejaron, entre otras cosas, dos duplas creativas de alto vuelo. Una, es el omnipresente támden Mazzitelli- Alcatena, que desde las páginas de Skorpio, dejaron dos obras seminales, Travesía por el laberinto y Acero Líquido. La otra, es Ferrari – Capristo, de larga colaboración para el mercado italiano, y que aquí, en la revista D’artagnan, mostró lo que era capaz de hacer con El Dios.

El.Dios.bb

Los 6 capítulos de El Dios bastan para ponerla entre una de las mejores obras editadas alguna vez en nuestro país. Aparecieron en entre Febrero y Abril de 1994 -las revistas de Columba tenían periodicidad quincenal-; abajo se puede ver el detalle de los capítulos según orden de aparición:

#Guión
#
Episodio
Revista
Fecha
No tiene
1
La llegada
D’artagnan Color Súper Album 144
02 / 94
20-115
2
El primer creyente
D’artagnan Todo Color 154
02 / 94
20-116
3
El shogun
D’artagnan Color Súper Album 145
03 / 94
20-139
4
La criatura interior
D’artagnan Todo Color 155
03 / 94
20-147
5
El mar y sus dueños
D’artagnan Color Súper Album 146
04 / 94
20-148
6
El dios
D’artagnan Todo Color 156
04 / 94

El.Dios.2b

El Dios es una mezcla de sub-géneros de Ciencia Ficción,  Steampunk en un futuro distópico y post-apocalíptico. En un mundo donde las máquinas dejaron de funcionar hace mucho y la humanidad sobrevive con modos y costumbres propios de épocas anteriores a la Revolución industrial, un robot alienígena cae desde el cielo para volver a poner en marcha el mundo. El melancólico final es una ejercicio de elipsis formidable.

Ferrari, maneja los hilos de la narración con soltura y se toma su tiempo para contar aquello que debe ser contado. Capristo, un dibujante siempre en evolución, muestra la influencia del manga en su narrativa, pero su trazo, si bien dinámico, se mantiene clásico. Una mención aparte merece el tratamiento del color, que es excepcional; resulta raro decir esto hablando de Columba, pero aquí es una infrecuente realidad que merece destacarse.

Pueden descargar El Dios, desde aquí, o desde la página de descargas. La digitalización pertenece al grupo Woodiana, a quien debemos agradecer el hacer posible que mucho material argentino no se pierda ni desaparezca para siempre.

Comencé esta entrada y la anterior recordando tapas y portadistas… Con mis 14 años de aquel entonces, cuando leí El dios, quedé fascinadoEra un mundo nuevo, sugestivo y atrayente… En su momento lo abracé por completo. Una de esas revistas, con Nancy,  dibujada por Capristo, en la tapa, estuvo exhibida por años en mi biblioteca.

En fin, ya no queda más para decir, excepto que… Columba, esas tapasy esas historietas

El.Dios.1b

Anuncios
Etiquetado , , ,

4 pensamientos en “El Dios

  1. Zambrano dice:

    me lo vendiste! descargando…

    • julianblas dice:

      No te vas a arrepentir!

      • Zambrano dice:

        Entre esto y el golem, no comprendo como Ferrari no tiene mucha mas fama. Realmente excelente, la unica pena el coloreado. Ojalá alguien rescate esto y lo reedite recoloreado o en blanco y negro. Gracias por el excelente aporte!

      • julianblas dice:

        Me alegra que te haya gustado! El final que escribe Ferrari es impecable; y sí, es medio injusto que entre esto y el Golem no se lo reconozca como se debe.
        A mí el color me gustó, creo que es porque en comparación a los colores planos que usaba Columba, esto es muy superior, aunque no deja de ser polémico, lo reconozco. Jajaja!
        Abrazo, Pablo, seguimos en contacto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: